Pro­gra­ma Tie­rra Aden­tro deja en vi­lo a au­to­res jó­ve­nes

Pe­se a que fue­ron dic­ta­mi­na­dos, el nue­vo di­rec­tor sus­pen­dió la pu­bli­ca­ción de 12 li­bros por no es­tar lis­tos

El Economista (México) - - Indice - Vi­cen­te Gu­tié­rrez

Víc­tor San­ta­na, di­rec­tor del pro­yec­to, ex­pli­ca que los li­bros re­cha­za­dos fue­ron apro­ba­dos por la ad­mi­nis­tra­ción pa­sa­da sin una re­vi­sión ri­gu­ro­sa, por lo que fue­ron de­vuel­tos a los au­to­res pa­ra me­jo­rar­los.

EN EL 2018, lue­go de que so­me­tie­ran a dic­ta­men sus ma­nus­cri­tos, 12 au­to­res re­ci­bie­ron una carta —fir­ma­da por Pao­la Ve­las­co, a la sa­zón di­rec­to­ra del pro­gra­ma Tie­rra Aden­tro— en la que se co­mu­ni­ca­ba que los li­bros ha­bían si­do ad­mi­ti­dos pa­ra su pu­bli­ca­ción en el Fon­do Edi­to­rial Tie­rra Aden­tro (FE­TA), lue­go de “una cui­da­do­sa va­lo­ra­ción rea­li­za­da por es­pe­cia­lis­tas”. Si se acep­ta­ban las su­ge­ren­cias he­chas por los dic­ta­mi­na­do­res, los li­bros se de­ja­rían es­ta­ble­ci­dos “co­mo com­pro­mi­so de pu­bli­ca­ción en el Pro­gra­ma Edi­to­rial 2019-2024”.

El 12 de ju­nio del 2019, es­tos au­to­res re­ci­bie­ron otra carta, es­ta vez fir­ma­da por el nue­vo di­rec­tor de Tie­rra Aden­tro, Víc­tor San­ta­na, en la que se in­for­ma­ba que los li­bros no se­rían pu­bli­ca­dos. La mi­si­va ano­ta­ba: des­pués de una “reasig­na­ción pre­su­pues­ta­ria” de­bi­da a la “aus­te­ri­dad re­pu­bli­ca­na (...), nues­tra re­duc­ción de per­so­nal de­di­ca­do a la edi­ción y co­rrec­ción de li­bros de Tie­rra Aden­tro nos obli­ga­ron (sic) a ele­gir li­bros que, a nues­tro jui­cio, es­ta­ban en con­di­cio­nes óp­ti­mas pa­ra su pu­bli­ca­ción”.

La res­pues­ta vino en­se­gui­da: “Nos sen­ti­mos en­ga­ña­dos y agre­di­dos por el di­rec­tor de Tie­rra Aden­tro”, de­nun­ció un gru­po de es­cri­to­ras y es­cri­to­res an­te la carta de Víc­tor San­ta­na.

En es­te gru­po fi­gu­ran Josué Al­man­za, Da­vid Anuar, Eduar­do Cer­dán, Ángel Go­dí­nez, Juan Fran­cis­co He­rre­rías, Juan­jo Ro­drí­guez, Mi­le­na So­lot, Mi­che­lle Vázquez So­riano y Jo­sé Luis Za­pa­ta, en­tre otros.

Los li­bros au­to­ri­za­dos pa­ra pu­bli­car­se —y des­pués re­cha­za­dos— fue­ron re­vi­sa­dos, pri­me­ro por las au­to­ri­da­des de Tie­rra Aden­tro el año pa­sa­do y des­pués pa­sa­ron a ma­nos de dic­ta­mi­na­do­res ex­ter­nos (ex­per­tos, es­cri­to­res

o crí­ti­cos pa­ra que el cri­te­rio fue­ra im­par­cial), pe­ro na­da de eso se to­mó en cuen­ta, de­nun­cian.

Aun­que la carta de re­cha­zo a pu­bli­car los li­bros atri­bu­ye la me­di­da a la aus­te­ri­dad im­pues­ta por el pre­si­den­te An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, lo cier­to es que Tie­rra Aden­tro tie­ne pa­ra el 2019 un pre­su­pues­to de más de 5 mi­llo­nes de pe­sos, su­pe­rior a lo ejer­ci­do por lo me­nos el año an­te­rior.

El pro­pio San­ta­na lo con­fir­ma: “Tie­rra Aden­tro es­tá cre­cien­do, tie­ne más pre­su­pues­to del que te­nía an­tes y la reasig­na­ción se es­tá ha­cien­do pa­ra una me­jor ope­ra­ti­vi­dad. En el ca­so de los li­bros (de re­fe­ren­cia), la ad­mi­nis­tra­ción an­te­rior dic­ta­mi­nó de ma­ne­ra ex­ter­na 16 li­bros, nue­ve de ellos du­ran­te la tran­si­ción, y lo que hi­ci­mos fue re­vi­sar los dic­tá­me­nes y nos di­mos cuen­ta que los mis­mos dic­tá­me­nes son bas­tan­te crí­ti­cos, y de­ci­di­mos que no es­ta­ban lis­tos pa­ra ser pu­bli­ca­dos, pues te­nían erro­res or­to­grá­fi­cos y has­ta de sin­ta­xis. Me que­da cla­ro que la ad­mi­nis­tra­ción an­te­rior no los le­yó y no hi­cie­ron su tra­ba­jo”, se­ña­ló en en­tre­vis­ta Víc­tor San­ta­na, di­rec­tor de Tie­rra Aden­tro, quien de­jó cla­ro que los dic­ta­mi­na­do­res ex­ter­nos se ter­mi­na­ron y que ese tra­ba­jo lo ha­rán él y su equi­po edi­to­rial.

És­ta es una opi­nión que los es­cri­to­res afec­ta­dos no com­par­ten: “Es un in­sul­to lo que es­tán ha­cien­do. To­dos los es­cri­to­res que es­ta­mos de­nun­cian­do es­to re­ci­bi­mos una carta con el dic­ta­men de es­pe­cia­lis­tas y (las ob­ser­va­cio­nes) en va­rios (ca­sos) só­lo son de re­dac­ción y usos de pa­la­bras, con la pro­me­sa de que en­tra­rían en un pro­ce­so edi­to­rial, pe­ro el nue­vo di­rec­tor de­ci­dió que no se iban a pu­bli­car y es un in­sul­to y muy ofen­si­vo que di­ga que los li­bros des­car­ta­dos eran pri­me­ros bo­rra­do­res en po­ten­cia y que un fun­cio­na­rio pú­bli­co ha­ble mal de nues­tros li­bros es in­jus­to”.

NO SE CANCELAN, SE DI­FIE­REN

San­ta­na ase­gu­ra que no can­ce­ló na­da, que só­lo les re­gre­só sus li­bros y les di­jo que se pu­sie­ran a tra­ba­jar y los man­da­ran otra vez si que­rían.

“Yo leí los 16 li­bros, los dis­cu­tí con el equi­po edi­to­rial y la va­lo­ra­ción es que no to­dos es­ta­ban lis­tos pa­ra pu­bli­car y lo que tie­nen que ha­cer es tra­ba­jar so­bre ellos. No lle­ga­mos a ti­rar­los por la bor­da, dos de ellos van a sa­lir ya y otros dos van a sa­lir en el 2020. Lo que pue­do de­cir­les a los otros es que pue­den en­trar a los ta­lle­res gra­tui­tos de Tie­rra Aden­tro”.

El lu­nes por la tar­de, co­men­zó a cir­cu­lar una carta di­ri­gi­da a la se­cre­ta­ria de Cul­tu­ra, Ale­jan­dra Fraus­to, ex­po­nien­do el ca­so y la in­jus­ti­cia de la de­ci­sión

de Víc­tor San­ta­na

La carta, fir­ma­da por au­to­res de más tra­yec­to­ria co­mo Rosa Bel­trán, Ana­ma­ri Go­mís, Enrique Gon­zá­lez Parra, Mó­ni­ca La­vín, Luis Fe­li­pe Lomelí, Fa­bio Mo­rá­bi­to y Pao­la Tinoco, en­tre otros 800 fir­man­tes, pi­de que se res­pe­te el tra­ba­jo de los crea­do­res y dic­ta­mi­na­do­res in­vo­lu­cra­dos.

“Que no se me­nos­ca­be la in­te­gri­dad ins­ti­tu­cio­nal de es­te im­por­tan­te pro­gra­ma cul­tu­ral del Es­ta­do me­xi­cano. Que no se per­pe­túen las de­ci­sio­nes dis­cre­cio­na­les de Tie­rra Aden­tro ni se des­co­noz­can los dic­tá­me­nes ex­ter­nos ba­jo el ar­gu­men­to de que, a jui­cio de la nue­va ad­mi­nis­tra­ción, ‘una di­rec­ción edi­to­rial de­be te­ner ma­yor in­vo­lu­cra­mien­to en la selección de li­bros’. Que, so­bre to­do, se re­con­si­de­re el rum­bo que es­tá to­man­do tan­to la re­vis­ta Tie­rra Aden­tro co­mo el FE­TA”, es­cri­ben.

¿QUIÉN ES VÍC­TOR SAN­TA­NA?

El di­rec­tor de Tie­rra Aden­tro tie­ne un doc­to­ra­do en Fi­lo­lo­gía His­pá­ni­ca por la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Ma­drid, tra­ba­jó en Ho­ri­zon­tal, es­cri­bió un li­bro de cuen­tos y edi­tó un fan­zi­ne.

¿Có­mo lle­gas a di­ri­gir Tie­rra Aden­tro?

Ten­go una ca­rre­ra aca­dé­mi­ca bas­tan­te res­pe­ta­ble y fui par­te del equi­po de tran­si­ción de Pa­co Ig­na­cio Tai­bo II. Yo ha­blé mu­cho de que me in­tere­sa­ba el te­ma Tie­rra Aden­tro y co­men­za­mos a tra­ba­jar.

Has­ta el 2018, Tie­rra Aden­tro pu­bli­ca­ba al­re­de­dor de 25 li­bros al año que in­cluían sus pre­mios y tam­bién se edi­ta­ba una re­vis­ta im­pre­sa, cu­yo pre­su­pues­to era de 1 mi­llón de pe­sos con un ti­ra­je de 2,000 a 3,000 ejem­pla­res, que tam­bién fue can­ce­la­da y se op­tó por man­te­ner­la só­lo en In­ter­net.

Se­gún San­ta­na, el FE­TA te­nía muy ma­la dis­tri­bu­ción; ase­gu­ra que en bo­de­gas hay mu­chos ejem­pla­res e in­sis­tió en los erro­res de la pa­sa­da ad­mi­nis­tra­ción.

Pa­ra el es­cri­tor Joel Flo­res, ser leí­do y pu­bli­ca­do por Tie­rra Aden­tro es un de­re­cho que “de­be te­ner to­do es­cri­tor jo­ven en Mé­xi­co, así co­mo una ex­pli­ca­ción ob­je­ti­va del por­qué se re­cha­za su obra. Su ca­mino ape­nas em­pie­za, frus­trár­se­lo es egoís­ta, po­co pro­fe­sio­nal. Ha­cer­le es­to a un crea­dor que ape­nas ini­cia, que quie­re ser es­cri­tor y que no tie­ne los me­dios pa­ra lo­grar­lo y que bus­ca el apo­yo de una edi­to­rial que fue crea­da pa­ra im­pul­sar a los es­cri­to­res jó­ve­nes que se en­cuen­tran ale­ja­dos del cen­tro del país, y esa edi­to­rial le di­ce que no, ¡es una gro­se­ría!”.

Tie­rra Aden­tro es una edi­to­rial del Es­ta­do cu­ya mi­sión es pro­mo­ver la obra de au­to­res me­no­res de 35 años.

El ti­tu­lar ale­ga que los li­bros te­nían erro­res has­ta de or­to­gra­fía y los re­gre­só a los au­to­res pa­ra que los me­jo­ra­ran.

FO­TO: ES­PE­CIAL

Víc­tor San­ta­na re­fie­re que los li­bros re­cha­za­dos fue­ron apro­ba­dos por la ad­mi­nis­tra­ción pa­sa­da sin una re­vi­sión ri­gu­ro­sa y que no eran pu­bli­ca­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.