Sen­da nom­bra a su pri­mer di­rec­to­ra mu­jer en 88 años

El 62 por cien­to de su per­so­nal ad­mi­nis­tra­ti­vo es del se­xo fe­me­nino

El Financiero Monterrey - - EDICIÓN MTY -

Por pri­me­ra vez des­pués de 88 años, Gru­po Sen­da nombró a una mu­jer co­mo di­rec­to­ra, se tra­ta de Dul­ci­nea Flo­ren­cia Mar­tí­nez So­lís, quien coupa­rá el car­go de di­rec­to­ra de ca­pi­tal hu­mano.

Con es­te nom­bra­mien­to la em­pre­sa de ori­gen re­gio­mon­tano fo­men­ta tam­bién la equi­dad de gé­ne­ro en sus man­dos eje­cu­ti­vos.

Gru­po Sen­da, que oy se dest­car por ser la em­pre­sa de trans­por­te más im­por­tan­te del No­res­te del país, im­pul­so el desa­rro­llo de la nue­va di­rec­to­ra, al brin­dar­le des­de su in­gre­so ha­ce cin­co años, un plan ro­bus­to de desa­rro­llo in­di­vi­dual, sien­do una de las ac­cio­nes de edu­ca­ción for­mal el cur­sar la Maes­tría en Desa­rro­llo Or­ga­ni­za­cio­nal y Cam­bio en la UDEM.

A pre­gun­ta ex­pre­sa so­bre cuál fue su prin­ci­pal obs­tácu­lo a su­pe­rar en su ca­rre­ra pro­fe­sio­nal con­tes­tó: “Me es com­pli­ca­do pen­sar en obs­tácu­los, por el con­tra­rio, con­si­de­ro que ca­da si­tua­ción es una opor­tu­ni­dad de con­tri­buir en fa­vor de la or­ga­ni­za­ción, así co­mo del pro­pio desa­rro­llo. Los re­tos siem­pre son una opor­tu­ni­dad de su­pe­rar­nos a no­so­tros mis­mos; con­si­de­ro que es­to y adi­cio­nal la cons­tan­cia

“...los hom­bres co­mo las mu­je­res te­ne­mos la mis­ma ca­pa­ci­dad in­te­lec­tual y emo­cio­nal...” DUL­CI­NEA F. MAR­TÍ­NEZ SO­LÍS DI­REC­TO­RA DE CA­PI­TAL HU­MANO

y per­se­ve­ran­cia, son la cla­ve pa­ra lo­grar las me­tas.

“La di­rec­ción que hoy to­mo a mi car­go, es una mez­cla en­tre la pre­pa­ra­ción pro­fe­sio­nal y la opor­tu­ni­dad que Gru­po Sen­da ofre­ce a los co­la­bo­ra­do­res que for­man par­te de su gru­po de ta­len­to que se es­fuer­zan por dar lo me­jor de sí mis­mos en con­tri­bu­ción a las es­tra­te­gias del ne­go­cio”.

Mar­tí­nez So­lís re­co­men­dó a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes qui­tar­se de la men­te los pa­ra­dig­mas que la so­cie­dad crea con res­pec­to a las mu­je­res.

“Tan­to los hom­bres co­mo las mu­je­res te­ne­mos la mis­ma ca­pa­ci­dad in­te­lec­tual y emo­cio­nal pa­ra desem­pe­ñar fun­cio­nes es­tra­té­gi­cas en una em­pre­sa”.

El ser mu­jer, agre­gó, no es un fac­tor pa­ra que las ca­pa­ci­da­des y re­sul­ta­dos sean re­co­no­ci­dos en una or­ga­ni­za­ción o en la so­cie­dad. “Te­nien­do un buen ba­lan­ce de vi­da, pue­des re­pre­sen­tar dig­na­men­te el rol que co­rres­pon­da ca­da mo­men­to del día, ya sea el de pro­fe­sio­nal, ma­dre, es­po­sa, hi­ja, etc.”.

PER­FIL. Mar­tí­nez So­lís, tie­ne ex­pe­rien­cia en em­pre­sas mul­ti­na­cio­na­les de ser­vi­cios de trans­por­te, be­bi­das y de ma­nu­fac­tu­ra con po­si­cio­nes den­tro del área de RH.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.