AD­MI­RAR

EL AR­TE UR­BANO Y EL GRA­FI­TI FOR­MAN PAR­TE DEL PAI­SA­JE UR­BANO DE LA CA­PI­TAL, DESCÚBRALO

El Financiero - - BUENA VIDA - LIZ­BETH HER­NÁN­DEZ lher­nan­de­za@el­fi­nan­cie­ro.com.mx

Le­tras, di­bu­jos y for­mas se en­cuen­tran al pa­so. Es­tán ahí co­mo par­te del pai­sa­je, a ve­ces pa­ra pro­vo­car, otras pa­ra co­mu­ni­car o de­nun­ciar. El gra­fi­ti y el ar­te ur­bano for­man par­te del pa­no­ra­ma de to­das las ciu­da­des del mundo y la CDMX no es la ex­cep­ción. De­trás de esas pin­tas ur­ba­nas hay una car­ga so­cial y cul­tu­ral, co­no­cer qué en­tra­ñan y ad­mi­rar su va­lor es el ob­je­ti­vo de un re­co­rri­do tu­rís­ti­co sin­gu­lar.

Al fren­te va la ca­te­drá­ti­ca de la di­rec­ción de For­ma­ción y Ac­ción So­cial de la Uni­ver­si­dad Ibe­roa­me­ri­ca­na, la maes­tra Me­lis­sa Es­qui­vel, quien fun­ge co­mo guía por las me­jo­res más pro­pues­tas ca­pi­ta­li­nas. His­to­ria de mu­ros, le­tras y ra­yo­nes: el ar­te ur­bano en el cen­tro de la CDMX es el nom­bre de la tra­ve­sía que se ade­re­za con da­tos so­bre su ori­gen, su po­der en la épo­ca an­ti­gua y la im­por­tan­cia de re­va­lo­ri­zar la prác­ti­ca co­mo ex­pre­sión so­cial y ar­tís­ti­ca. “Co­mul­ga con mu­chos factores, en­tre ellos la res­pues­ta a una opre­sión so­cio­eco­nó­mi­ca que des­pués pue­de o no en­con­trar un va­lor por su di­se­ño y con­te­ni­do. De lo que se tra­ta es de dis­fru­tar y des­cu­brir la ri­que­za de la ga­le­ría a cie­lo abier­to que es la ciu­dad”, re­fie­ra Es­qui­vel.

En el re­co­rri­do se po­drán apre­ciar pie­zas tan­to de ar­te ur­bano co­mo de gra­fi­ti: las pri­me­ras ha­cen re­fe­ren­cia a las que son rea­li­za­das por en­car­go y tie­nen per­mi­so de las au­to­ri­da­des; las se­gun­das co­rres­pon­den a los es­pon­tá­neos que pin­tan y pre­fie­ren per­ma­ne­cer en los te­rre­nos un­der­ground.

“Am­bas tie­nen su va­lor, una de las prin­ci­pa­les ca­rac­te­rís­ti­cas de es­te tra­ba­jo es que hay obras ex­ce­len­tes que son efí­me­ras y co­mo no es­tán res­guar­da­das de un mo­men­to a otro pue­den des­apa­re­cer”, agre­ga. To­da la obra es­tá es­par­ci­da por la ciu­dad, pe­ro hay lu­ga­res icó­ni­cos que se iden­ti­fi­can por la calidad de tra­ba­jos que pre­sen­tan en bar­das e in­mue­bles, co­mo las cer­ca­nías al Con­gre­so de la Unión, al Re­clu­so­rio Orien­te y en Ta­cu­ba­ya y Pe­ri­fé­ri­co.

El re­co­rri­do es par­te del Pro­gra­ma His­to­ria Vi­va que pro­mue­ve el De­par­ta­men­to de His­to­ria de la ca­sa de es­tu­dios. Se rea­li­za­rá el pró­xi­mo 25 de agos­to y tie­ne un pre­cio de 200 pe­sos por per­so­na. Ade­más de mu­ros y bar­das se po­drán apre­ciar ven­ta­nas con le­tras, tags, es­tam­pas e im­pre­sio­nes de crews que con­vi­ven con el pai­sa­je de la ciu­dad.

Apar­te su lu­gar vía co­rreo elec­tró­ni­co (his­to­ria­vi­va.uia@gmail.com) o vía te­le­fó­ni­ca (5950-4044).

Coeditor: Axel Beiss­ner Coeditor Grá­fi­co: Ale­xan­dre Cal­de­rón

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.