Chi­na y EU: ¿gue­rra co­mer­cial o fría?

El Financiero - - ECONOMÍA -

Chi­na Me­ri­dio­nal, con la Ini­cia­ti­va Un Cin­tu­rón, Una Ru­ta, o con los prés­ta­mos chi­nos fren­te al Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI). El pun­to cla­ve es que de­be­mos re­co­no­cer que la ba­se fun­da­men­tal de la re­la­ción en­tre EU y Chi­na ha cam­bia­do. An­tes del pre­si­den­te Do­nald Trump, la re­la­ción era in­clu­si­va, in­clu­so sim­bió­ti­ca, al me­nos des­de la pers­pec­ti­va es­ta­dou­ni­den­se, con la idea de que ayu­dar a Chi­na a desa­rro­llar­se, in­cor­po­rán­do­la a la ar­qui­tec­tu­ra eco­nó­mi­ca y fi­nan­cie­ra mun­dial, re­dun­da­ría en be­ne­fi­cios mu­tuos; y que una Chi­na más po­de­ro­sa y más rica que fue­ra “co­mo uno de no­so­tros” se­ría bueno para to­dos. Des­de que el Sr. Trump asu­mió el car­go, en el Oc­ci­den­te se ha re­co­no­ci­do que es­te en­fo­que in­clu­si­vo de las ad­mi­nis­tra­cio­nes an­te­rio­res con res­pec­to a Chi­na ha fra­ca­sa­do. Pue­de ha­ber fa­ci­li­ta­do un cre­ci­mien­to glo­bal más rá­pi­do a tra­vés de la glo­ba­li­za­ción, pe­ro Chi­na ha si­do el des­pro­por­cio­na­do ga­na­dor, y de ma­ne­ra abru­ma­do­ra. En lu­gar de sim­bió­ti­ca, la re­la- ción ha si­do pa­ra­si­ta­ria: Chi­na es­tá ma­tan­do a EU (muer­te por Chi­na) en tér­mi­nos de su he­ge­mo­nía glo­bal. El cre­cien­te con­sen­so en EU, y en mi opi­nión en el Oc­ci­den­te, es que es­to tie­ne que ter­mi­nar. La con­clu­sión es que, si bien se pue­den rea­li­zar acuer­dos co­mer­cia­les a cor­to pla­zo, nos en­con­tra­mos en un lar­go pe­río­do de com­pe­ten­cia, in­clu­so de con­flic­to, en­tre EU y Chi­na, en to­dos los cam­pos men­cio­na­dos an­te­rior­men­te, y en mu­chos más. Es­to pu­die­ra re­sul­tar ex­tre­ma­da­men­te per­ju­di­cial para los mer­ca­dos glo­ba­les. Vol­vien­do al G20, hay que pre­gun­tar­se cuál se­ría el be­ne­fi­cio para EU de un acuer­do de­fi­ni­ti­vo con Chi­na en ma­te­ria de co­mer­cio. ¿No de­vol­ve­ría es­to sim­ple­men­te la re­la­ción en­tre EU y Chi­na a la in­clu­si­va y sim­bió­ti­ca del pa­sa­do, la cual, des­de la pers­pec­ti­va es­tra­té­gi­ca es­ta­dou­ni­den­se, fra­ca­só? Lo que pa­re­ce más pro­ba­ble es que la ad­mi­nis­tra­ción Trump to­me to­do lo que Chi­na tie­ne para ofre­cer en es­ta oca­sión, pe­ro que cual­quier acuer­do sea tem­po­ral, con la es­tra­te­gia de EU pro­ba­ble­men­te sien­do la de man­te­ner a Chi­na en la in­cer­ti­dum­bre en tér­mi­nos de la re­la­ción, no so­la­men­te en ma­te­ria co­mer­cial, sino tam­bién en las otras áreas de ten­sión.

Al man­te­ner a Chi­na y a los mer­ca­dos en la in­cer­ti­dum­bre so­bre el es­ta­do de la re­la­ción, es pro­ba­ble que la ad­mi­nis­tra­ción Trump cree una cri­sis de con­fian­za en el país asiá­ti­co, tan­to para los in­ver­sio­nis­tas lo­ca­les co­mo para los ex­tran­je­ros. És­ta se­ría la me­jor de­fen­sa para con­tra­rres­tar la ten­den­cia de cre­ci­mien­to, has­ta aho­ra uni­di­rec­cio­nal, lo­gra­da por Chi­na du­ran­te las úl­ti­mas dé­ca­das.

El con­flic­to en­tre Was­hing­ton y Bei­jing va mu­cho más allá del co­mer­cio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.