La pen­sión uni­ver­sal y el gas­to en pen­sio­nes

El Financiero Monterrey - - NEWS - Nor­ma A. Her­nán­dez Perales Opi­ne us­ted: nor­maher­nan­[email protected] La au­to­ra es pro­fe­so­ra del De­par­ta­men­to de Fi­nan­zas y Con­ta­bi­li­dad y Di­rec­to­ra de Pro­yec­tos Aca­dé­mi­cos, Es­cue­la de Ne­go­cios, Re­gión Nor­te.

La sa­li­da de la po­bre­za es un pro­ce­so len­to que ne­ce­si­ta po­lí­ti­cas de em­pleo y apo­yo so­cial bien ar­ti­cu­la­das a lar­go pla­zo en con­jun­to del go­bierno y de la ini­cia­ti­va pri­va­da. Es­pe­re­mos que los ase­so­res del pre­si­den­te Ló­pez Obra­dor y los in­ter­lo­cu­to­res de los or­ga­nis­mos em­pre­sa­ria­les pue­dan te­ner con­ver­sa­cio­nes y ne­go­cia­cio­nes pa­ra cons­truir el Mé­xi­co que es­pe­ra­mos exis­ta en los pró­xi­mos 25 o 30 años. Los pla­nes de desa­rro­llo de paí­ses que han pros­pe­ra­do co­mo Co­rea del Sur, Ja­pón y Es­ta­dos Uni­dos no han si­do pro­duc­to de un pro­gra­ma se­xe­nal, sino de una vi­sión de país y pro­gre­so a lar­go pla­zo con pla­nes a 20 o 30 años en el que es­tu­vie­ron cons­cien­tes los go­ber­nan­tes, em­pre­sa­rios y ciu­da­da­nos que la ge­ne­ra­ción be­ne­fi­cia­ria se­rían sus hi­jos.

En Mé­xi­co, las es­ta­dís­ti­cas de po­bre­za han im­pul­sa­do pro­gra­mas de apo­yo a una de las po­bla­cio­nes más vul­ne­ra­bles, la de las per­so­nas ma­yo­res. An­tes de 2012 exis­tía el pro­gra­ma de apo­yo de ma­yo­res de 70 años y des­pués en Ciu­dad de Mé­xi­co Ló­pez Obra­dor creó el pro­gra­ma de 65 años y más, que des­pués Pe­ña Nie­to ex­ten­dió a to­do el país. Aho­ra el pre­si­den­te pre­sen­ta la ini­cia­ti­va de au­men­tar la pen­sión al do­ble mil 274.61 pe­sos men­sua­les a los adul­tos ma­yo­res de 68 años y más, sin im­por­tar si ya tie­nen una pen­sión o de su ni­vel so­cio­eco­nó­mi­co.

El pro­gra­ma de pen­sión fe­de­ral de Pe­ña Nie­to re­que­ría te­ner 65 años de edad en ade­lan­te y no re­ci­bir in­gre­sos su­pe­rio­res a mil 092 pe­sos men­sua­les por con­cep­to de pa­go de ju­bi­la­ción o pen­sión de ti­po con­tri­bu­ti­vo, co­mo las otor­ga­das por el IMSS, ISSS­TE, Pe­mex y otras en­ti­da­des de la Ad­mi­nis­tra­ción Pú­bli­ca Fe­de­ral.

A par­tir del go­bierno de Ló­pez Obra­dor, la edad sube tres años, re­ci­bien­do el adul­to ma­yor el do­ble de pen­sión que la que en­tre­gó el go­bierno de Pe­ña Nie­to, lo que sig­ni­fi­ca una nue­va re­dis­tri­bu­ción del in­gre­so en tér­mi­nos eco­nó­mi­cos y que sig­ni­fi­ca­ría aho­rros al go­bierno fe­de­ral al au­men­tar la edad tres años más, si el apo­yo con­ti­nua­ra pa­ra aque­llas per­so­nas que no tie­nen el apo­yo de otra pen­sión. La pen­sión uni­ver­sal que pro­mue­ve Ló­pez Obra­dor es co­mo su nom­bre lo in­di­ca uni­ver­sal pa­ra to­do ciu­da­dano de 68 años y más o que ten­ga 25 años de re­si­den­cia en Mé­xi­co.

Co­mo en to­do siem­pre hay dos ca­ras, me pre­gun­to ¿có­mo se sien­ten las per­so­nas que es­tán por cum­plir los 65 años y de pron­to, ten­drán que se­guir tra­ba­jan­do pa­ra con­ti­nuar con un sa­la­rio que pre­ca­ria­men­te cu­bre las ne­ce­si­da­des bá­si­cas de una fa­mi­lia y es­pe­rar has­ta los 68 pa­ra re­ci­bir los mil 274.61 pe­sos men­sua­les?, sa­bien­do por otra par­te que una per­so­na de 68 años que ya re­ci­be una pen­sión con­ta­ría tam­bién con el nue­vo apo­yo pro­pues­to.

Es­te cam­bio ha­ce que que­den des­pro­te­gi­dos 2.1 mi­llo­nes de per­so­nas que tie­nen en­tre los 65 y 68 años, lo que ten­drá co­mo con­se­cuen­cia un au­men­to en el ni­vel de po­bre­za de es­te seg­men­to de la po­bla­ción.

En Mé­xi­co la po­bla­ción ma­yor de 65 años es de al­re­de­dor de 9.7 mi­llo­nes en 2019, de las cua­les ha­bría que sa­ber quie­nes si ne­ce­si­tan la pen­sión y quie­nes no por­que ya cuen­tan con al­gu­na del IMSS, ISSS­TE u otra en­ti­dad pú­bli­ca fe­de­ral, po­de­mos in­tuir que se­rían los cin­co mi­llo­nes a los que la ad­mi­nis­tra­ción de Pe­ña Nie­to les otor­ga­ba pen­sión, me­nos los 2.1 mi­llo­nes que tie­nen la edad en­tre 65 y 68, se­rían 2.9 mi­llo­nes de adul­tos de 68 años en de­lan­te.

La ci­fra an­te­rior mues­tra que se­ría una reali­dad que al su­bir la edad de la pen­sión uni­ver­sal pa­ra adul­tos ma­yo­res a los 68 años re­pre­sen­ta­ría un aho­rro pa­ra el pró­xi­mo go­bierno con re­la­ción al gas­to que hu­bie­se te­ni­do que des­em­bol­sar al otor­gar la pen­sión a par­tir de los 65 años de edad, pe­ro es­to no es po­si­ble al ha­cer la pen­sión in­de­pen­dien­te de si el adul­to ma­yor ya tie­ne otra pen­sión. Los cálcu­los rea­li­za­dos por la ad­mi­nis­tra­ción de Ló­pez Obra­dor cal­cu­la un nú­me­ro de be­ne­fi­cia­dos de 8.5 mi­llo­nes que sig­ni­fi­ca una ero­ga­ción de más de 120 mil mi­llo­nes de pe­sos (For­bes, 19 de di­ciem­bre de 2018), al­re­de­dor del 7 por cien­to de la po­bla­ción de Mé­xi­co, se­ría be­ne­fi­cia­da pe­ro ¿Son los que más la ne­ce­si­tan? ¿Qué es­tu­dio y da­tos ava­lan es­ta nue­va pro­pues­ta?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.