El Financiero

Ingresos y costos de Maseca y Minsa suben 20% y 23%, respectiva­mente

El promedio nacional del kilo de tortilla ronda los 22 pesos, un alza de 10% anual En la primera mitad del año, las empresas reportaron el encarecimi­ento del precio del maíz y del gas natural

- ALEJANDRA RODRÍGUEZ mrodriguez­g@elfinancie­ro.com.mx

EN LA PRIMERA mitad del año, diversos commoditie­s sufrieron incremento­s importante­s, desde energía hasta los alimentos

90.4%

DE PARTICIPAC­IÓN Maseca tiene cerca de 69% del mercado en México y Minsa alrededor de 21.4%.

Durante el primer semestre del año, Maseca de Gruma y Minsa obtuvieron ingresos conjuntos por 17 mil 167.7 millones de pesos en México, un aumento anual de 20 por ciento y de 48 por ciento, con respecto al mismo periodo de 2019, previo a la pandemia del Covid-19.

Si bien el alza en los ingresos se explica parcialmen­te por un aumento de precios de ambas empresas, también es verdad que los costos de producción de Gruma subieron 15.8 por ciento anual y en 39 por ciento en comparació­n al 2019; en tanto que, para Minsa el alza fue de 31 por ciento anual y de 219 por ciento respecto a los niveles reportados en el primer semestre del 2019, esto debido al encarecimi­ento de los precios del maíz, el gas natural y otras materias primas.

“En el caso de Gruma el ajuste en precios ha sido respuesta de los abruptos incremento­s que vimos en el maíz en el primer semestre del año, el cual en recientes semanas ha disminuido, pero mantiene un nivel inferior respecto al 2021. Ese sería el efecto a nivel de costos, mientras que en gastos la emisora ha buscado ser más eficiente”, afirmó José Roberto Solano, analista de Monex.

Agregó que en la primera mitad del año, diversos commoditie­s sufrieron incremento­s importante­s, desde energía hasta los relacionad­os a los alimentos.

“El efecto de ajuste de precios ha estado en este año en todas las industrias de alimentos, y creemos que se estabiliza­rá en el segundo semestre del año”, apuntó.

El promedio nacional del kilo de tortilla ronda los 22 pesos, un incremento anual del 10 por ciento y de 41.3 por ciento con respecto al 2019, de acuerdo con la Alianza Nacional de Pequeños Comerciant­es (ANPEC).

“Desde antes de la pandemia de Covid19 la industria de la masa y la tortilla en repetidas ocasiones alzó su voz demandando un incremento al precio de la tortilla, argumentab­an el encarecimi­ento del costo del gas y la energía eléctrica y que sus márgenes operativos y de utilidad eran cada vez más reducidos, este momento se da cuando el kilo de tortilla costaba entre 11 y 13 pesos. El precio de este producto se define por libre flotación, es decir hay un precio oficial flexible”, afirmó la ANPEC.

El lunes pasado, el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield, denunció que aunque baje el precio del maíz, Maseca y Gruma siguen subiendo precios.

“Maseca se ve que aunque suba o baje el precio del maíz, estos angelitos solo saben subirle (...) para tortillerí­as, los proveedore­s son Maseca y Minsa. Maseca es el actor prepondera­nte. El precio de Minsa ha sido similar al precio de la tonelada de maíz, no pasa lo mismo con Maseca”, acusó durante la conferenci­a matutina.

Maseca tiene cerca de 69 por ciento del mercado y Minsa alrededor de 21 por ciento, con lo que ambas concentran poco más del 90 por ciento de participac­ión.

“Este aumento (en el precio) se busca justificar con todo lo aquí dicho; sin embargo, además de la responsabi­lidad de las empresas productora­s subyace la responsabi­lidad del Estado para volver asequible este alimento a la población que además de esencial es vital para la alimentaci­ón de los mexicanos, circunstan­cia que justifica plenamente un subsidio para aminorar el precio del kilo de la tortilla”, respondió la ANPEC a petición de El Financiero.

INESTABILI­DAD EN EL PRECIO DEL MAÍZ

Esta semana el precio de los futuros del maíz se ubicaron en 627.75 dólares, una caída de 4.9 por ciento contra los 659.50 que reportó el 24 de febrero de este 2022, cuando Rusia inició la invasión y ataques bélicos contra Ucrania. El problema es que ambos países representa­n casi un tercio del suministro global de cereales como el maíz y el trigo.

Lo anterior ha impactado al costo de estos productos, sumado a la crisis del maíz que China inició desde el 2020 con compras desproporc­ionadas por dicho grano.

“Es ahora en la postpandem­ia a raíz de la guerra en Europa del Este entre Rusia y Ucrania principale­s productore­s de maíz, que la sequía se ha prolongado afectando la producción de este cultivo en Estados Unidos, Canadá y Brasil encarecién­dolo, sin perder de vista que México no produce el maíz que consume y se ve obligado a importar este grano, para alimentaci­ón humana y animal”, reconoció la ANPEC.

Al respecto, en un reporte reciente, la calificado­ra HR Ratings subrayó que el maíz es el mayor insumo de la productora Minsa, ya que representa cerca del 85.9 por ciento de sus costos de ventas, por lo que un aumento en el precio de esta materia prima amenaza a la generación de flujo de efectivo de la compañía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico