Que pa­guen los adep­tos a la 4T

El Financiero - - OPINIÓN - Ale­jo Sánchez Cano Opi­ne us­ted: opi­[email protected]­fi­nan­cie­ro.com.mx

Pre­gun­ta de­ri­va­da de la 4T. ¿Por qué los que vo­ta­ron a fa­vor de la can­ce­la­ción del NAIM no pa­gan los bond­hol­ders del nue­vo ae­ro­puer­to? No es jus­to que to­dos los pa­gue­mos con nues­tros im­pues­tos.

La can­ce­la­ción de ae­ro­puer­to de Tex­co­co tra­jo con­si­go des­pres­ti­gio, cos­tos po­lí­ti­cos, des­pi­dos, de­man­das en tri­bu­na­les ex­tran­je­ros, me­lla en la con­fian­za del país, de­va­lua­ción y caí­da de la bol­sa de va­lo­res, to­do ello de­bi­do a que el pre­si­den­te Ló­pez Obra­dor que­ría mos­trar quién tie­ne el po­der.

Una en­te­le­quia con­for­ma­da por men­ti­ras y más men­ti­ras.

Una de­ci­sión po­lí­ti­ca que es una de la más desas­tro­sas he­cha por pre­si­den­te al­guno, tan só­lo me­di­da por el im­pac­to en la eco­no­mía y no en el te­ma so­cial. El daño ape­nas em­pie­za a vis­lum­brar­se, fal­ta el desen­la­ce que lle­va­rá años, y el sal­do de­fi­ni­ti­vo mar­ca­rá el se­xe­nio de AMLO. In­sis­tir so­bre qué hu­bie­ra si­do más ba­ra­to, ter­mi­nar la obra com­ple­ta­men­te o pro­ce­der a su can­ce­la­ción, es un ejer­ci­cio des­gas­tan­te y re­pe­ti­ti­vo, em­pe­ro, hay que in­sis­tir en ello, to­da vez que aún hay con­di­cio­nes para re­ver­tir el mal. Hay cos­tos tan­gen­cia­les que aho­ra ni pintan y que to­da­vía no apa­re­cen en el es­ta­do de re­sul­ta­dos, pe­ro que ter­mi­na­rán por in­cre­men­tar la deu­da pú­bli­ca, que ya de su­yo es in­ma­ne­ja­ble.

Las cua­tro emi­sio­nes de bo­nos, que suman seis mil millones de dó­la­res, re­pre­sen­tan una par­te de ese gran pa­si­vo que dia­rio se ge­ne­ra con las de­ci­sio­nes co­ti­dia­nas del mer­ca­do, que se­gui­rá cas­ti­gan­do a nues­tro país. Só­lo un in­di­ca­dor: el dó­lar ya ca­si al­can­za a co­ti­zar­se en 21 pe­sos.

Ya se han he­cho cálcu­los que el daño ron­da en 15 mil millones de dó­la­res, em­pe­ro eso re­pre­sen­ta ape­nas los cos­tos di­rec­tos, fal­tan los in­di­rec­tos, co­mo el des­plo­me en la cap­ta­ción de di­vi­sas de los vi­si­tan­tes ex­tran­je­ros que se ve­rán afec­ta­dos de­bi­do a la sa­tu­ra­ción del ae­ro­puer­to más im­por­tan­te que tie­ne el país, co­mo es el Be­ni­to Juá­rez.

No se pue­den com­pen­sar o re­sar­cir las pér­di­das pro­vo­ca­das por la can­ce­la­ción del ae­ro­puer­to de Tex­co­co, co­mo tam­po­co se pue­de ga­ran­ti­zar que no ocu­rri­rán ac­ci­den­tes fa­ta­les por la sa­tu­ra­ción del ae­ro­puer­to ac­tual y la ope­ra­ción de San­ta Lu­cía.

El te­ma es el más se­rio que en­fren­ta el nue­vo go­bierno, y va­ya que hay otros que tie­nen tam­bién se­rias im­pli­ca­cio­nes, co­mo la in­se­gu­ri­dad pú­bli­ca, don­de ha te­ni­do que re­cu­lar en su idea de re­ti­rar al Ejér­ci­to de las ca­lles, o el des­man­te­la­mien­to de la es­truc­tu­ra gu­ber­na­men­tal, por lo que mi­les de ser­vi­do­res pú­bli­cos se es­tán am­pa­ran­do con­tra la Ley de Re­mu­ne­ra­cio­nes o la de Ad­mi­nis­tra­ción Pú­bli­ca. Jus­ti­fi­can al­gu­nos que el cam­bio de pa­ra­dig­mas tie­ne cos­tos y que a la lar­ga se com­pen­san con cre­ces; sin em­bar­go, la bom­ba que fue­ron cons­tru­yen­do es de tal po­der de des­truc­ción que los even­tua­les be­ne­fi­cios, si es que los hay, se­rán ni­mios.

Eso de ba­jar los al­tos suel­dos para el re­ma­nen­te dár­se­lo a los po­bres, es una en­te­le­quia que for­ma par­te del ma­nual del po­pu­lis­mo.

El echar aba­jo las re­for­mas es­truc­tu­ra­les de su an­te­ce­sor e im­ple­men­tar otras, con los su­fi­cien­tes can­da­dos para que na­die las can­ce­le, o ha­cer mag­nas obras co­mo el Tren Ma­ya o el ae­ro­puer­to de San­ta Lu­cía, can­ce­lan­do las que se re­ci­bie­ron, es otro dog­ma del ci­ta­do ma­nual.

De ahí la in­te­rro­gan­te que he­mos plan­tea­do, aun­que sue­ne du­ra, de que los erro­res o per­jui­cios eco­nó­mi­cos de­ri­va­dos de ma­las de­ci­sio­nes del nue­vo go­bierno, las pa­guen só­lo quie­nes vo­ta­ron por él, por­que a la vis­ta son de­ci­sio­nes po­pu­lis­tas e in­cons­ti­tu­cio­na­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.