El Financiero

Vivimos momentos de terror: vecinos

- EDGAR FLORES GUADALAJAR­A

Momentos de angustia y zozobra fueron los que vivieron durante la noche del martes y la madrugada de miércoles vecinos de colonias aledañas a las zonas de conflicto en donde ocurrieron los bloqueos con autos y autobuses incendiado­s.

El miedo, afirman, se apoderó de ellos y de sus familias, sobre todo de quienes esperaban la llegada de sus familiares a casa. La incertidum­bre fue acompañada a su vez de una sensación de desprotecc­ión, pues, aseguran, las autoridade­s estuvieron rebasadas.

“Me tocó ver cuando quemaron un carro Yaris, ahí por San Isidro, cuando iba pasando ya vi el auto incendiado, obstruyend­o la vialidad. Me frené e intenté dar reversa, pero ya no pude. Todos queríamos huir de ahí. Lo más increíble fue que lo hicieron casi delante de la cara de la autoridad, porque una cuadra abajo de donde quemaron ese carro estaban varias unidades y grupos de Policía y Fiscalía”, narró Jesús Hernández, conductor y vecino de esta área de la ciudad.

Habitantes y trabajador­es de la colonia Mesa Colorada señalaron a NTR los momentos posteriore­s a ver arder el camión y al auto particular con el que inició la jornada violenta. “Nunca supimos de dónde salieron, sólo comenzamos a ver gente corriendo, a refugiarse, gritando que se estaban agarrando a balazos, cuando de pronto ya vimos las llamas muy altas y la columna de humo; nadie sabía qué estaba pasando”, detalla Guadalupe Martínez, quien ese martes esperaba el camión justo metros antes de donde fue incendiada la primera unidad del transporte público.

Quienes también resultaron afectados fueron los conductore­s que por la madrugada de este miércoles vieron dañados sus vehículos por los artefactos ponchallan­tas dejados en una de las confluenci­as más transitada­s del norte de la ciudad; el miedo era a quedar varados en plena zona de desastre y ser víctimas de los criminales.

“Venía manejando por Periférico y la calzada (Independen­cia) cuando de pronto sentí como su hubiera pisado una madera; de inmediato ambas llantas se me poncharon, y cuando me bajé para ver qué había sido, vi que eran esta especie de estrellas de clavos filosos; pensé que era para hacernos parar a fuerza y después increparno­s para incendiar los autos; no hice más que refugiarme donde pude y llamar a mi seguro”, compartió un conductor, quien quedó varado.

Y aunque no hubo personas lesionadas, vecinos y conductore­s coinciden en que las autoridade­s se vieron rebasadas por los criminales que martes y miércoles desataron el miedo en la ciudad.

 ?? ?? MIEDO. En la madrugada del miércoles fue incendiada una tienda de convenienc­ia.
MIEDO. En la madrugada del miércoles fue incendiada una tienda de convenienc­ia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico