T-MEC: Mé­xi­co ya hi­zo su ta­rea; aho­ra fal­ta EU

Con 114 vo­tos a fa­vor de las ocho fuer­zas po­lí­ti­cas de la Cá­ma­ra Al­ta, se apro­bó el acuer­do co­mer­cial

El Economista (México) - - Portada - Ro­lan­do Ramos rra­[email protected]­co­no­mis­ta.com.mx

En Ca­na­dá, el acuer­do po­dría ser apro­ba­do la pró­xi­ma se­ma­na.

Te­mo­res de­mó­cra­tas so­bre lo la­bo­ral se re­suel­ven en me­dio día: R. Light­hi­zer.

POR 114 vo­tos, cua­tro en con­tra –tres de Mo­re­na y uno sin par­ti­do– y tres abs­ten­cio­nes –dos del PAN y uno de Mo­re­na–, el pleno de la Cá­ma­ra de Se­na­do­res apro­bó la ra­ti­fi­ca­ción del Tra­ta­do en­tre Mé­xi­co, Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá (T-MEC), cu­yo de­cre­to fue re­mi­ti­do al Eje­cu­ti­vo fe­de­ral.

El pro­to­co­lo que sus­ti­tu­ye el Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te (TLCAN) por el Tra­ta­do en­tre los Es­ta­dos Uni­dos Me­xi­ca­nos, los Es­ta­dos Uni­dos de Amé­ri­ca y Ca­na­dá (TMEC), así co­mo los seis acuer­dos pa­ra­le­los ne­go­cia­dos en el mar­co de la sus­crip­ción del mis­mo, fir­ma­do en Bue­nos Ai­res, Ar­gen­ti­na, el 30 de no­viem­bre de 2018, con­tó con el res­pal­do de las ocho fuer­zas po­lí­ti­cas re­pre­sen­ta­das en la Cá­ma­ra Al­ta.

Al fun­da­men­tar el dic­ta­men an­te el pleno ca­ma­ral, Héc­tor Vas­con­ce­los (Mo­re­na), pre­si­den­te de la Co­mi­sión de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res de la Cá­ma­ra Al­ta, des­ta­có la apro­ba­ción uná­ni­me del nue­vo tra­ta­do co­mer­cial por los in­te­gran­tes de las co­mi­sio­nes de Eco­no­mía, Pun­tos Cons­ti­tu­cio­na­les, Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res Amé­ri­ca del Nor­te, y la que en­ca­be­za, tras un lar­go y ar­duo pro­ce­so de aná­li­sis.

Los con­sen­sos lo­gra­dos, am­plió, im­pli­can que Mo­re­na, PAN, PRI, MC, PRD, PVEM, PT y PES coin­ci­den en que el nue­vo do­cu­men­to res­guar­da los me­jo­res in­tere­ses de Mé­xi­co en la co­yun­tu­ra y con­tex­to ac­tual.

“Nin­gún tra­ta­do in­ter­na­cio­nal es ideal, lo im­por­tan­te es que ca­da uno de los paí­ses par­tí­ci­pes en­cuen­tre en él ven­ta­jas y que sus in­tere­ses esen­cia­les se en­cuen­tren res­guar­da­dos; en to­do tra­ta­do se lo­gra al­go y se pos­po­nen a fu­tu­ro otros ob­je­ti­vos.

“Es de ce­le­brar que nues­tros con­sen­sos se ha­yan ob­te­ni­do en el con­tex­to de la cri­sis que es­ta­mos en­fren­tan­do des­de ha­ce unas se­ma­nas an­te la ame­na­za de me­di­das uni­la­te­ra­les por par­te del go­bierno nor­te­ame­ri­cano que po­drían te­ner con­se­cuen­cias gra­ves y even­tual­men­te impredecib­les so­bre nues­tra eco­no­mía”.

La pre­si­den­ta de la Co­mi­sión de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res de Amé­ri­ca del Nor­te, la pa­nis­ta Gi­na Andrea Cruz Blac­kled­ge, afir­mó que el TLCAN, sus­cri­to ha­ce 25 años, con­tri­bu­yó a la crea­ción de una de las áreas de li­bre co­mer­cio más gran­des e im­por­tan­tes del mun­do con 482 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes, que re­pre­sen­tan 7% de la po­bla­ción mun­dial, don­de se ge­ne­ra 28% del PIB mun­dial y se rea­li­za 16% del co­mer­cio glo­bal.

En Mé­xi­co, di­jo, pro­pi­ció la trans­for­ma­ción com­pe­ti­ti­va del sec­tor ex­por­ta­dor, que ha si­do el de ma­yor di­na­mis­mo en la eco­no­mía en los úl­ti­mos años, im­pul­só el desa­rro­llo de va­rias re­gio­nes del país y es el mo­tor de la crea­ción de em­pleos y de la atrac­ción de in­ver­sio­nes.

“El in­ter­cam­bio co­mer­cial de Mé­xi­co con el mun­do se mul­ti­pli­có 6.5 ve­ces al pa­sar de 117 mi­llo­nes de dó­la­res en 1993 a 761,000 mi­llo­nes de dó­la­res al cie­rre del 2016. De ca­da 100 dó­la­res de in­ter­cam­bio co­mer­cial que Mé­xi­co rea­li­za con el mun­do, 66 dó­la­res son re­sul­ta­do de nues­tro co­mer­cio con Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá. El pro­me­dio anual de In­ver­sión Ex­tran­je­ra Di­rec­ta pa­só de 2,500 mi­llo­nes de dó­la­res an­tes del TLCAN a 19,800 mi­llo­nes de dó­la­res en­tre 1994 y el 2012. En el pe­rio­do del 2013 a 2017 es­te pro­me­dio se ele­vó a 34,000 mi­llo­nes de dó­la­res”.

Des­de su óp­ti­ca, en el mun­do la in­te­gra­ción co­mer­cial es un pro­ce­so irre­ver­si­ble.

Pa­ra su co­rre­li­gio­na­rio Gus­ta­vo Ma­de­ro, pre­si­den­te de la Co­mi­sión de Eco­no­mía, al ha­ber acep­ta­do el go­bierno de Mé­xi­co, en la re­cien­te ne­go­cia­ción con Es­ta­dos Uni­dos pa­ra evi­tar la im­po­si­ción de aran­ce­les, la vin­cu­la­ción de las agen­das co­mer­cial y mi­gra­to­ria, con­vino tam­bién no re­cu­rrir alos me­ca­nis­mos acor­da­dos pa­ra so­lu­cio­nar las con­tro­ver­sias con­tem­pla­das en el ca­pí­tu­lo XX del TLCAN, sino a una “me­sa pa­ra­le­la y uni­la­te­ral que sen­tó un te­rri­ble pre­ce­den­te.

“De muy po­co ser­vi­rá es­te tra­ta­do si los ím­pe­tus elec­to­ra­les de los nor­te­ame­ri­ca­nos lo to­man co­mo rehén. De muy po­co ser­vi­rá si nues­tro go­bierno no lo de­fien­de co­mo una ley vi­gen­te una vez que sea apro­ba­do por los tres paí­ses y se do­ble­ga an­te ame­na­zas y chan­ta­jes”.

Fo­to: cuartoscur­o

Je­sús Sea­de y Ricardo Mon­real (am­bos al cen­tro), ayer en el Se­na­do, tras la ra­ti­fi­ca­ción del T-MEC.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.