Las fa­ci­li­da­des re­gu­la­to­rias de la ban­ca

El Financiero - - ECONOMÍA - Ma­nuel Sán­chez Gon­zá­lez @man­san­chezgz

En los me­ses re­cien­tes, la CNBV ha emi­ti­do di­ver­sas dis­po­si­cio­nes pa­ra ali­ge­rar la car­ga fi­nan­cie­ra de los deu­do­res de la ban­ca y pro­pi­ciar la con­ti­nui­dad de los flu­jos de fi­nan­cia­mien­to.

Con es­tas me­di­das, las au­to­ri­da­des han bus­ca­do mi­ti­gar los efec­tos eco­nó­mi­cos de­ri­va­dos de la pan­de­mia del Co­vid-19, los cua­les han in­clui­do caí­das sin pre­ce­den­te en la ac­ti­vi­dad de las em­pre­sas, fre­cuen­tes quie­bras de ne­go­cios y un au­men­to no­ta­ble en el des­em­pleo.

En ta­les cir­cuns­tan­cias, es na­tu­ral que los acre­di­ta­dos ten­gan pro­ble­mas pa­ra man­te­ner sus pa­gos al co­rrien­te, al tiem­po que los ban­cos se vean pre­sio­na­dos en su ren­ta­bi­li­dad. Las ac­cio­nes de la CNBV han to­ma­do la for­ma de fa­ci­li­da­des tran­si­to­rias, di­se­ña­das pa­ra que el pú­bli­co y la ban­ca pue­dan sor­tear las se­cue­las de la re­ce­sión.

La me­di­da cen­tral pa­ra los deu­do­res fue el anun­cio de esa Co­mi­sión, en mar­zo, de los Cri­te­rios Con­ta­bles Es­pe­cia­les (CCE) que per­mi­ten el di­fe­ri­mien­to, par­cial o to­tal, de in­tere­ses o ca­pi­tal de los prés­ta­mos por un pe­río­do de cuatro a seis me­ses. Es­ta con­ce­sión ope­ra co­mo un “pe­río­do de gra­cia” pa­ra los clien­tes, el cual no afec­ta su his­to­rial cre­di­ti­cio, es de­cir, no im­pli­ca ob­ser­va­ción al­gu­na en los sis­te­mas de in­for­ma­ción cre­di­ti­cia, ni im­po­ne pe­na­li­za­cio­nes me­dian­te in­tere­ses mo­ra­to­rios, co­mi­sio­nes por re­es­truc­tu­ra, re­que­ri­mien­tos de nue­vas ga­ran­tías o sus­pen­sión de lí­neas de cré­di­to.

El pro­gra­ma fue op­cio­nal pa­ra los ban­cos y apli­có pa­ra los cré­di­tos de con­su­mo, de vi­vien­da y co­mer­cia­les vi­gen­tes a fi­na­les de fe­bre­ro pa­sa­do. Al no con­si­de­rar­se la car­te­ra re­es­truc­tu­ra­da co­mo ven­ci­da, la pró­rro­ga de pa­gos no re­qui­rió un au­men­to de re­ser­vas, lo que com­pen­só, en par­te, los me­no­res in­gre­sos de los ban­cos. Asi­mis­mo, pa­ra otor­gar ma­yor fle­xi­bi­li­dad a las ins­ti­tu­cio­nes ban­ca­rias, en abril, la CNBV emi­tió otras mo­di­fi­ca­cio­nes re­fe­ren­tes a la re­duc­ción de los re­que­ri­mien­tos de ca­pi­tal mí­ni­mo, así co­mo la pos­po­si­ción de la en­tra­da en vi­gor de mé­to­dos pa­ra me­dir as­pec­tos co­mo las pér­di­das es­pe­ra­das y la ca­pa­ci­dad pa­ra la ab­sor­ción de pér­di­das. Si bien los CCE con­lle­van el pe­li­gro de no re­ve­lar ade­cua­da­men­te el ver­da­de­ro ries­go ban­ca­rio, has­ta la fe­cha es­ta po­si­ble dis­tor­sión pa­re­ce mo­de­ra­da. De acuer­do con la in­for­ma­ción del Ban­co de Mé­xi­co, al cie­rre de ju­nio, los cré­di­tos ad­he­ri­dos a es­tos cri­te­rios re­pre­sen­ta­ron só­lo el 18 por cien­to del sal­do de la car­te­ra cre­di­ti­cia de la ban­ca, su per­fil de ries­go en tér­mi­nos de mo­ro­si­dad ha si­do muy su­pe­rior al del res­to y la ma­yo­ría ha con­ti­nua­do rea­li­zan­do los pa­gos que es­ta­ban pro­gra­ma­dos an­tes de la fa­ci­li­dad.

Ade­más, du­ran­te los pri­me­ros sie­te me­ses de 2020, en tér­mi­nos reales anua­les, la ban­ca ha au­men­ta­do sus es­ti­ma­cio­nes pre­ven­ti­vas pa­ra ries­gos cre­di­ti­cios en ca­si 40 por cien­to, lo que re­fle­ja un re­co­no­ci­mien­to de los pro­ble­mas, a cos­ta de un des­cen­so con­si­de­ra­ble de sus utilidades. Co­mo los CCE ven­cen en sep­tiem­bre, la se­ma­na pa­sa­da la CNBV anun­ció nue­vas re­glas pa­ra que las ins­ti­tu­cio­nes di­se­ñen pro­gra­mas de re­es­truc­tu­ras. Es­tos pla­nes de­be­rán ba­sar­se en una re­duc­ción de, al me­nos, 25 por cien­to de los pa­gos men­sua­les, lo cual im­pli­ca­rá una am­plia­ción del pla­zo re­ma­nen­te no ma­yor al 50 por cien­to res­pec­to al ori­gi­nal, así co­mo dis­mi­nu­ción de ta­sas de in­te­rés y qui­tas. Los pro­gra­mas es­ta­rán abier­tos a to­dos los cré­di­tos, in­clu­yen­do los ven­ci­dos, por lo que el po­si­ble efec­to en el his­to­rial cre­di­ti­cio de­pen­de­rá de la ca­li­dad de la car­te­ra. Pa­ra fa­ci­li­tar las re­es­truc­tu­ras, las au­to­ri­da­des ofre­cen a los ban­cos nue­vos ajus­tes con­ta­bles en la for­ma de me­no­res re­que­ri­mien­tos de re­ser­vas es­pe­cí­fi­cas y de ca­pi­tal por ries­go de cré­di­to.

Al mis­mo tiem­po, con el fin de in­cen­ti­var nue­vos fi­nan­cia­mien­tos, esa Co­mi­sión ha pues­to a dis­po­si­ción fa­ci­li­da­des adi­cio­na­les, in­clu­yen­do la ex­ten­sión de los me­no­res re­que­ri­mien­tos de ca­pi­tal mí­ni­mo has­ta fi­na­les del pró­xi­mo año, y la po­si­bi­li­dad de no cum­plir ple­na­men­te con los es­tán­da­res de li­qui­dez has­ta mar­zo de 2021.

Sin du­da, en el gra­do en que se lle­ven a ca­bo, los nue­vos pro­gra­mas be­ne­fi­cia­rán a los clien­tes con pro­ble­mas de li­qui­dez pa­ra ser­vir sus deu­das. Sin em­bar­go, la pro­lon­ga­ción de la pan­de­mia y la po­si­ble ex­pec­ta­ti­va de un si­guien­te plan po­drían des­alen­tar el pa­go del cré­di­to por par­te de los deu­do­res.

Por otra par­te, los pro­gra­mas po­drían im­pli­car una car­ga sig­ni­fi­ca­ti­va pa­ra los ban­cos en tér­mi­nos de me­no­res in­gre­sos y cas­ti­gos de cré­di­tos, con pre­sio­nes sig­ni­fi­ca­ti­vas so­bre el ca­pi­tal. Es­tas res­tric­cio­nes po­drían li­mi­tar la par­ti­ci­pa­ción de las ins­ti­tu­cio­nes en es­tos re­fi­nan­cia­mien­tos y, es­pe­cial­men­te, man­te­ner la cau­te­la en la ge­ne­ra­ción de cré­di­to.

Ex­sub­go­ber­na­dor del Ban­co de Mé­xi­co y au­tor de

(FCE 2006)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.