2 3

El Economista (México) - Uniones - - VISIÓN -

Se en­fo­can prin­ci­pal­men­te en el sec­tor agro­pe­cua­rio.

En el ám­bi­to in­ter­na­cio­nal se han te­ni­do ca­sos de éxi­to, en los que las unio­nes de cré­di­to han lo­gra­do fun­gir co­mo el pri­mer pa­so pa­ra la in­clu­sión fi­nan­cie­ra a tra­vés de la in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca. De acuer­do con el Ban­co Mun­dial , el uso de la tec­no­lo­gía fi­nan­cie­ra di­gi­tal ha fa­ci­li­ta­do el ac­ce­so a po­bla­cio­nes di­fí­ci­les de al­can­zar, ya que los do­cu­men­tos di­gi­ta­les per­mi­ten el ac­ce­so a un ser­vi­cio fi­nan­cie­ro, los ser­vi­cios por te­le­fo­nía mó­vil ofre­cen el ac­ce­so aun en las zo­nas más re­mo­tas y la ma­yor dis­po­ni­bi­li­dad de da­tos, pro­vo­ca el di­se­ño de pro­duc­tos fi­nan­cie­ros que se adap­ten me­jor a las ne­ce­si­da­des de las per­so­nas.

Den­tro de los ca­sos de éxi­to in­ter­na­cio­nal, te­ne­mos a Ecua­dor, en don­de al­gu­nas de las unio­nes de cré­di­to más gran­des for­ma­ron re­des re­gio­na­les que les brin­da­ban fa­ci­li­da­des de ser­vi­cios fi­nan­cie­ros a sus clien­tes; sin em­bar­go, los cos­tos de en­tra­da con las mí­ni­mas transac­cio­nes di­fi­cul­ta­ban que las pe­que­ñas unio­nes pu­die­ran con­tar con una red pro­pia, ya que no con­ta­ban con in­fra­es­truc­tu­ra ni per­so­nal.

En 2004, con ayu­da del Con­se­jo Mun­dial de Unio­nes de Cré­di­to (WOCCU, por su si­gla en in­glés), se for­mó una red na­cio­nal que co­men­zó con 12 unio­nes, que brin­da­ban en di­fe­ren­tes pun­tos de ac­ce­so ser­vi­cios fi­nan­cie­ros mó­vi­les. Al ser una so­la en­ti­dad, les fue más fá­cil ne­go­ciar co­mi­sio­nes con sus pro­vee­do­res y así dis­mi­nuir los cos­tos a sus so­cios; hoy esa red se co­no­ce co­mo Coo­nec­ta y la usan 70 unio­nes de cré­di­to, ofre­cien­do ser­vi­cios a 2.3 mi­llo­nes de miem­bros.

Otro ejem­plo, se en­cuen­tra en Es­ta­dos Uni­dos, en el 2010 con apo­yo del WOCCU, se reali­zó un pro­yec­to pa­ra ofre­cer ser­vi­cios fi­nan­cie­ros pa­ra agri­cul­to­res me­dian­te te­lé­fo­nos in­te­li­gen­tes, por lo que se di­se­ñó una apli­ca­ción es­pe­cí­fi­ca pa­ra la unión, la cual, con la vi­si­ta de al­gún agen­te, po­dían pro­ce­sar pa­gos o apro­bar cré­di­tos y se re­fle­ja­ba de in­me­dia­to en el sis­te­ma de la unión.

Sin em­bar­go, en Mé­xi­co las unio­nes de cré­di­to cuen­tan con ba­rre­ras tec­no­ló­gi­cas que re­pre­sen­tan un freno en el cre­ci­mien­to, así co­mo una des­ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va, pa­ra unir­se al plan in­te­gral de fi­nan­cia­mien­to, so­bre to­do en las unio­nes más pe­que­ñas. Al­gu­nos fac­to­res co­mo la fal­ta de co­ber­tu­ra te­le­fó­ni­ca, son ex­ter­nos a las unio­nes; sin em­bar­go, hoy ya se cuen­ta con el pro­yec­to de Red Com­par­ti­da, im­pul­sa­da por el go­bierno an­te­rior en un es­que­ma APP que tie­ne co­mo ob­je­ti­vo te­ner una co­ber­tu­ra pa­ra 92.2% de la po­bla­ción en el 2024. In­ter­na­men­te las unio­nes cuen­tan con áreas de opor­tu­ni­dad, ya que el re­za­go tec­no­ló­gi­co ha­ce in­efi­cien­te su pro­ce­so ope­ra­ti­vo des­de su ori­gen has­ta la co­bran­za y les im­pi­de una ma­yor pe­ne­tra­ción de mer­ca­do. En es­te sen­ti­do es de su­ma im­por­tan­cia, que las unio­nes in­vier­tan en tec­no­lo­gía, el cos­to se pue­de dis­mi­nuir a tra­vés de me­ca­nis­mos co­lec­ti­vos co­mo el ca­so de Ecua­dor o de la mano de pro­yec­tos in­ter­na­cio­na­les y pro­gra­mas so­cia­les, que hoy se en­cuen­tran dis­po­ni­bles.

In­du­da­ble­men­te, es un gran re­to pa­ra las unio­nes de cré­di­to en Mé­xi­co in­te­grar la tec­no­lo­gía a sus es­truc­tu­ras por los ele­va­dos cos­tos, así co­mo la fal­ta de edu­ca­ción fi­nan­cie­ra; sin em­bar­go, las unio­nes pue­den lle­gar a ser gran­des ac­to­res pa­ra lo­grar rom­per las bre­chas de desa­rro­llo y cre­ci­mien­to en zo­nas ru­ra­les, me­dian­te la in­clu­sión fi­nan­cie­ra, siem­pre y cuan­do lo­gren adap­tar­se a las nue­vas ten­den­cias, apro­ve­chan­do el co­no­ci­mien­to del sec­tor, con el que ya cuen­tan.

FO­TO: SHUTTERSTO­CK

Fer­nan­do San­do­val Ose­gue­ra, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Ins­ti­tu­cio­nes Fi­nan­cie­ras / ABS de HR Ra­tings.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.