PÓLIZAS OBLI­GA­TO­RIAS

DE 4,000 PE­SOS PO­DRÍA SER LA MUL­TA POR NO CON­TAR CON ES­TE TI­PO DE CO­BER­TU­RA FI­NAN­CIE­RA

El Economista (México) - Previsión - - PORTADA - AL­BA SER­VÍN al­ba.ser­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

A par­tir del 1 de enero de es­te año, to­dos los vehícu­los que cir­cu­lan en las ca­rre­te­ras del país de­be­rán con­tar de ma­ne­ra obli­ga­to­ria con una pó­li­za de au­to que cu­bra al con­duc­tor an­te cual­quier per­can­ce.

De acuer­do con el de­cre­to pu­bli­ca­do en el Dia­rio Ofi­cial de la Fe­de­ra­ción, se es­ti­pu­la que el se­gu­ro so­li­ci­ta­do es el de Co­ber­tu­ra de Res­pon­sa­bi­li­dad Ci­vil de la Pó­li­za de Au­tos, que cu­bre los da­ños y le­sio­nes cor­po­ra­les que pu­die­ra oca­sio­nar el ase­gu­ra­do a otros au­to­mo­vi­lis­tas si fue el res­pon­sa­ble del si­nies­tro. Ca­be se­ña­lar que la can­ti­dad mí­ni­ma que se tie­ne que con­tra­tar pa­ra da­ños ma­te­ria­les es de 50,000 pe­sos, y pa­ra he­ri­das e in­dem­ni­za­ción por muer­te 100,000 pe­sos.

De es­ta ma­ne­ra, las au­to­ri­da­des po­drán exi­gir el com­pro­ban­te del mis­mo, en ca­so de que se pre­sen­te una in­frac­ción, in­ci­den­te vial o al­gu­na emer­gen­cia.

Pi­lar Gar­cía Suá­rez, di­rec­to­ra de mar­ke­ting del si­tio Ras­trea­dor.com ase­gu­ró que la im­por­tan­cia de te­ner el se­gu­ro no es só­lo pa­ra evi­tar que te pon­gan una mul­ta o evi­tar que se lle­ven el co­che al co­rra­lón, sino que es tam­bién pa­ra pro­te­ger­se a uno mis­mo y a su pa­tri­mo­nio.

“El se­gu­ro tie­ne be­ne­fi­cios que le apo­yan en ca­so de cual­quier in­ci­den­te, y aun­que se­pa­mos que el me­jor se­gu­ro es el que no se uti­li­za, en ca­so de que se re­quie­ra que se­pa que es­te ti­po de he­rra­mien­ta fi­nan­cie­ra lo apo­ya an­te cual­quier pro­ble­ma”, in­di­có.

Si el con­duc­tor, al cir­cu­lar por ca­rre­te­ras, no cuen­ta con la pó­li­za obli­ga­to­ria, po­dría ser acree­dor a una mul­ta de 20 a 40 días de sa­la­rio mí­ni­mo, es de­cir, el au­to­mo­vi­lis­ta po­dría pa­gar al­re­de­dor de 4,000 pe­sos.

Gar­cía Suá­rez agre­gó que ele­gir la me­jor pó­li­za de se­gu­ro pa­ra el au­to es de vi­tal im­por­tan­cia, ya que su in­ver­sión pue­de evi­tar gas­tos ma­yo­res pos­te­rio­res.

Por su par­te, Pa­tri­cia Cal­vo Rey, di­rec­to­ra téc­ni­ca de Au­tos de Se­gu­ros Map­fre Mé­xi­co, coin­ci­dió en que sin un se­gu­ro de es­te ti­po ca­da vez que se usa el au­to se es­tá arries­gan­do su eco­no­mía fa­mi­liar.

“Es­te ti­po de pólizas ofre­cen co­ber­tu­ras an­te va­rias con­tin­gen­cias: res­pon­sa­bi­li­dad ci­vil an­te ter­ce­ros, da­ños pro­pios pa­ra tu vehícu­lo, e in­clu­so co­ber­tu­ra de gas­tos mé­di­cos pa­ra el ti­tu­lar y sus acom­pa­ñan­tes, por lo que, en ca­so de ac­ci­den­te, te pue­des aho­rrar mi­les de pe­sos”.

Agre­gó que, de acuer­do con la in­for­ma­ción del Con­se­jo Na­cio­nal pa­ra la Pre­ven­ción de Ac­ci­den­tes, Mé­xi­co se en­cuen­tra en­tre los 10 paí­ses con ma­yor nú­me­ro de muer­tes por ac­ci­den­tes de trán­si­to.

Al año se re­por­tan 470,000 ac­ci­den­tes de trán­si­to, mis­mos que arro­jan al­re­de­dor de 16,000 de­ce­sos, por lo que es im­por­tan­te es­tar cu­bier­to an­te una even­tua­li­dad.

FO­TO: AR­CHI­VO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.