DES­EM­PLEO

EXIS­TEN CO­BER­TU­RAS OP­CIO­NA­LES AN­TE UNA EMER­GEN­CIA

El Economista (México) - Previsión - - PORTADA - AL­BA SER­VÍN al­ba.servin@ele­co­no­mis­ta.mx

198,000 EM­PLEOS SE PER­DIE­RON DEL 13 AL 31 DE MAR­ZO.

148,845 EM­PLEOS SE PER­DIE­RON SÓ­LO DEL 1 AL 6 DE ABRIL.

En­con­trar­se en si­tua­ción de des­em­pleo es uno de los pro­ble­mas que más preo­cu­pa a cual­quier tra­ba­ja­dor, ya que, al fi­na­li­zar su re­la­ción la­bo­ral, los in­gre­sos se re­du­cen de ma­ne­ra con­si­de­ra­ble.

A pe­sar de que exis­te el sub­si­dio pú­bli­co, el cual otor­gan cier­tos go­bier­nos, en oca­sio­nes es­ta ayu­da no es su­fi­cien­te pa­ra se­guir con los pa­gos re­gu­la­res de ren­ta, ali­men­ta­ción, trans­por­te, luz, agua, In­ter­net, co­le­gia­tu­ras, et­cé­te­ra, por lo que es mo­men­to de ocu­par pro­duc­tos fi­nan­cie­ros al­ter­na­ti­vos.

La Se­cre­ta­ría del Tra­ba­jo y Pre­vi­sión So­cial ad­mi­tió que des­de el co­mien­zo de la pri­me­ra fa­se de la con­tin­gen­cia sa­ni­ta­ria a cau­sa del Covid-19 se han per­di­do en el país 346,878 fuen­tes de empleo y se prevé que es­ta ci­fra con­ti­núe cre­cien­do en las si­guien­tes se­ma­nas.

An­te di­cha emer­gen­cia, exis­ten op­cio­nes que le ayu­da­rían a pro­te­ger­se an­te una even­tua­li­dad a tra­vés de un se­gu­ro de des­em­pleo.

En Mé­xi­co, es­te ti­po de pro­duc­to es­tá vin­cu­la­do ge­ne­ral­men­te al cré­di­to hi­po­te­ca­rio, au­to­mo­triz, per­so­nal y de nó­mi­na.

De es­ta ma­ne­ra, si el ase­gu­ra­do de­ja de la­bo­rar en una em­pre­sa de ma­ne­ra in­vo­lun­ta­ria, po­dría so­li­ci­tar el uso de es­te ti­po de be­ne­fi­cio.

La Co­mi­sión Na­cio­nal pa­ra la Pro­tec­ción y De­fen­sa de los Usua­rios de Ser­vi­cios Fi­nan­cie­ros in­di­ca que es im­por­tan­te que aque­llas per­so­nas que cuen­tan con un se­gu­ro de des­em­pleo aso­cia­do a un cré­di­to otor­ga­do por una ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra de­ben con­si­de­rar los si­guien­tes pun­tos:

1. En el mon­to de la co­ber­tu­ra por el se­gu­ro de des­em­pleo se de­be to­mar en cuen­ta el pa­go de los co­bros men­sua­les que de­be cu­brir por con­cep­to del cré­di­to con­tra­ta­do en­tre él y la ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra que pro­por­cio­na el prés­ta­mo an­te la even­tua­li­dad de la pér­di­da de empleo.

2. Cuan­do el usua­rio se en­cuen­tre en la si­tua­ción de des­em­pleo de­be­rá acre­di­tar los ele­men­tos y do­cu­men­tos que es­ta­ble­ció la com­pa­ñía ase­gu­ra­do­ra pa­ra va­li­dar el re­cla­mo del se­gu­ro; en­ton­ces, la ase­gu­ra­do­ra pa­ga­rá las men­sua­li­da­des com­pro­me­ti­das con la ins­ti­tu­ción de cré­di­to y, du­ran­te ese tiem­po, el prés­ta­mo se­gui­rá al co­rrien­te en car­te­ra vi­gen­te.

Las per­so­nas que son be­ne­fi­cia­rias de un cré­di­to y que tie­nen con­tra­ta­do un se­gu­ro de des­em­pleo de­ben es­tar ple­na­men­te in­for­ma­das que di­cha co­ber­tu­ra só­lo ope­ra en ca­sos de:

-Des­em­pleo in­jus­ti­fi­ca­do y que sea de­mos­tra­do con do­cu­men­tos.

-En el número de me­ses que con­tem­pla la su­ma ase­gu­ra­da, es­to es que en la ma­yo­ría de los ca­sos el se­gu­ro de des­em­pleo no res­pon­de por la to­ta­li­dad del cré­di­to con­tra­ta­do, sino só­lo por el número de men­sua­li­da­des o pa­gos.

Por lo anterior, la co­mi­sión con­si­de­ra im­por­tan­te ha­cer las si­guien­tes pre­ci­sio­nes y re­co­men­da­cio­nes so­bre el fun­cio­na­mien­to del se­gu­ro de des­em­pleo.

-To­das las com­pa­ñías asegurador­as que ofre­cen es­te pro­duc­to, pa­ra ha­cer efec­ti­va es­ta co­ber­tu­ra, ex­clu­yen la re­nun­cia vo­lun­ta­ria, el re­ti­ro vo­lun­ta­rio o la ter­mi­na­ción de la re­la­ción la­bo­ral por mu­tuo acuer­do.

-Si el des­em­pleo se da du­ran­te el pe­rio­do de ca­ren­cia, sim­ple­men­te no ten­drá la co­ber­tu­ra.

-Exis­te un tiem­po de es­pe­ra o pla­zo, a par­tir del cual el se­gu­ro po­drá ser efec­ti­vo en ca­so de des­pi­do in­jus­ti­fi­ca­do, que es de 30 días ge­ne­ral­men­te.

SE­GU­RO LO­CAL

El go­bierno de la Ciu­dad de Mé­xi­co cuen­ta con un se­gu­ro de des­em­pleo al que pue­den ac­ce­der per­so­nas que se ha­yan que­da­do sin tra­ba­jo.

Sin em­bar­go, de­bi­do a la con­tin­gen­cia que se alar­gó has­ta el 30 de ma­yo, se mo­di­fi­ca­ron los si­guien­tes as­pec­tos: se des­ti­na­rán 100 mi­llo­nes de pe­sos adi­cio­na­les a los 500 mi­llo­nes con los que ya con­ta­ba, por lo que el apo­yo eco­nó­mi­co que ori­gi­nal­men­te era de 2,641 pe­sos men­sua­les aho­ra se­rá de 1,500 pe­sos, du­ran­te tres me­ses. Lo anterior, con la fi­na­li­dad de po­der be­ne­fi­ciar a al­re­de­dor de 68,000 per­so­nas que han per­di­do su empleo.

En­tre los re­qui­si­tos es­tán ser re­si­den­te de la Ciu­dad de Mé­xi­co; te­ner en­tre 18 y 67 años; ha­ber per­di­do el empleo in­vo­lun­ta­ria­men­te des­pués del 1 de enero del 2018; es­tar ac­ti­vo en la bús­que­da de empleo en la bol­sa de tra­ba­jo del Ser­vi­cio Na­cio­nal del Empleo; con­tar con al me­nos seis me­ses la­bo­ran­do en una em­pre­sa for­mal con do­mi­ci­lio en la CDMX; iden­ti­fi­ca­ción ofi­cial; com­pro­ban­te de do­mi­ci­lio y un do­cu­men­to que acre­di­te el pe­rio­do la­bo­ra­do.

FO­TO: SHUT­TERS­TOCK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.