El Financiero

Colapso en financiera­s asusta a inversores

- Economia@elfinancie­ro.com.mx

Sergio Camacho, director general de Unifin Financiera ya estaba cansado de las preguntas sobre la salud financiera de su firma, el prestamist­a no bancario más grande de México, hasta que se le acabó la paciencia.

A Unifin le estaba yendo bien, espetó, y su negocio crecería y prosperarí­a. “El mercado ha sido irracional”, dijo Camacho impaciente a un inversioni­sta después de interrumpi­rlo durante la llamada de resultados de la empresa el mes pasado.

Tan solo 17 días después, la empresa detuvo los pagos de sus 2 mil 400 millones de dólares en bonos extranjero­s y les dijo a los acreedores que iniciaría conversaci­ones para reestructu­rar los términos de la deuda.

Con esto, desenmasca­ró el mayor de todos los errores y las falsas esperanzas en la crisis que ha asolado el negocio de los prestamist­as no bancarios en México: los problemas que surgieron hace un año en una empresa, y luego poco después en otra, fueron contenidos y no significab­a el mismo destino para los otros actores dominantes de la industria.

La decisión sorprendió a los inversioni­stas y analistas que habían quedado tranquilos con las garantías de la gerencia de Unifin y las sólidas cifras financiera­s.

“Por decirlo suavemente, Unifin nos deja atónitos, sorprendid­os”, dijo Rafael Elías, director gerente de estrategia de crédito corporativ­o para América Latina en Banctrust & Co, en Nueva York.

Unifin se unió a Alpha Holding y Crédito Real, en un colapso financiero que casi acabó con un total de 5 mil millones de dólares en bonos. Todo tipo de conflictos puso en problemas a las empresas y a sus tenedores de bonos. Estas firmas asustaron a los inversioni­stas al revelar sus problemas contables. Pero al final, el colapso se aceleró por el alza repentina en las tasas de interés.

EN PROBLEMAS Los casos de Unifin, Alpha Holding y Crédito Real revelan una crisis que ha asolado al sector financiero no bancario.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico