ECO­NO­MÍA IN­FOR­MAL, EL RE­TO DE LA AD­MI­NIS­TRA­CIÓN

El Economista (México) - Previsión - - EDITORIAL -

HA­CE UNOS DÍAS, el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Geo­gra­fía in­for­mó que la ta­sa de de­socu­pa­ción se ubi­có en 3.6% de la Po­bla­ción Eco­nó­mi­ca­men­te Ac­ti­va a ni­vel na­cio­nal, su­pe­rior a 3.4% del mes pre­vio, con se­ries ajus­ta­das por es­ta­cio­na­li­dad, lo que re­pre­sen­ta su ma­yor ni­vel en cua­tro me­ses.

Di­chas ci­fras re­pre­sen­tan una lla­ma­da de aten­ción pa­ra el go­bierno ac­tual, ya que mien­tras es­ta ta­sa si­ga en au­men­to, tam­bién cre­ce­rá el nú­me­ro de la po­bla­ción que en­cuen­tre en la in­for­ma­li­dad su ma­ne­ra de sus­ten­to, afec­tan­do al sis­te­ma eco­nó­mi­co del país.

La in­for­ma­li­dad trae co­mo con­se­cuen­cia que ca­da vez ha­ya más tra­ba­ja­do­res ba­jo es­que­mas de des­pro­tec­ción so­cial y eco­nó­mi­ca­men­te vul­ne­ra­bles, y su in­cre­men­to nos de­ja cla­ro que se de­ben ha­cer ta­reas en­ca­mi­na­das a dis­mi­nuir es­te pro­ble­ma, el cual de­ja­rá ge­ne­ra­cio­nes de me­xi­ca­nos po­bres y frá­gi­les en se­gu­ri­dad so­cial y sin aho­rros pa­ra en­fren­tar la ve­jez.

Aca­bar con el fe­nó­meno im­pli­ca el es­fuer­zo de mu­chas ins­ti­tu­cio­nes y sec­to­res de la so­cie­dad, pe­ro es ne­ce­sa­rio ac­tuar de in­me­dia­to, de lo con­tra­rio, co­mo país pa­de­ce­re­mos de un ma­yor nú­me­ro de adul­tos ma­yo­res po­bres y en­fer­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.