De mar­chas y ma­ni­fes­ta­cio­nes

El Financiero Monterrey - - ENTRE LÍNEAS -

Hay de mar­chas a mar­chas, y pa­ra eso, has­ta en los par­ti­dos po­lí­ti­cos hay ni­ve­les, prin­ci­pal­men­te en Mon­te­rrey y Gua­da­lu­pe, don­de PAN y PRI man­tie­nen un plei­to ca­sa­do por la dispu­ta de sus alcaldías.

Am­bas ins­ti­tu­cio­nes rea­li­za­ron mar­chas pa­ra ma­ni­fes­tar­se, y en am­bos ca­sos, to­do fue or­de­na­do y pa­cí­fi­co.

Peee­ro... di­fe­ren­te al PAN, que reali­zó sus mar­chas por un so­lo ca­rril de las ca­lles y ave­ni­das del Cen­tro de Mon­te­rrey, de­jan­do li­bre el res­to pa­ra el pa­so de los vehícu­los, ayer el PRI se adue­ñó del an­cho de las ar­te­rias por don­de ca­mi­na­ban sus sim­pa­ti­zan­tes, obs­tru­yen­do la cir­cu­la­ción del trá­fi­co.

No se tra­ta de quién es el bueno y quién es el ma­lo, sino de que ellos co­mo ins­ti­tu­cio­nes pon­gan el ejem­plo y mar­chen sin blo­quear ca­lles o ave­ni­das ¿O de qué mé­ri­to go­zan los priís­tas? ¿Por qué los ele­men­tos de trán­si­to no les pi­die­ron ca­mi­nar por un so­lo ca­rril? ¿Se­rá que lue­go los re­ga­ña su je­fe, el al­cal­de elec­to Adrián De la Garza?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.