Apli­ca­ción prác­ti­ca del pro­ce­di­mien­to pre­vis­to en el ar­tícu­lo 69-B del CFF

El Economista (México) - Reporte Especial - - TENDENCIAS - PAO­LO ESPINOZA • Di­rec­tor de la prác­ti­ca Le­gal KPMG en MÉ­XI­CO pao­loes­pi­no­[email protected]

Des­de el 2014 es­tá vi­gen­te el ar­tícu­lo 69-B del Có­di­go Fis­cal de la Fe­de­ra­ción (CFF) que se­ña­la a las lla­ma­das Em­pre­sas que Fac­tu­ran Ope­ra­cio­nes Si­mu­la­das (EFOS), a la fe­cha el Ser­vi­cio de Ad­mi­nis­tra­ción Tri­bu­ta­ria (SAT) cuan­ti­fi­ca la su­ma de 7,889 de ellas1.

Co­mo es sa­bi­do por el lec­tor, la con­se­cuen­cia de ha­ber con­tra­ta­do con EFOS es que las ope­ra­cio­nes con­te­ni­das en los com­pro­ban­tes fis­ca­les no pro­du­cen ni pro­du­je­ron efec­to fis­cal al­guno y, por lo tan­to, tam­bién ge­ne­ran Em­pre­sas que De­du­cen Ope­ra­cio­nes Si­mu­la­das (EDOS).

No obs­tan­te lo an­te­rior, se re­gu­la la po­si­bi­li­dad de que las EDOS acu­dan an­te el SAT pa­ra de­mos­trar que “efec­ti­va­men­te ad­qui­rie­ron los bie­nes o re­ci­bie­ron los ser­vi­cios que am­pa­ran los ci­ta­dos com­pro­ban­tes fis­ca­les2”, en aras de sal­va­guar­dar la de­duc­ción pa­ra efec­tos de Im­pues­to so­bre la Ren­ta y el co­rre­la­ti­vo Im­pues­to al Va­lor Agre­ga­do acre­di­ta­ble.

Al res­pec­to, hay que re­cor­dar que el ori­gen de la crea­ción de es­ta re­for­ma aten­dió a evi­tar frau­des me­dian­te el trá­fi­co de com­pro­ban­tes fis­ca­les y di­ver­sas ju­ris­pru­den­cias de la Se­gun­da Sa­la de la Su­pre­ma Cor­te de Jus­ti­cia de la Na­ción han es­ta­ble­ci­do que el nu­me­ral en co­men­to no es vio­la­to­rio del De­re­cho de Au­dien­cia ni del Prin­ci­pio de Irre­tro­ac­ti­vi­dad de la Ley o el de Pre­sun­ción de Inocen­cia

ni cons­ti­tu­yen pe­nas inusi­ta­das, ya que exis­te un pro­ce­di­mien­to pa­ra las EDOS a fin de de­mos­trar lo an­tes se­ña­la­do.

Pa­re­ce­ría una si­tua­ción fá­cil o, al me­nos, ob­je­ti­va pa­ra las EDOS de­mos­trar que efec­ti­va­men­te rea­li­za­ron sus ope­ra­cio­nes, ya que tal lo­cu­ción co­rres­pon­de a un ad­ver­bio cu­ya de­fi­ni­ción es de ma­ne­ra efec­ti­va o real y “efec­ti­vo” es un ad­je­ti­vo que de­no­ta lo real y ver­da­de­ro, en oposición a du­do­so; sin em­bar­go, di­ver­sas EDOS no han po­di­do con­ci­liar fren­te al SAT que “efec­ti­va­men­te ad­qui­rie­ron los bie­nes o re­ci­bie­ron los ser­vi­cios” a pe­sar de con­tar con do­cu­men­ta­ción e in­for­ma­ción que con­si­de­ran idó­nea y su­fi­cien­te pa­ra tal efec­to, ya que el pro­ble­ma ra­di­ca en la apli­ca­ción prác­ti­ca de de­mos­trar que “efec­ti­va­men­te ad­qui­rie­ron los bie­nes o re­ci­bie­ron los ser­vi­cios” en una au­di­to­ría prac­ti­ca­da fren­te al SAT, pues en al­gu­nas oca­sio­nes se tor­na sub­je­ti­va y de di­fí­cil en­ten­di­mien­to.

Por ejem­plo, tra­tán­do­se de pres­ta­ción de ser­vi­cios, al­gu­nas ad­mi­nis­tra­cio­nes des­con­cen­tra­das del SAT so­li­ci­tan a las EDOS in­for­ma­ción y do­cu­men­ta­ción de ter­ce­ros, des­va­ne­cen la exis­ten­cia de lo real y ver­da­de­ro de una ope­ra­ción, con­si­de­ran­do que los pa­pe­les ex­hi­bi­dos no es­tán mem­bre­ta­dos, o bien, al con­si­de­rar que no se cuen­tan con con­tra­tos es­cri­tos (en al­gu­nas oca­sio­nes pro­to­co­li­za­dos an­te no­ta­rio) a pe­sar de la exis­ten­cia de con­tra­tos ver­ba­les y has­ta lle­gar a so­li­ci­tar in­for­ma­ción so­bre el abo­ga­do que ela­bo­ró el con­tra­to co­rres­pon­dien­te. En al­gu­nos ca­sos ex­tre­mos, nie­gan lo real y ver­da­de­ro de la ope­ra­ción al con­si­de­rar que no se pro­por­cio­nan cer­ti­fi­ca­dos de es­tu­dios de ba­chi­lle­ra­to con­clui­do de las per­so­nas que pres­ta­ron ser­vi­cios.

Con ba­se en lo an­te­rior, en aten­ción a la se­mán­ti­ca “efec­ti­va­men­te ad­qui­rie­ron los bie­nes o re­ci­bie­ron los ser­vi­cios”, a ve­ces se vuel­ve más com­ple­ja la po­si­bi­li­dad de de­mos­trar lo real y ver­da­de­ro de una ope­ra­ción, a pe­sar de la exis­ten­cia de un pro­ce­di­mien­to a fa­vor de las EDOS que ha si­do de­cla­ra­do cons­ti­tu­cio­nal, aquí ra­di­ca la im­por­tan­cia de que los con­tri­bu­yen­tes cuen­ten con la do­cu­men­ta­ción más com­ple­ta po­si­ble pa­ra su res­pal­do.

Fi­nal­men­te, con­clui­mos que los con­tri­bu­yen­tes tie­nen la obli­ga­ción de te­ner pa­rá­me­tros ob­je­ti­vos de res­guar­do de in­for­ma­ción y do­cu­men­ta­ción con la que pue­dan de­mos­trar que sus ope­ra­cio­nes son reales y ver­da­de­ras; no obs­tan­te, di­chos pa­rá­me­tros aún no se en­cuen­tran re­gu­la­dos le­gal­men­te y, mien­tras eso no ocu­rra, ha­brá que ge­ne­rar un res­pal­do de to­do aque­llo que con­si­de­re­mos con­ve­nien­te de acuer­do con pos­tu­ras del SAT, siem­pre y cuan­do sean ob­je­ti­vas, pa­ra sal­va­guar­dar los efec­tos fis­ca­les de com­pro­ban­tes re­ci­bi­dos por ad­qui­si­ción de bie­nes y pres­ta­ción de ser­vi­cios.

1 Con­sul­ta rea­li­za­da el 16 de abril del 2019 http://omawww.sat. gob.mx/ci­fra­s_­sat/ Pa­gi­nas/da­tos/vincu­lo. html?pa­ge=list­com­ple­ta69b. html 2 Úl­ti­ma par­te del pe­núl­ti­mo pá­rra­fo del ar­tícu­lo 69-B del Có­di­go Fis­cal de la Fe­de­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.