“TO­DOS NE­CE­SI­TA­MOS FI­NAN­CIA­MIEN­TO”

Luis Mo­ra­les, pre­si­den­te de Co­nU­nión

El Economista (México) - Uniones - - PORTADA - PA­TRI­CIA OR­TE­GA pa­tri­cia.or­te­ga@ele­co­no­mis­ta.mx

Las Unio­nes de Cré­di­to (UC) siem­pre han mos­tra­do for­ta­le­za en tiem­pos de cri­sis. Al co­no­cer los ci­clos eco­nó­mi­cos don­de ope­ran los so­cios, co­no­cen el ci­clo de ge­ne­ra­ción de in­gre­sos o la fal­ta de és­tos y en fun­ción de ello tie­nen la ha­bi­li­dad de cap­tar prés­ta­mos de so­cios o la po­si­bi­li­dad de co­lo­car fi­nan­cia­mien­to, así lo con­si­de­ró Luis Mo­ra­les, pre­si­den­te del Con­se­jo Me­xi­cano de Unio­nes de Cré­di­to (Co­nU­nión).

“His­tó­ri­ca­men­te ha si­do una ven­ta­ja re­le­van­te pa­ra tiem­pos di­fí­ci­les y esa es una de las ra­zo­nes por la que las UC han de­mos­tra­do ser con­tra­cí­cli­cas. Sin em­bar­go, es­ta cri­sis en par­ti­cu­lar es di­fe­ren­te a las de­más, y ahí es don­de vie­ne la par­te de­li­ca­da pa­ra to­do el sis­te­ma fi­nan­cie­ro. Es un gol­pe tre­men­do que se es­tá dan­do a ni­vel mun­dial, en es­ta oca­sión, la de­pen­den­cia de la di­ná­mi­ca eco­nó­mi­ca en la cual se ba­san nues­tros so­cios pa­ra ge­ne­rar in­gre­sos y pa­gar sus fi­nan­cia­mien­tos con las Unio­nes de Cré­di­to es­tá vul­ne­ra­da”, men­cio­nó quien tam­bién es el di­rec­tor de Unic­co.

In­sis­tió en que la pan­de­mia en al­gún mo­men­to se va a con­tro­lar por cual­quier me­dio y en un ho­ri­zon­te de tres o de cua­tro me­ses, se­gún las es­ta­dís­ti­cas, es­ta­re­mos sa­lien­do. “Sin em­bra­go, es un gol­pe pro­fun­do ge­ne­ra­li­za­do, con efec­tos sin pre­ce­den­tes en la his­to­ria re­cien­te, pe­ro en un ho­ri­zon­te cer­cano, don­de co­no­ce­mos que la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca, que ade­más de­be­rá ser es­ca­lo­na­da o pau­la­ti­na, ne­ce­sa­ria­men­te va a ocu­par de fi­nan­cia­mien­to, y las UC ten­drán que es­tar ahí”, in­di­có.

CRITERIOSD­ELACNBV

El pa­sa­do 1 de abril, la Co­mi­sión Na­cio­nal Ban­ca­ria y de Va­lo­res (CNBV) pre­sen­tó los Cri­te­rios Con­ta­bles Es­pe­cia­les, fren­te a la con­tin­gen­cia Co­vid-19 , apli­ca­bles a di­ver­sas en­ti­da­des fi­nan­cie­ras en­tre ellas, las UC.

Mo­ra­les re­fi­rió que las UC se es­tán ad­hi­rien­do co­mo en­ti­da­des re­gu­la­das a las fa­ci­li­da­des que es­ta­ble­ció el ór­gano re­gu­la­dor. “Lo que sig­ni­fi­ca ofre­cer a nues­tra car­te­ra cre­di­ti­cia co­mer­cial el di­fe­ri­mien­to de los pa­gos a los que es­tán obli­ga­dos nues­tros so­cios acre­di­ta­dos, por un pe­rio­do de cua­tro me­ses”.

Lo que se­ña­la el do­cu­men­to es que las UC pue­den ofre­cer­les a sus so­cios acre­di­ta­dos, di­fe­rir sus pa­gos con tres ven­ta­jas prin­ci­pa­les:

1) No afec­tar su ca­li­dad cre­di­ti­cia.

2) No tie­nen que crear es­ti­ma­cio­nes pre­ven­ti­vas co­mo lo ha­rían de ma­ne­ra or­di­na­ria, cuan­do un clien­te se re­es­truc­tu­ra.

3) En un pe­rio­do que no pue­de ser su­pe­rior al 29 de ju­lio, a par­tir del 1 de abril, cuan­do se pue­de so­li­ci­tar es­te pe­rio­do de gra­cia o de di­fe­ri­mien­to de pa­go.

“Tie­nes en ese pe­rio­do la po­si­bi­li­dad de re­es­truc­tu­rar con un pla­zo más lar­go los fi­nan­cia­mien­tos que otor­gas­te res­pec­to del cré­di­to ori­gi­nal­men­te otor­ga­do. Y eso sig­ni­fi­ca que le pue­des dar seis me­ses adi­cio­na­les pa­ra que te pue­da pa­gar en el tiem­po, sin afec­tar las ga­ran­tías ori­gi­na­les y sin afec­tar la his­to­ria cre­di­ti­cia. Ex­cep­to, tra­tán­do­se de cré­di­tos al sec­tor agroin­dus­trial, don­de ahí se am­plían las fa­ci­li­da­des has­ta 18 me­ses”, ex­pli­có Luis Mo­ra­les, pre­si­den­te de Co­nU­nión.

“Eso sig­ni­fi­ca que las UC de­be­mos te­ner el im­pul­so, pa­ra con­ser­var la ca­ja fuer­te y las dis­po­ni­bi­li­da­des fuer­tes, pa­ra así en­fren­tar nues­tros com­pro­mi­sos del la­do del pa­si­vo, no obs­tan­te que, no va­mos a te­ner la ge­ne­ra­ción de in­gre­sos del la­do del ac­ti­vo”.

AM­BIEN­TE CON CLIEN­TES

Ex­pli­có que los be­ne­fi­cios de los Cri­te­rios de la CNBV, los clien­tes lo es­tán re­ci­bien­do con agra­do y lo es­tán te­nien­do co­mo un pa­ra­guas de pro­tec­ción. “No lo es­tán uti­li­zan­do de ma­ne­ra in­me­dia­ta, pe­ro sa­ben que exis­te la po­si­bi­li­dad de apo­yo en ca­so de que la li­qui­dez sea es­ca­sa y que su ge­ne­ra­ción de flu­jo ope­ra­ti­vo o que la ba­ja eco­nó­mi­ca dis­mi­nu­ya sen­si­ble­men­te y al gra­do tal, que no les per­mi­ta pa­gar sus pa­si­vos.

“Al­gu­nos, lo es­tán to­man­do de for­ma es­ca­lo­na­da, pa­ra po­der­se ad­he­rir a es­te pro­gra­ma en el fu­tu­ro in­me­dia­to. A lo me­jor es­tán pa­gan­do en abril, y se ad­hie­ren en ma­yo, o bien es­tán pa­gan­do abril y ma­yo y se ad­hie­ren en ju­nio”.

TA­SAS DE IN­TE­RéS

El ni­vel de las ta­sas no se ha mo­vi­do a pe­sar de to­da la vo­la­ti­li­dad que hay en el mer­ca­do, el con­sen­so de los ana­lis­tas pre­vie­ne que aún va­mos a es­tar vien­do una dis­mi­nu­ción en los ni­ve­les de las ta­sas de re­fe­ren­cia de cor­to pla­zo, así lo con­si­de­ró Mo­ra­les.

“Una gran di­fe­ren­cia res­pec­to a otras cri­sis, don­de la ta­sa de fi­nan­cia­mien­to es sen­si­ble­men­te me­nor a otras cri­sis de an­tes, a la de 1985 o a la del 2009 que son las más im­por­tan­tes que he­mos te­ni­do. Esa es la ra­zón que nos ani­ma a pen­sar en un es­ce­na­rio de ta­sas re­la­ti­va­men­te ba­jas y las fa­ci­li­da­des ad­mi­nis­tra­ti­vas que al res­pec­to el re­gu­la­dor es­tá ofre­cien­do, nos de­be­ría per­mi­tir, con más pla­zo, sa­lir ade­lan­te”, ex­pu­so.

Ex­pli­có que es un pro­ble­ma que tie­ne que ver con la sa­lud de las per­so­nas y con una in­ci­den­cia im­por­tan­te en lo eco­nó­mi­co.

OB­SER­VA­CIO­NES CON PAN­DE­MIA

Mo­ra­les des­cri­bió que se ha ob­ser­va­do una des­bor­dan­te de­man­da de cré­di­to, que to­das las en­ti­da­des eco­nó­mi­cas y las per­so­nas con cier­ta ca­pa­ci­dad de en­deu­da­mien­to, “se vol­tea­ron a pro­te­ger los flu­jos de efec­ti­vo de sus ne­go­cios en mar­cha, o de su ge­ne­ra­ción de in­gre­sos y en­ton­ces, tra­tan de ja­lar to­das las lí­neas de cré­di­to dis­po­ni­bles.

“En cues­tión de dos se­ma­nas a par­tir de que se de­cla­ró la pan­de­mia el 12 de mar­zo por la OMS, te­nía­mos una so­li­ci­tud des­me­di­da de fi­nan­cia­mien­tos, pe­ro nin­gu­na en­ti­dad tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra ello, ni los gran­des ban­cos”.

Con­si­de­ró que el apo­yo de­be ser re­cí­pro­co, to­dos los fon­dea­do­res, há­ble­se de la ban­ca co­mer­cial y de la ban­ca de desa­rro­llo pa­ra el fon­deo de las UC, el es­tí­mu­lo nor­ma­ti­vo y eco­nó­mi­co que la CNBV es­tá dan­do, de tal mo­do que las en­ti­da­des pue­dan crear su equi­li­brio de ca­ja. “Así co­mo de­jo de re­ci­bir flu­jos de efec­ti­vo con cier­tas ven­ta­jas pa­ra el acre­di­ta­do, yo de­bo te­ner a su vez, las mis­mas ven­ta­jas con mis fon­dea­do­res, pa­ra que no ha­ya un des­equi­li­brio fi­nan­cie­ro y mi li­qui­dez se ex­tin­ga en el cor­to pla­zo”.

Ex­pli­có que en el ca­so de las UC, los prés­ta­mos de so­cios son la fuen­te de fon­deo prin­ci­pal, la ban­ca de desa­rro­llo tie­ne una par­ti­ci­pa­ción de 30% y ese por­cen­ta­je de­be es­tar ali­nea­do con las ven­ta­jas nor­ma­ti­vas, fi­nan­cie­ras y cre­di­ti­cias que el ór­gano re­gu­la­dor ha ofre­ci­do.

“Los re­tos se­rán di­fe­ren­tes des­pués de es­to, no só­lo de li­qui­dez sino de los ries­gos de cré­di­to por la ca­pa­ci­dad de pa­go de las em­pre­sas que sub­sis­tan y las que sub­sis­tan có­mo lo van ha­cer, con qué ca­pac ca­pa­ci­dad dad­de­ge de ge­ne­ra­ción, e ac ó , hay ay­que que ajus­tar nues­tros mo­de­los de cré­di­tos a los pla­zos, y es­que­mas fi­nan­cie­ros que aco­mo­den a la ca­pa­ci­dad de pa­go de las py­mes que es­tán sien­do se­ve­ra­men­te gol­pea­das por el en­torno ac­tual”, con­clu­yó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.