Chile bus­ca fa­ci­li­tar la por­ta­bi­li­dad fi­nan­cie­ra

En la ac­tua­li­dad, pa­ra cam­biar­se de un ban­co a otro se de­ben pa­gar to­dos los cré­di­tos de con­su­mo pen­dien­tes, mul­tas por pre­pa­go, sal­dar la lí­nea de cré­di­to y anu­lar las tar­je­tas

El Economista (México) - - Red Iberoameri­cana De Prensa Económica - DIA­RIO FI­NAN­CIE­RO/CHILE

LA MI­TAD de los chi­le­nos es­ta­ría dis­pues­ta a cam­biar­se de ban­co. Un da­to da­do a co­no­cer la se­ma­na pa­sa­da y rea­li­za­do por la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca y la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de San­tia­go re­ve­ló que 53% de los en­cues­ta­dos di­ce que se iría a otro ban­co prin­ci­pal­men­te pa­ra lo­grar me­no­res cos­tos de man­ten­ción y me­jo­res ta­sas de in­te­rés pa­ra sus cré­di­tos. Tam­bién se men­cio­na que se tras­la­da­rían pa­ra ac­ce­der a ser­vi­cios de ban­co on­li­ne su­pe­rio­res a los que tie­nen.

Ac­tual­men­te pa­ra cam­biar­se de un ban­co a otro con los pa­que­tes de pro­duc­tos se de­ben pa­gar to­dos los cré­di­tos de con­su­mo pen­dien­tes, pa­gar mul­tas por pre­pa­go en al­gu­nos ca­sos, sal­dar la lí­nea de cré­di­to y anu­lar las tar­je­tas de dé­bi­to y cré­di­to. En el ca­so de un cré­di­to hi­po­te­ca­rio, adi­cio­nal­men­te hay que rea­li­zar pa­gos aso­cia­dos a las ta­sa­cio­nes y al Con­ser­va­dor de Bie­nes Raí­ces, en­tre otros. Ba­jo un ré­gi­men de por­ta­bi­li­dad fi­nan­cie­ra ideal, el ex­ban­co le trans­fie­re al nue­vo to­dos los pro­duc­tos y deu­das.

¿Por qué el go­bierno con­si­de­ra ne­ce­sa­rio es­te pro­yec­to y le da prio­ri­dad? Hay que re­cor­dar los aplau­sos que re­ci­bió la lla­ma­da por­ta­bi­li­dad nu­mé­ri­ca (pa­ra te­le­fo­nía), apro­ba­da du­ran­te el pri­mer go­bierno de Pi­ñe­ra. Des­de los ini­cios de su im­ple­men­ta­ción se han por­ta­do más de 14 mi­llo­nes de nú­me­ros y hoy in­clu­ye ade­más la te­le­fo­nía fi­ja. Los chi­le­nos, due­ños de sus nú­me­ros tras es­ta re­for­ma re­gu­la­to­ria, no car­gan con la mo­chi­la de per­der los con­tac­tos cuan­do se en­cuen­tra una me­jor ofer­ta de te­le­fo­nía mó­vil. La Sub­tel tie­ne una pá­gi­na web de­di­ca­da a es­to que re­gis­tra los mo­vi­mien­tos de usua­rios y se ve que, aun años des­pués de su pues­ta en mar­cha, mu­chos chi­le­nos cam­bian ca­da mes de em­pre­sa bus­can­do me­jo­res ofer­tas.

Se es­ti­ma que en el ca­so de la por­ta­bi­li­dad fi­nan­cie­ra se po­dría lle­gar a be­ne­fi­ciar a 2.5 mi­llo­nes de ho­ga­res. Una mo­de­la­ción que hi­zo ha­ce unos me­ses el Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía con ba­se en los cré­di­tos hi­po­te­ca­rios con­clu­yó que, con me­di­das de fa­ci­li­ta­ción de tras­la­do, el cos­to de los trá­mi­tes po­dría ba­jar has­ta 33% y re­du­cir­se a la mi­tad del tiem­po.

PLA­ZOS Y LI­NEA­MIEN­TOS

La por­ta­bi­li­dad fi­nan­cie­ra es un te­ma que vie­ne anun­cián­do­se des­de el ini­cio de es­te man­da­to de Pi­ñe­ra. Fue el aho­ra ex­su­per­in­ten­den­te Fa­rren el que lo plan­teó y lue­go fue to­ma­do por Ha­cien­da y Eco­no­mía des­de di­fe­ren­tes aris­tas.

El mis­mo Pi­ñe­ra se com­pro­me­tió en oc­tu­bre pa­sa­do a en­viar­lo a la bre­ve­dad al Con­gre­so y el Ser­nac ya ha­bía avan­za­do en pe­dir­les a los ban­cos in­for­ma­ción uni­for­mi­za­da de al­gu­nos pro­duc­tos. Aun así, a más de un año de go­bierno, los de­ta­lles de la fór­mu­la no es­tán dis­po­ni­bles.

Fuen­tes de Ha­cien­da ex­pli­can que el bo­rra­dor es­ta­ría en unos 20 días y en la ban­ca cuen­tan que al­gu­nos eje­cu­ti­vos han par­ti­ci­pa­do en con­ver­sa­cio­nes don­de se to­ca el te­ma con las au­to­ri­da­des pe­ro que no han vis­to na­da con­cre­to. Hoy es­tá en el es­cri­to­rio de Kat­he­ri­ne Tor­nel, la coor­di­na­do­ra de Mer­ca­dos de Ca­pi­ta­les de Ha­cien­da, que tras el anun­cio pre­si­den­cial ten­drá que po­ner­le ace­le­ra­dor a la re­dac­ción del pro­yec­to.

Hay que con­si­de­rar que ha­brá dis­cu­sión des­de la in­dus­tria en va­rios pun­tos.

Des­de la ban­ca co­men­tan que es un pa­so co­rrec­to —aún no se pro­nun­cian ofi­cial­men­te da­do que no hay de­ta­lles— pe­ro que hay otras prio­ri­da­des en torno a la in­clu­sión ban­ca­ria que de­be­rían ser prio­ri­ta­rias, co­mo por ejem­plo, re­cu­pe­rar a los más de 300,000 chi­le­nos que se fue­ron al fi­nan­cia­mien­to in­for­mal tras los úl­ti­mos cam­bios en la ta­sa má­xi­ma con­ven­cio­nal.

De acuer­do con una en­cues­ta, la mi­tad de los chi­le­nos es­ta­ría dis­pues­ta a cam­biar­se de ban­co pa­ra lo­grar me­no­res cos­tos de man­ten­ción y me­jo­res ta­sas de in­te­rés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.