¿Có­mo con­ci­lia­rá AMLO la eco­no­mía, la po­lí­ti­ca y los in­tere­ses em­pre­sa­ria­les en la Fron­te­ra Nor­te?

El Financiero Monterrey - - ENTRE LÍNEAS - Ja­vier Amie­va El au­tor es ana­lis­ta po­lí­ti­co en Te­xas, y ex­per­to en te­mas de la fron­te­ra Mé­xi­co-Es­ta­dos Uni­dos. Opi­ne us­ted: ja­vier.amie­[email protected]­pa­ni­cin­ter­na­tio­nal.com

To­da sal­ve­dad guar­da­da y aten­dien­do solo a los he­chos de pro­me­sas de cam­pa­ña, ra­ti­fi­ca­cio­nes en la to­ma de pro­tes­ta Pre­si­den­cial y la reali­dad del país, enume­ro al­gu­nas de las con­si­de­ra­cio­nes que se pre­vén mo­di­fi­ca­ran el fu­tu­ro de la re­gión “fron­te­ri­za” du­ran­te el pró­xi­mo se­xe­nio.

Pa­ra los in­ver­sio­nis­tas y hom­bres de ne­go­cios es­ta­dou­ni­den­ses con in­tere­ses eco­nó­mi­cos o pla­nes de in­ver­sión en Mé­xi­co ya no es lo mis­mo. La lle­ga­da a la Pre­si­den­cia del pri­mer pre­si­den­te de iz­quier­da a Mé­xi­co, no es pre­ci­sa­men­te lo que los in­ver­sio­nis­tas in­ter­na­cio­na­les es­ta­ban desean­do. La irrup­ción del pro­yec­to ae­ro­por­tua­rio fue la pri­me­ra se­ñal de que las co­sas po­drían cam­biar en Mé­xi­co y de que la cer­te­za ju­rí­di­ca no es un for­ma­to fun­da­men­tal que re­gi­rá los prin­ci­pios de le­ga­li­dad en­tre go­bierno y go­ber­na­dos en Mé­xi­co.

Le si­guie­ron otras se­ña­les co­mo el nue­vo mo­de­lo de con­sul­ta po­pu­lar que po­dría cam­me­ra biar de un día a otro has­ta el pro­pio mo­de­lo cons­ti­tu­cio­nal y por su­pues­to las pro­me­sas de dar mar­cha atrás a los mo­de­los de par­ti­ci­pa­ción em­pre­sa­rial en la in­dus­tria pe­tro­le­ra de Mé­xi­co, con la pro­me­sa re­no­va­da de que se apo­ya­ría a PE­MEX, que es la em­pre­sa mo­de­lo des­de ha­ce va­rios se­xe­nios de co­rrup­ción, que ha crea­do com­pro­mi­sos sin­di­ca­les y la­bo­ra­les im­po­si­bles de sos­te­ner y que pa­so de ser la priO­tro fuen­te de in­gre­sos ex­ter­nos pa­ra el país; con la Re­for­ma Ener­gé­ti­ca mu­chas em­pre­sas mul­ti­na­cio­na­les y de to­dos ca­li­bres cre­ye­ron a pie jun­ti­llas que in­ver­tir en Mé­xi­co en el área de ener­gía era una gran oportunidad; hoy ya no es­tán tan se­gu­ros de ello.

En su dis­cur­so de to­ma de po­se­sión An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor (AMLO) ase­gu­ró que ter­mi­na­rá con la co­rrup­ción,- la que siem­pre de­jo pa­sar du­ran­te más de dos dé­ca­das-, y pa­ra ello pro­po­ne un mo­de­lo de Guar­dia Na­cio­nal en­tre otras so­lu­cio­nes plan­tea­das, pe­ro tam­bién ata­có el mo­de­lo eco­nó­mi­co “neo­li­be­ral” de Mé­xi­co co­mo “un desas­tre” y cri­ti­có, re­afir­mo, la pri­va­ti­za­ción his­tó­ri­ca del sec­tor ener­gé­ti­co de Pe­ña Nie­to, es de­cir no de­ja­rá pie­dra so­bre pie­dra, y al clá­si­co es­ti­lo so­cia­lis­ta ter­mi­nó en los pri­me­ros mi­nu­tos con los sím­bo­los del go­bierno pa­sa­do, in­clu­yen­do el “avión pre­si­den­cial”, sin que se se­pa bien a bien cuán­to cos­ta­rá can­ce­lar di­cha ope­ra­ción, que fue pro­me­sa de cam­pa­ña des­truir. To­do eso preo­cu­pa a los in­ver­sio­nis­tas.

Du­ran­te la ce­re­mo­nia y en el mis­mo dis­cur­so re­afir­mó que se crea­rán – aho­ra al nor­te-, las ZEE o Zo­nas Eco­nó­mi­cas Es­pe­cia­les, con lo que él lla­ma Zo­nas Fran­cas, y que ello aca­ba­rá con la diás­po­ra de tra­ba­ja­do­res y con el deseo – más bien la ne­ce­si­dad-, de au­to­exi­liar­se a Es­ta­dos Uni­dos (EU) pa­ra bus­car opor­tu­ni­da­des eco­nó­mi­cas de los je­fes de fa­mi­lia que du­ran­te dé­ca­das no han visto opor­tu­ni­da­des de se­gu­ri­dad eco­nó­mi­ca en Mé­xi­co.

Pe­ro el ca­so es que los es­pe­cia­lis­tas han coin­ci­di­do que la eco­no­mía de Mé­xi­co no po­dría so­por­tar lo que AMLO pro­me­te su­ce­de­rá en la fron­te­ra con sus Zo­nas Fran­cas si se mo­di­fi­ca el IVA, si se aca­ban –co­mo pro­me­tió-, con to­dos los im­pues­tos a pro­duc­tos del tra­ba­jo y los de­ri­va­dos de la ren­ta (ISR). Sin es­tos in­gre­sos el go­bierno ten­dría un dé­fi­cit in­sos­te­ni­ble han in­di­ca­do los eco­no­mis­tas.

fac­tor in­sos­la­ya­ble es la in­se­gu­ri­dad por la pe­ne­tra­ción de gru­pos de­lic­ti­vos en la re­gión. Mien­tras que los empresarios e in­ver­sio­nis­tas en to­do el Cen­tro y Sur del país si­guen bus­can­do in­ver­tir en EU pa­ra te­ner, de ser ne­ce­sa­rio una puer­ta de es­ca­pe – in­ver­sión y re­si­den­cia legal en la Unión Ame­ri­ca­na-, hoy nin­gu­na em­pre­sa pe­que­ña o me­dia­na se atre­ve a in­ver­tir en la re­gión de la fron­te­ra, por lo que ha­bría que otor­gar ga­ran­tías de se­gu­ri­dad em­pre­sa­rial y ju­rí­di­ca, además de re­sol­ver có­mo el pre­su­pues­to de la na­ción po­dría pres­cin­dir de los im­pues­tos que la zo­na fran­ca eli­mi­na­ría.

Lo que es cier­to es que pa­ra rease­gu­rar a in­ver­sio­nis­tas de que Mé­xi­co, y la Zo­na Nor­te es­pe­cial­men­te, son si­tios de oportunidad pa­ra in­ver­tir, y se ne­ce­si­ta­rá más que los co­men­ta­rios de Carlos Slim so­bre el te­ma y la fór­mu­la pre­si­den­cial de “me can­so gan­so”, pa­ra acer­tar que las co­sas se da­rán en for­ma, tiem­po y ba­jo los es­que­mas de se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca que hoy pen­den de un hi­lo

Es­te te­ma es de opi­nión y mi pun­to de vis­ta es es­tric­ta­men­te per­so­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.