El Economista (México) - Termómetro Económico

Tras incidente de Alaska Airlines Boeing pierde 12,099 mdd en valor de capitaliza­ción

•La Administra­ción Federal de Aviación de EU ordenó dejar en tierra los aviones modelo 737 MAX de la firma; Aeroméxico entre los afectados

- Judith Santiago judith.santiago@eleconomis­ta.mx

Boeing, el fabricante estadounid­ense de aviones, borró 12,099 millones de dólares en su valor de capitaliza­ción en Bolsa este lunes, después de que la Administra­ción Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos ordenó el sábado dejar en tierra a ciertos aviones modelo 737 MAX para su inspección inmediata, tras un incidente en una aeronave operada por Alaska Air Group.

La noticia provocó la venta masiva de sus acciones que llegaron a caer hasta 9.69% durante las operacione­s del lunes, aunque más tarde moderaron las pérdidas para cerrar con una caída de 7.78%, a 229.63 dólares cada una. Ahora vale 138,540 millones de dólares en Bolsa.

Esta ha sido su mayor desplome en un día desde el 26 de octubre de 2022, cuando terminó con una pérdida de 8.77%, según datos de Investing.

Lo anterior, luego que la FAA ordenó, el sábado 6 de enero, que unas 171 aeronaves modelo Boeing 737 MAX 9 que operan en el espacio aéreo de Estados Unidos, se revisarán por temas de seguridad, un día después de que se reportó un incidente en el vuelo 1282 de Alaska Airlines, cuando en pleno trayecto se desprendió un panel que cubría una salida de emergencia.

Según los reportes, minutos después de que el avión despegó del Aeropuerto Internacio­nal de Portland, Oregón, con destino a Ontario, California, parte del fuselaje se rompió, lo cual obligó a que la aeronave regresara y aterrizara de emergencia.

Luego de la orden de la FAA, Boeing lamentó los hechos y dijo, en un breve comunicado estar de acuerdo y apoyar plenamente la decisión de la FAA de “exigir inspeccion­es inmediatas de 737-9 aviones con la misma configurac­ión que el avión afectado”.

Añadió que un equipo técnico de Boeing está apoyando la investigac­ión de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte sobre el accidente del 5 de enero”.

Nerviosism­o

Analistas explicaron que la pérdida de valor de las acciones de Boeing se debe por el incidente del viernes, pero también refleja la preocupaci­ón de los inversioni­stas por las perspectiv­as de la emisora, pues esta no es la primera vez que una de sus aeronaves se ve involucrad­a en un incidente en pleno vuelo.

Ya había sucedido hace cinco años, cuando dos aviones Boeing 737 Max 8 se estrellaro­n en distintos momentos.

Brian Rodríguez, analista en Monex Casa de Bolsa, dijo que la afectación de la emisora en Wall Street refleja cierta cautela de los inversioni­stas por la llamada a revisión o suspensión temporal de las aeronaves, lo cual podría generar costos adicionale­s en términos de tecnología e innovación para el fabricante estadounid­ense de aviones.

Para Lou Whiteman, analista en The Motley Fool, llevará tiempo reconstrui­r el balance y normalizar las operacione­s de Boeing, pero el problema para los inversioni­stas es que cada vez que parece que las cosas se han estabiliza­do, tiende a aparecer un nuevo incidente.

“La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte está actualment­e investigan­do el incidente, pero es posible que se trate de un problema puntual con un avión relativame­nte nuevo (entregado en octubre) y no un indicio de un defecto de diseño o fabricació­n. De ser así, la solución probableme­nte será bastante sencilla y es posible que no afecte los planes de fabricació­n y entrega de Boeing para el año. Aun así, es un problema que sigue causando polémica”, opinó.

No obstante, The Washington Post reportó que este lunes la aerolínea United Airlines dijo que “las inspeccion­es preliminar­es de los aviones Boeing 737 Max 9 en tierra han arrojado pernos sueltos y otros problemas con la parte de la aeronave que falló en el vuelo de Alaska Airlines sobre Portland del viernes pasado, lo que plantea la preocupaci­ón por un problema sistemátic­o con el avión de aterrizaje”.

“Las inspeccion­es serán clave porque pueden ayudar a determinar si los problemas que causaron que el tapón de la puerta del avión de Alaska Airlines se soltara, constituye­ndo un incidente insólito o son parte de un problema más grande que afecta a la aeronave”, añadió la nota.

Afectacion­es

Brian Rodríguez explicó, además, que debido a que la revisión de cada uno de los aviones llevará entre cuatro a ocho horas, se anticipan afectacion­es para las aerolíneas porque dejarán de volar algunas unidades, lo cual supondrán cancelacio­nes de vuelos, los cuales ya se iniciaron.

“La pérdida en la que estarían incurriend­o las aerolíneas la cargará también el constructo­r porque es un problema del fabricació­n y esto genera incertidum­bre entre los inversioni­stas porque todavía no se sabe el impacto o la magnitud que puede tener en la situación financiera de Boeing”, puntualizó el analista.

Tan solo, el incidente del pasado viernes provocó que Alaska Air Group cancelara 170 vuelos el domingo y otros 60 este lunes, además, prevé más suspension­es "hasta la primera mitad de esta semana". En total opera 65 aviones Boeing 737 Max 9.

La aerolínea United Airlines, con 79 aviones de este modelo en su flota y la que tiene el mayor número de unidades Boeing 737 Max 9, canceló 270 vuelos entre el sábado y el domingo, muestran datos de FlightGlob­al.

Otros aviones Boeing 737 Max 9 son operados por Copa Airlines (29 aeronaves); Aeroméxico (19); Turkish Airlines (5); SCAT Airlines (5); Lion Air, Icelandair, flydubai (3 cada una), mientras que Corendon Dutch Airlines posee 2 y Air Tanzania una, según reporta CNN.

Brian Rodríguez explicó que en el caso de Aeroméxico, que tiene 19 unidades en operación, podría hablarse de una afectación en el 15% en su flota, por lo cual el impacto se refleja en la cancelació­n de aproximada­mente 5% de sus vuelos diarios.

“Aeroméxico -que es una empresa que ya no cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores- indicó que los pasajeros afectados por las cancelacio­nes pudieron ser reubicados en otros vuelos”, resaltó Rodríguez.

Spirit AeroSystem­s, un proveedor de Boeing dedicado a la fabricació­n de fuselaje y la cabina de todos los aviones de la compañía, terminó con una caída de 11.13% en sus operacione­s en la Bolsa de Nueva York (NYSE) este lunes, a 8.20 dólares por unidad.

Por su parte, las aerolíneas que poseen en su flota modelos de naves a revisión tuvieron resultados mixtos en su cotización en el NYSE este lunes.

Alaska Airlines terminó la jornada de este lunes con un baja de 0.2%, mientras que las acciones de Southwest Airlines disminuyer­on 0.10 por ciento.

American Airlines repuntó 7.2%, United Airlines (UAL), 2.78% y Delta Air Lines, 2.69 por ciento.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico