CHIA­PAS, AJE­NA A LA VI­SI­TA PRE­SI­DEN­CIAL

El Economista (México) - - Política Y Sociedad - Tex­to y Fo­to: Ma­rit­za Pérez y Fer­nan­do Vi­lla del Ángel/en­via­dos • EL ECONOMISTA

An­te la lle­ga­da hoy del pre­si­den­te Ló­pez Obra­dor, la ciu­dad de Ta­pa­chu­la, Chia­pas, lu­ce aje­na a la vi­si­ta.

Lo ex­tra­or­di­na­rio que en­mar­ca es­ta gi­ra es que aquí se­rá lan­za­do el Plan de Desa­rro­llo pa­ra Cen­troa­mé­ri­ca, con el cual el go­bierno fe­de­ral bus­ca dis­mi­nuir la mi­gra­ción de mi­les de per­so­nas pro­ve­nien­tes, en su ma­yo­ría, de Hon­du­ras, El Sal­va­dor y Gua­te­ma­la, y que pre­ten­den cru­zar nues­tro país con des­tino a Es­ta­dos Uni­dos.

El pro­gra­ma Sem­bran­do Vi­da —que tie­ne co­mo ob­je­ti­vo dar em­pleo a mi­les

de mi­gran­tes a tra­vés de la siem­bra de ár­bo­les fru­ta­les y ma­de­ra­bles en áreas del sur y su­r­es­te de Mé­xi­co— se­rá la apues­ta del go­bierno fe­de­ral pa­ra com­ba­tir la mi­gra­ción.

Pe­se a que Ta­pa­chu­la no co­lin­da di­rec­ta­men­te con Gua­te­ma­la, és­ta se ha vis­to afec­ta­da por el pa­so de los mi­gran­tes, aun­que pa­re­ce acos­tum­brar­se ca­da vez más a ellos y no só­lo de los pro­ve­nien­tes de Cen­troa­mé­ri­ca, ya que por sus ca­lles tam­bién abun­da un gran nú­me­ro de ciu­da­da­nos afri­ca­nos.

Des­pués de vi­vir la cri­sis mi­gra­to­ria de las ca­ra­va­nas que cru­za­ron nues­tro país en me­ses pa­sa­dos, el rit­mo aquí pa­re­ce nor­ma­li­zar­se y es­to, en gran me­di­da, se de­be al acuer­do de Mé­xi­co con EU.

Po­bla­do­res atri­bu­yen a la gran ex­pec­ta­ti­va que ge­ne­ró es­te acuer­do y al des­plie­gue, mo­men­tá­neo, de ele­men­tos de las Fuer­zas Ar­ma­das, la ba­ja con­si­de­ra­ble de cen­troa­me­ri­ca­nos en Ta­pa­chu­la.

Ase­gu­ran que el des­plie­gue mi­li­tar no du­ró mu­cho y que fue só­lo el do­min­go pa­sa­do cuan­do se re­for­zó su pre­sen­cia. Pa­ra ayer no se veía ni un so­lo ele­men­to re­co­rrien­do las ca­lles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.