MI­GUEL MO­RENO TRIPP

El Financiero Monterrey - - PORTADA - Mi­guel Mo­reno Tripp Opi­ne us­ted: mo­re­no­trip@gmail.com

Es­ta for­ma de pen­sar que lo úni­co que lo­gra es per­pe­tuar el ma­chis­mo. No es acep­ta­ble. Sin em­bar­go-y de­sa-for­tu­na­da­men­te-se pre­sen­ta en la sociedad.

Di­ce AMLO que “el Eje­cu­ti­vo no se­rá más el Po­der de los Po­de­res” pe­ro es­to, sin­ce­ra­men­te es di­fí­cil de creer. Bas­te ver la re­par­ti­ción de las cu­ru­les en las cá­ma­ras: le de­ja­ron unas cuan­tas a lo que aho­ra serán la opo­si­ción -to­da ella- es de­cir, el res­to de los par­ti­dos po­lí­ti­cos. Es­to no pa­sa­ba des­de tiem­pos del pria­to y ¡ah! co­mo se que­ja­ron los par­ti­dos de iz­quier­da por fal­ta de es­pa­cio en el pa­sa­do; qui­zá no sin ra­zón.

Tan es ab­so­lu­to el po­der, que aho­ra se pu­die­ron lo­grar en­ro- ques po­lí­ti­cos…de uno mis­mo. Re­sul­ta Kaf­kiano que un Se­na­dor pi­da per­mi­so pa­ra re­gre­sar a ser sus­ti­tu­to de sí mis­mo en el pues­to de Go­ber­na­dor del cual se ex­cu­só pa­ra lle­gar a ser Se­na­dor. ¿Se pue­de lle­gar a al­go más ab­sur­do que es­to?

Pe­ro lue­go re­sul­ta ri­dícu­lo pen­sar que uno se va a creer que di­cha ca­ta­fi­xia de go­ber­na­dor sus­ti­tu­to de si mis­mo ha­ya si­do a cam­bio de un pro­gra­ma pa­ra aten­der cán­cer de ni­ños. ¿Có­mo?¿Son tan in­sen­si­bles las ban­ca­das de Mo­re­na y la del Ver­de que usa­ron un pro­gra­ma pa­ra aten­der cán­cer de ni­ños co­mo mo­ne­da de cam­bio? Qué ba­jo ca­ye­ron y que tan mal con­cep­to tie­nen de no­so­tros.

Tam­bién pu­die­ra ser que la ex­pli­ca­ción sea mu­cho más sen­ci­lla: sim­ple­men­te no es de­fen­di­ble que al­guien sea sus­ti­tu­to de sí mis­mo, pe­ro lo que sí se pue­de, coin­ci­den­te­men­te, si se da a cam­bio de con­so­li­dar a Mo­re­na con la ma­yo­ría pa­ra ha­cer y des­ha­cer a sus an­chas. De aho­ra en ade­lan­te: ¿Qué no se es­tá de acuer­do con al­go que ellos va­yan a que­rer? Te­jo­nes por­que no hay lie­bres, ya que lo que sea que quie­ran lo vo­tan, se­rá ley y a no­so­tros sí nos to­ca aca­tar­la. A los po­lí­ti­cos no.

Sea­mos sin­ce­ros: ¿Real­men­te hay los li­de­raz­gos con los ta­ma­ños ne­ce­sa­rios en ese par­ti­do, fue­ra de AMLO? No lo creo y me­nos si el cre­ci­mien­to en los úl­ti­mos me­ses se dio con gen­te que cam­bió ra­di­cal­men­te de con­vic­cio­nes se­gún iban su­bien­do las pre­fe­ren­cias en las en­cues­tas: sim­ple­men­te no tie­nen cre­di­bi­li­dad. Si no hay otros li­de­raz­gos, lue­go en­ton­ces cla­ro que es el Po­der de los Po­de­res.

Pe­ro el pue­blo es­co­gió eso. (Aho­ra sí, por­que cuan­do se pier­de le ro­ban a uno, pe­ro cuan­do se ga­na, es la voluntad po­pu­lar…y nos la cree­mos). El pue­blo es­ta­ría har­to de tan­ta co­rrup­ción pe­ro ¿Có­mo se le po­dría lla­mar a ese en­ro­que per­so­nal a cam­bio de ce­der unas cuan­tas cu­ru­les? ¿De ver­dad se­rá lo más trans­pa­ren­te? ¿Ver­dad que no?

Pa­só esa bo­la ba­ja y pa­sa­rán las que ven­gan. Por­que ya no ha­brá quien di­ga que no. Así lo qui­si­mos. Al fi­nal que­ría­mos un “en­gá­ña­me, pe­ro no me de­jes... te­ner que pen­sar por mí mis­mo”.

El au­tor es Doc­tor en Fi­nan­zas por la Uni­ver­si­dad de Tu­la­ne; cuen­ta con la Maes­tría en Al­ta Di­rec­ción de Em­pre­sas, en el IPADE. Se desem­pe­ñó co­mo Di­rec­tor Ge­ne­ral de en­ti­da­des del área In­ter­na­cio­nal en San­tan­der Ser­fin. Es Di­rec­tor del pro­gra­ma OneMBA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.