En qué de­be fi­jar­se pa­ra ele­gir hos­pe­da­je en es­tas va­ca­cio­nes

Es im­por­tan­te que du­ran­te la pla­nea­ción de su es­tan­cia, se cer­cio­re de to­das las ca­rac­te­rís­ti­cas que in­clui­rá el lu­gar don­de se alo­ja­rá

El Economista (México) - - Finanzas Personales - Ángel Or­tiz

SE­GU­RA­MEN­TE SE en­cuen­tra lis­to pa­ra el pró­xi­mo pe­rio­do va­ca­cio­nal; sin em­bar­go nun­ca es­tá de más cer­cio­rar­se de to­dos los gas­tos y ac­ti­vi­da­des que con­lle­va rea­li­zar un via­je, to­do con el pro­pó­si­to de evi­tar do­lo­res de ca­be­za du­ran­te es­te pe­rio­do va­ca­cio­nal. Ya sea des­de el des­tino, la ae­ro­lí­nea en la que via­ja­rá, la du­ra­ción de su es­tan­cia y el hos­pe­da­je.

Es­te úl­ti­mo tie­ne la po­si­bi­li­dad de en­con­trar­lo o so­li­ci­tar­lo de di­fe­ren­tes ma­ne­ras, por ello, es im­por­tan­te que co­noz­ca to­do lo re­la­cio­na­do pa­ra evi­tar un da­ño a su bol­si­llo o peor, que arrui­ne sus va­ca­cio­nes.

En es­te sen­ti­do, Eze­quiel Ru­bin, country ma­na­ger de laa­gen­cia de via­jes on­li­ne Des­pe­gar, se­ña­ló que el pri­mer pa­so pa­ra te­ner un hos­pe­da­je sin in­con­ve­nien­tes con­sis­te en de­fi­nir el ob­je­ti­vo del via­je.

“Es su­ma­men­te im­por­tan­te por­que hay que sa­ber cuán­to tiem­po pa­sa­re­mos en el ho­tel. Por ejem­plo, si el via­je es­tá en­fo­ca­do en rea­li­zar ac­ti­vi­da­des al ai­re li­bre y des­cu­brir el des­tino, lo más se­gu­ro es que no se es­té tan­to tiem­po en el alo­ja­mien­to, por lo que la me­jor op­ción es re­ser­var un ho­tel que sim­ple­men­te cum­pla la fun­ción de alo­ja­mien­to”, co­men­tó.

Aho­ra bien, si lo que bus­ca es un tiem­po pa­ra des­can­sar, la me­jor se­rá un alo­ja­mien­to to­do in­clui­do con ame­ni­da­des co­mo spa, gim­na­sio, área de jue­gos pa­ra ni­ños, va­rie­dad de res­tau­ran­tes, en­tre otros.

Otra re­co­men­da­ción que el country ma­na­ger de Des­pe­gar reali­zó con­sis­te en re­vi­sar con an­te­la­ción en qué ubi­ca­ción le con­ven­drá hospedarse, pa­ra ello pue­de va­ler­se de las ex­pe­rien­cias de otras per­so­nas.

“Es vi­tal co­no­cer la opi­nión de las per­so­nas que se han hos­pe­da­do en los ho­te­les o si­tios que le in­tere­san, de es­ta for­ma sa­brá cuál fue su ex­pe­rien­cia y si real­men­te es lo que bus­ca”, di­jo Ru­bin.

CO­MO­DI­DAD Si rea­li­za un via­je fa­mi­liar, sepa có­mo dis­tri­buir­lo; exis­ten ha­bi­ta­cio­nes di­se­ña­das pa­ra es­tas si­tua­cio­nes.

SIEM­PRE ES BUENO AN­TI­CI­PAR­SE

Los pre­cios de hos­pe­da­je siem­pre ten­drán una va­ria­ción, ya sea por los gus­tos o el tiem­po de es­tan­cia, ya que de­pen­de mu­cho del ti­po de via­je y del alo­ja­mien­to que se bus­que.

“Pa­ra dar­se una idea, en el ca­so de un via­je de fin de se­ma­na, el tic­ket pro­me­dio de ho­tel con desa­yuno pa­ra des­ti­nos na­cio­na­les es de apro­xi­ma­da­men­te 1,892 pe­sos por no­che. Pa­ra el ca­so de tem­po­ra­das va­ca­cio­na­les co­mo Se­ma­na San­ta o ve­rano, el tic­ket pro­me­dio en ho­te­les to­do in­clui­do pa­ra des­ti­nos na­cio­na­les es de 2,720 pe­sos por no­che y en des­ti­nos in­ter­na­cio­na­les es de 3,920 pe­sos”, ase­gu­ró el ge­ren­te de Des­pe­gar.

Se sa­be que en tem­po­ra­da va­ca­cio­nal las re­ser­va­cio­nes o des­ti­nos sue­len sa­tu­rar­se, por ello, Eze­quiel Ru­bin re­co­mien­da rea­li­zar la re­ser­va de hos­pe­da­je con al me­nos seis se­ma­nas de an­ti­ci­pa­ción a la fe­cha de sa­li­da pa­ra en­con­trar ma­yor dis­po­ni­bi­li­dad y ac­ce­der a las me­jo­res ta­ri­fas de alo­ja­mien­to, aún en tem­po­ra­da al­ta.

“In­clu­so si se re­ser­va con an­ti­ci­pa­ción, se pue­de aho­rrar has­ta 40% en el cos­to del alo­ja­mien­to pa­ra des­ti­nos na­cio­na­les y 30% pa­ra des­ti­nos in­ter­na­cio­na­les”, ase­ve­ró.

Por otra par­te, el country ma­na­ger de Des­pe­gar ase­gu­ró que ac­tu­la­men­te exis­ten outlets que le per­mi­ten en­con­trar más des­cuen­tos.

“Apro­ve­char es­tas pro­mo­cio­nes de outlets de via­jes da la po­si­bi­li­dad al usua­rio de en­con­trar un aba­ni­co más am­plio y me­jo­ra­do del lu­gar don­de pien­sa alojarse”, co­men­tó.

BUENA DIS­TRI­BU­CIÓN

Es im­por­tan­te que al mo­men­to de or­ga­ni­zar su via­je, en ca­so de ha­cer­lo fa­mi­liar, sepa có­mo dis­tri­bui­rá to­do su alo­ja­mien­to.

“Pa­ra el ca­so de un via­je fa­mi­liar, una gran op­ción es ele­gir una habitación cuá­dru­ple o tri­ple, en lu­gar de re­ser­var dos ha­bi­ta­cio­nes do­bles que po­drían ge­ne­rar un

gas­to ma­yor. Más allá de la ven­ta­ja eco­nó­mi­ca, tam­bién se re­sal­ta la con­vi­ven­cia fa­mi­liar en el mis­mo am­bien­te”, di­jo el country ma­na­ger de Des­pe­gar.

Ru­bin tam­bién di­jo que hoy en día exis­ten ho­te­les que tie­nen sui­tes pa­ra alo­jar has­ta sie­te per­so­nas, lo cual re­du­ce el cos­to del hos­pe­da­je al viajar en gru­po.

“Tam­bién hay que apro­ve­char las pro­mo­cio­nes de la tem­po­ra­da”, se­ña­ló.

TEC­NO­LO­GÍA, ALIA­DA EN SU BÚS­QUE­DA

Ac­tual­men­te, la tec­no­lo­gía jue­ga un pa­pel im­por­tan­te en la or­ga­ni­za­ción de sus via­jes, ya que en tan só­lo un clic po­drá for­ma­li­zar sus va­ca­cio­nes, de es­ta ma­ne­ra, es im­por­tan­te que la uti­li­ce a su fa­vor, de ma­ne­ra in­te­li­gen­te.

“In­ter­net es una gran op­ción pa­ra bus­car in­for­ma­ción, com­pa­rar pre­cios y re­ser­var un ho­tel de ma­ne­ra prác­ti­ca y sen­ci­lla, a tra­vés de agencias de via­je on­li­ne.

Una de las gran­des ven­ta­jas de usar es­te ti­po de si­tios es que se per­so­na­li­za la bús­que­da del via­je­ro de acuer­do con el ti­po de alo­ja­mien­to que quie­re, la zo­na en la que bus­ca hospedarse, el per­fil de su via­je y ade­más se pue­de or­de­nar los re­sul­ta­dos por pre­cio y re­co­men­da­cio­nes de otros usua­rios. Es­to sin du­da per­mi­te en­con­trar la me­jor op­ción de alo­ja­mien­to pa­ra el via­je”, des­ta­có Ru­bin.

AL­TER­NA­TI­VAS ILI­MI­TA­DAS

Los ho­te­les han si­do los lu­ga­res de alo­ja­mien­to por ex­ce­len­cia, sin em­bar­go, los gus­tos de los via­je­ros cam­bian o exi­gen nue­vas ne­ce­si­da­des, a lo que Eze­quiel Ru­bin ase­gu­ró que las per­so­nas tie­nen una va­rie­dad de op­cio­nes pa­ra ele­gir la me­jor al­ter­na­ti­va.

“Hoy en día exis­ten una in­fi­ni­dad de op­cio­nes de alo­ja­mien­to pa­ra to­dos los gus­tos y pre­su­pues­tos; se pue­den ele­gir des­de hos­ta­les, ho­te­les bou­ti­que, ho­te­les to­do in­clui­do, re­sorts e in­clu­so ren­tar ca­sas o de­par­ta­men­tos”, re­co­no­ció.

En es­to coin­ci­de Luiz Ce­ga­to, di­rec­tor de co­mu­ni­ca­ción de Boo­king pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na, quien di­jo que las ten­den­cias de alo­ja­mien­to no tra­di­cio­nal to­man ma­yor au­ge. “La idea es que es­tas ten­den­cias crez­can, de he­cho en el úl­ti­mo año en es­te ran­go de hos­pe­da­jes no tra­di­cio­na­les cre­ció 20% en to­do el mun­do”, ex­pli­có.

El di­rec­ti­vo ase­gu­ró que son 30 ti­pos de alo­ja­mien­to no tra­di­cio­na­les que a la fe­cha se tie­nen re­gis­tra­dos.

Al res­pec­to, la tec­no­lo­gía tam­bién tie­ne un pa­pel fun­da­men­tal ya que a tra­vés de ella le per­mi­ti­rá en­con­trar la me­jor pro­pues­ta de via­je y co­no­cer a pro­fun­di­dad los gus­tos y ne­ce­si­da­des de ca­da uno de los via­je­ros.

Es vi­tal co­no­cer la opi­nión de las per­so­nas que se han hos­pe­da­do en los si­tios que les in­tere­san, de es­ta for­ma sa­brá si es lo que bus­ca”.

Eze­quiel Ru­bin, country ma­na­ger en Des­pe­gar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.