El par­ti­do no es­tá en la lo­na; tie­ne mu­cho fu­tu­ro

El as­pi­ran­te a la di­ri­gen­cia na­cio­nal del Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal re­cha­za que el pre­si­den­te An­drés Manuel Ló­pez Obra­dor le ayu­de pa­ra li­de­rar al par­ti­do; en los te­mas del tri­co­lor de­ci­den los priis­tas, sos­tie­ne

El Economista (México) - Los Políticos - - ELECCIÓN EN EL PRI - Por Lidia Aris­ta Foto Hu­go Sa­la­zar lidia.aris­[email protected]­co­no­mis­ta.mx @ali­to­mo­re­noc

El Par­ti­do Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal (PRI) atra­vie­sa por una cri­sis; sin em­bar­go, no es­tá ni en la lo­na ni aca­ba­do. Es una fuer­za que go­bier­na 42 mi­llo­nes de me­xi­ca­nos, que hoy es­tá en bus­ca de trans­for­mar­se pa­ra ser una opo­si­ción fir­me y pa­ra vol­ver a ga­nar elec­cio­nes, ase­gu­ró Alejandro Mo­reno Cár­de­nas.

El as­pi­ran­te a la di­ri­gen­cia na­cio­nal del PRI sos­tu­vo que esa fuer­za po­lí­ti­ca fun­da­da el 4 de mar­zo de 1929 tie­ne mu­cha his­to­ria, pe­ro mu­cho más fu­tu­ro, por lo que hoy es mo­men­to de tra­ba­jar en la cons­truc­ción del par­ti­do po­lí­ti­co del si­glo XXI.

“El Par­ti­do Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal no es un par­ti­do pequeño, no se equi­vo­quen quie­nes quie­ren mi­ni­mi­zar­lo, por­que go­ber­na­mos a más de 42 mi­llo­nes de me­xi­ca­nos en 12 es­ta­dos del país y más de 570 mu­ni­ci­pios”.

El también go­ber­na­dor de Cam­pe­che, que tie­ne co­mo compañera de fór­mu­la a ex dipu­tada Carolina Vig­giano, ex­pu­so que es mo­men­to de que el PRI co­mien­ce a co­rre­gir to­do aque­llo que lo da­ñó y que sa­que el ca­rác­ter pa­ra trans­for­mar­se, y po­co a po­co to­me el papel de opo­si­ción fir­me fren­te al par­ti­do en el go­bierno, Mo­re­na.

En ese sen­ti­do, des­ta­có que el par­ti­do de­be re­to­mar sus orí­ge­nes, en­ca­be­zar las demandas de los ciu­da­da­nos y so­bre to­do, com­ba­tir la co­rrup­ción.

So­bre la ver­sión de que el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, An­drés Manuel Ló­pez Obra­dor, es­tá apo­yán­do­lo pa­ra lle­gar a la di­ri­gen­cia na­cio­nal del par­ti­do, afir­mó que “el PRI es un par­ti­do que ha trans­for­ma­do a es­te país, no­so­tros res­pe­ta­mos al pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca por­que es el ti­tu­lar del Po­der Eje­cu­ti­vo, pe­ro en los te­mas po­lí­ti­cos de nues­tro par­ti­do y del PRI de­ci­den los priis­tas”.

So­bre la cam­pa­ña, Alejandro Mo­reno acu­só a Ivon­ne Or­te­ga de di­vi­dir, ata­car y de­nos­tar a los priis­tas, e in­clu­so en el de­ba­te del 17 de ju­lio la se­ña­la­ron de ha­ber de­ja­do al par­ti­do cuan­do más se ne­ce­si­ta­ba.

“Cuan­do el PRI más te ne­ce­si­tó en el pro­ce­so elec­to­ral 2018, en el más com­pe­ti­ti­vo, nos aban­do­nas­te, nos de­jas­te so­los, te fuis­te a vi­vir a Lon­dres los úl­ti­mos cua­tro me­ses de la cam­pa­ña pre­si­den­cial. Tú no quie­res al PRI ni quie­res a los priis­tas. Así no, Ivon­ne”. y trans­pa­ren­te, de­bi­do a que se­rán los 6.7 mi­llo­nes de mi­li­tan­tes del Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal los que de­ci­dan a quién quie­ren de di­ri­gen­te.

Pa­ra el también ex­dipu­tado fe­de­ral, el fu­tu­ro del Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal es ser un par­ti­do de cen­tro-iz­quier­da pro­gre­sis­ta, que re­to­me las ban­de­ra de apo­yo pa­ra los más des­pro­te­gi­dos, pe­ro también pa­ra quie­nes ge­ne­ran riqueza y em­pleo en Mé­xi­co.

Plan­teó que uno de los re­tos del par­ti­do es apro­ve­char la opor­tu­ni­dad que le es­tá dan­do Mo­re­na de vol­ver a ser op­ción pa­ra los me­xi­ca­nos.

“Mé­xi­co no so­por­ta más ocu­rren­cias y por eso el PRI de­be ser un par­ti­do de opo­si­ción, ap­to pa­ra cum­plir su res­pon­sa­bi­li­dad an­te la na­ción”.

El Par­ti­do Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal no es un par­ti­do pequeño, no se equi­vo­quen quie­nes quie­ren mi­ni­mi­zar­lo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.