So­li­ci­ta Ve­do­ya aran­cel al ace­ro de EU

Má­xi­mo Ve­do­ya PRE­SI­DEN­TE DE ALA­CE­RO

El Financiero Monterrey - - PORTADA - Cé­sar Sán­chez

Si el go­bierno de Mé­xi­co hu­bie­ra reac­cio­na­do de una ma­ne­ra co­rrec­ta e in­me­dia­ta apli­can­do me­di­das es­pe­jo, Es­ta­dos Uni­dos ya hu­bie­se eli­mi­na­do los aran­ce­las al ace­ro de Mé­xi­co apli­ca­dos ba­jo la Ley 232, di­jo en Co­lom­bia Má­xi­mo Ve­do­ya, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra Na­cio­nal de la In­dus­tria del Hie­rro y del Ace­ro, (Ca­na­ce­ro) y aho­ra tam­bién pre­si­den­te de la Aso­cia­ción La­ti­noa­me­ri­ca­na del Ace­ro (Ala­ce­ro).

CAR­TA­GE­NA DE IN­DIAS, CO­LOM­BIA.- Si el go­bierno de Mé­xi­co hu­bie­ra reac­cio­na­do de una ma­ne­ra co­rrec­ta e in­me­dia­ta apli­can­do me­di­das es­pe­jo, Es­ta­dos Uni­dos ya hu­bie­se eli­mi­na­do los aran­ce­las al ace­ro de Mé­xi­co apli­ca­dos ba­jo la Ley 232, se­ña­ló Má­xi­mo Ve­do­ya, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra Na­cio­nal de la In­dus­tria del Hie­rro y del Ace­ro, (Ca­na­ce­ro) y aho­ra tam­bién pre­si­den­te de la Aso­cia­ción La­ti­noa­me­ri­ca­na del Ace­ro (Ala­ce­ro).

¿Por qué no ha reac­cio­na­do el go­bierno me­xi­cano a la 232 de EU?

Bueno esa es una gran pre­gun­ta, creo que el go­bierno me­xi­cano tie­ne que reac­cio­nar, es dis­tin­to el ca­so de Mé­xi­co con otros paí­ses sud­ame­ri­ca­nos por­que tie­ne nue­vo acuer­do con EU, el T-MEC y ha­bían pro­me­ti­do que una vez re­ne­go­cia­do el Naf­ta se iban a eli­mi­nar las ta­ri­fas y eso no ocu­rrió to­da­vía y no ha ocu­rri­do por­que hay una di­fe­ren­cia im­por­tan­te de la reac­ción de Es­ta­dos Uni­dos y de la reac­ción de Mé­xi­co que no pu­so me­di­das es­pe­jo.

Si no se eli­mi­nan los aran­ce­les y no se ha­ce un acuer­do de Mé­xi­co con EU en el ace­ro, Mé­xi­co tie­ne que reac­cio­nar y tie­ne que po­ner me­di­das es­pe­jo, por­que EU ex­por­ta más ace­ro de lo que Mé­xi­co le ex­por­ta.

No hay otra con­clu­sión que eso y en eso te­ne­mos que ser du­ros, la in­dus­tria me­xi­ca­na tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra ab­sor­ber esa ofer­ta que vie­ne de Es­ta­dos Uni­dos y ade­más com­pe­ti­mos con otros paí­ses si­de­rúr­gi­cos que ex­por­tan a Mé­xi­co. Si no reac­cio­nan hay un des­ba­lan­ce muy gran­de y no se pue­de com­pe­tir de ma­ne­ra jus­ta.

¿Se han fre­na­do in­ver­sio­nes en Mé­xi­co por la 232?

Las que ya se ve­nían ha­cien­do con­ti­núan, pe­ro no hay nue­vas in­ver­sio­nes, la gen­te no es­tá ana­li­zan­do nue­vas in­ver­sio­nes, es­pe­ran­do re­sol­ver es­te te­ma.

¿La pér­di­da de la ma­yo­ría de re­pu­bli­ca­nos en la cá­ma­ra de re­pre­sen­tan­tes de EUA po­dría lle­var a Trump a fle­xi­bi­li­zar sus po­lí­ti­cas?

Creo que si hay una opor­tu­ni­dad so­bre to­do por­que no tie­ne sen­ti­do lo que EU es­tá ha­cien­do, si Mé­xi­co hu­bie­ra reac­cio­na­do de una ma­ne­ra co­rrec­ta, EU hu­bie­se eli­mi­na­do la 232 con­tra Mé­xi­co ins­tan­tá­nea­men­te por­que no le con­vie­ne al sec­tor si­de­rúr­gi­co.

Ayer nos reuni­mos con el Se­cre­ta­rio Gua­jar­do y es­tu­vi­mos vien­do es­te te­ma, él lo quie­re re­sol­ver, pe­ro del otro la­do es­tán los ame­ri­ca­nos que de­ben ser bas­tan­te más du­ros de ne­go­ciar y por eso nues­tra pos­tu­ra es que si no se pue­de ha­cer una ne­go­cia­ción que sea jus­ta, que ha­ya una me­di­da es­pe­jo y en­ton­ces sí ve­re­mos có­mo lo arre­gla­mos.

¿Acep­ta­rían cuo­tas?

En prin­ci­pio nues­tra vi­sión es que no de­be­ría ha­ber na­da. Si del otro la­do tie­nes un sec­tor si­de­rúr­gi­co que ex­por­ta más a Mé­xi­co de lo que Mé­xi­co le ex­por­ta, ¿por qué de­be ha­ber un sis­te­ma de cuo­tas en­tre am­bos paí­ses?, no tie­ne nin­gún sen­ti­do. No de­be ha­ber nin­gu­na res­tric­ción.

La so­lu­ción hay dos ex­tre­mos, uno que se eli­mi­na to­do, que me pa­re­ce el más ra­zo­na­ble y co­mo Ala­ce­ro y Ca­na­ce­ro pro­po­ne­mos esa. El otro ex­tre­mo una im­po­si­ción de una me­di­da es­pe­jo por par­te de Mé­xi­co, y de­be­ría ser an­tes de la fir­ma del T-MEC por­que no tie­ne sen­ti­do de­jar es­tas co­sas pen­dien­tes.

¿Cuá­les son los prin­ci­pa­les re­tos del sec­tor ace­re­ro en La­ti­noa­mé­ri­ca?

El sec­tor si­de­rúr­gi­co ha­ce tiem­po es­tá en una dis­yun­ti­va de có­mo Chi­na creó una so­bre­ca­pa­ci­dad muy in­fluen­cia­da por su sec­tor pú­bli­co y pri­va­do, don­de a tra­vés de sub­si­dios y prác­ti­cas des­lea­les de co­mer­cio fue crean­do una so­bre­ca­pa­ci­dad que hoy tie­ne a la in­dus­tria si­de­rúr­gi­ca en mu­chos pro­ble­mas. La opor­tu­ni­dad es que en los úl­ti­mos años los go­bier­nos de La­ti­noa­mé­ri­ca y del mun­do han em­pe­za­do a reac­cio­nar, han vis­to es­te ac­cio­nar de­pre­da­to­rio de Chi­na co­mo al­go pe­li­gro­so, que no se de­be per­mi­tir.

¿Có­mo im­pac­tó la 232?

La 232 afec­tó a to­do el mun­do, a Mé­xi­co a Bra­sil a Co­lom­bia, aun­que con­cep­tual­men­te lo que es­tá ha­cien­do EU es lo co­rrec­to. No po­de­mos per­mi­tir que no se si­gan las re­glas de co­mer­cio, y que Chi­na si­ga con es­te ac­cio­nar de­pre­da­to­rio, en ese sen­ti­do es po­si­ti­vo, ob­vio, va­mos a te­ner que tra­ba­jar pa­ra que los jus­tos no pa­guen por los pe­ca­do­res, ese va a ser el tra­ba­jo de Ala­ce­ro, que la aso­cia­ción im­pul­sa­rá el pró­xi­mo año.

“El pro­ble­ma es que en Mé­xi­co no reac­cio­na­mos co­mo de­be­ría­mos ha­ber reac­cio­na­do”

DI­RI­GEN­TE. Má­xi­mo Ve­do­ya, nue­vo pre­si­den­te de ALA­CE­RO.

DI­RI­GEN­TE. Má­xi­mo Ve­do­ya, pre­si­di­rá la ALA­CE­RO los pró­xi­mos dos años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.