Revocación, des­pués del 1 de di­ciem­bre de 2021, exi­ge opo­si­ción

El Informador - El Financiero - - Nacional - VÍC­TOR CHÁ­VEZ

En un pro­nun­cia­mien­to con­jun­to, los pre­si­den­tes na­cio­na­les del PAN, PRI, MC y PRD, re­fren­da­ron ayer que só­lo acep­ta­rán la con­sul­ta ciu­da­da­na pa­ra la revocación de man­da­to del pre­si­den­te Ló­pez Obra­dor, só­lo si se rea­li­za des­pués del 1 de di­ciem­bre del 2021.

En un ac­to efec­tua­do en la Cá­ma­ra de Dipu­tados, el di­ri­gen­te na­cio­nal pa­nis­ta Mar­ko Cortés; la priis­ta Clau­dia Ruiz Mas­sieu; Cle­men­te Cas­ta­ñe­da, de MC, y Ángel Ávi­la por el PRD, ad­vir­tie­ron que apro­ba­rán es­ta fi­gu­ra cons­ti­tu­cio­nal en el Se­na­do só­lo si es pro­pues­ta por los ciu­da­da­nos, no por el Pre­si­den­te, que sea or­ga­ni­za­da por un ór­gano ciu­da­dano y que lo que bus­que sea el empoderami­ento del ciu­da­dano, no al Pre­si­den­te.

Por ello, Mar­ko Cortés, lí­der del blan­quia­zul, pro­pu­so que el Se­na­do re­ti­re de la agen­da la mi­nu­ta de es­ta re­for­ma – apro­ba­da ya por la Cá­ma­ra de Dipu­tados– “pa­ra que no es­té la ten­ta­ción la­ten­te de sa­car ade­lan­te al­go que ven­drá a ser com­ple­ta­men­te in­jus­to en un pro­ce­so elec­to­ral, bus­can­do que el Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca va­ya, a pe­ti­ción de él, al re­fe­ren­do, co­mo él ha lla­ma­do”.

Tam­bién re­cha­za­ron el in­ten­to “del par­ti­do en el go­bierno” de im­po­ner una re­for­ma elec­to­ral, que – plan­tea­ron– “ca­re­ce de con­sen­so” y que só­lo bus­ca “des­apa­re­cer, cen­tra­li­zar o con­tro­lar los ór­ga­nos elec­to­ra­les”, que afec­ta­rá al sis­te­ma na­cio­nal elec­to­ral.

Pa­ra ello, pi­die­ron es­ta­ble­cer una me­sa de diá­lo­go pa­ra tra­ba­jar en una re­for­ma elec­to­ral y de Es­ta­do “in­te­gral, de con­sen­so, con plan­tea­mien­tos, ob­je­ti­vos y rum­bo cla­ro, sin ocu­rren­cias ni la bús­que­da a ra­ja­ta­bla de un aho­rro de re­cur­sos, en per­jui­cio de las ins­ti­tu­cio­nes y sin es­cu­char otras al­ter­na­ti­vas”.

La priis­ta Clau­dia Ruiz Mas­sieu en­fa­ti­zó que “es­ta re­for­ma elec­to­ral que hoy se plan­tea ca­re­ce de ese con­sen­so y de un ob­je­ti­vo que po­da­mos com­par­tir a ra­ja­ta­bla. Si se tra­ta de re­du­cir el cos­to de nues­tra de­mo­cra­cia, abor­de­mos el te­ma des­de una pers­pec­ti­va in­te­gral, es­tu­dian­do có­mo po­de­mos ha­cer más efi­cien­tes los dis­tin­tos ór­ga­nos del sis­te­ma po­lí­ti­co elec­to­ral me­xi­cano”.

So­bre la revocación de man­da­to, ade­lan­tó que “no apo­ya­re­mos una su­pues­ta revocación de man­da­to, que más pa­re­ce una ra­ti­fi­ca­ción de man­da­to”.

Só­lo se apro­ba­rá si es una pro­pues­ta por los ciu­da­da­nos, no por el Pre­si­den­te “No apo­ya­re­mos una su­pues­ta revocación de man­da­to, que más pa­re­ce una ra­ti­fi­ca­ción de man­da­to” Con días co­mo ayer, al me­nos el PRI se ve co­mo eso, co­mo un par­ti­do “ri­dícu­lo” lleno de “ter­nu­ri­tas”

ter­ven­ción del go­bierno fe­de­ral en la mis­ma di­rec­ción”.

Na­rro, con una de­cla­ra­ción, des­nu­dó al PRI que só­lo él cre­yó que ha­bía cam­bia­do. “El par­ti­do vol­vió a for­mas cen­tra­lis­tas y au­to­ri­ta­rias que se creían su­pe­ra­das”, otra vez… pues no. El PRI si­gue fiel a sus prin­ci­pios y to­do in­di­ca que el de­da­zo se im­pon­drá en la elec­ción del nue­vo pre­si­den­te.

Otra de las vo­ces crí­ti­cas en el Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal es la ex­go­ber­na­do­ra Ivon­ne Or­te­ga. A tra­vés de su Twit­ter di­jo coin­ci­dir con la de­ci­sión y las ra­zo­nes de Jo­sé Na­rro, pe­ro se­ña­ló que no pue­de ga­nar la cú­pu­la y no se va a ren­dir pa­ra re­cu­pe­rar el par­ti­do.

Por es­te ti­po de grie­tas den­tro de la opo­si­ción es que el Pre­si­den­te, de­di­cán­do­les trein­ta se­gun­dos en su ma­ña­ne­ra y dos ad­je­ti­vos con­tun­den­tes, ha­ce que se vuel­van a des­mo­ro­nar. Nun­ca he vo­ta­do por el PRI, pe­ro sé que mi­llo­nes de me­xi­ca­nos lo han he­cho, que ven in­clu­so en es­te par­ti­do una buena op­ción pa­ra las pró­xi­mas elec­cio­nes ( no sé si mi­llo­nes hoy en día, pe­ro sí cien­tos de mi­les, en fin). Tie­nen una ba­se fiel por la sim­ple ra­zón de es­tar en el po­der por más de sie­te dé­ca­das, vi­ven por su tra­di­ción po­lí­ti­ca pe­ro su­fren su reali­dad par­ti­da y sin rum­bo.

No se pue­de ar­ti­cu­lar una opo­si­ción des­de las rui­nas, no fue­ron ca­pa­ces ni si­quie­ra de ope­rar la uni­dad en una con­tien­da in­ter­na en la que sin­ce­ra­men­te no se ga­na­ba na­da. Es­ta co­lum­na no es gri­to de­ses­pe­ra­do ni mu­cho me­nos, es una con­fir­ma­ción de los dos ad­je­ti­vos usa­dos por el Pre­si­den­te. Con días co­mo ayer, al me­nos el PRI se ve co­mo eso, co­mo un par­ti­do “ri­dícu­lo” lleno de “ter­nu­ri­tas”.

Lí­der na­cio­nal del PRI

JUN­TOS. Lí­de­res par­ti­dis­tas de la opo­si­ción, ayer, en San Lá­za­ro. CLAU­DIA RUIZ MAS­SIEU

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.