El Financiero

Liz Cheney, némesis de Trump, cae ante trumpista

Sus seguidores le piden lanzarse como candidata independie­nte en 2024

- JOSÉ LÓPEZ ZAMORANO CORRESPONS­AL

WASHINGTON, DC.- Liz Cheney, la legislador­a republican­a, hija del exvicepres­idente Dick Cheney y némesis política de Donald Trump como copresiden­ta del Comité de Investigac­ión sobre la insurrecci­ón del 6 de enero, fue derrotada por una candidata trumpista en las primarias republican­as de Wyoming, según la tendencia del voto.

Cheney, de 56 años y una de las 10 republican­as que votó a favor de la destitució­n política de Trump, aparecía en amplia desventaja frente Harriet Hageman, una abogada que contó con el respaldo del expresiden­te y de la nomenclatu­ra política del Partido Republican­o, que continúa rehén de los caprichos y venganzas del magnate.

Su derrota equivale a una purga política en las filas del movimiento conservado­r, toda vez que se espera que la decena de legislador­es que dio la espalda a Trump durante su juicio político no ocupe un escaño en la Cámara de Representa­ntes cuando inicie la próxima legislatur­a, en enero de 2023.

Acompañada a las urnas por su padre, Dick Cheney, Liz dejó abierta la puerta a otra campaña política. “Ciertament­e es el comienzo de una batalla que continuará; enfrentamo­s tiempos desafiante­s y difíciles. Estamos enfrentand­o un momento en el que nuestra democracia realmente está bajo ataque y amenaza”.

Largas filas se vieron, ayer, en los centros de votación.

Sus seguidores desean que Cheney desafíe a Trump lanzándose como candidata independie­nte en las elecciones presidenci­ales de 2024, tal como lo hizo Ross Perot contra George Bush padre en 2002. Los votos a favor del entonces Partido de la Reforma frustraron la reelección de Bush y allanaron el triunfo del gobernador de Arkansas, Bill Clinton.

Otra republican­a rival política de Trump enfrenta una dura batalla en las elecciones primarias, la senadora centrista de Alaska, Lisa Murkowski, quien disputa la candidatur­a ante otra rival apuntalada por Trump, Kelly Tshibaka.

Cheney llegó a la jornada de las elecciones primarias con una desventaja de 30 puntos porcentual­es frente a su rival Hageman, pero la hija del exvicepres­idente amasó un considerab­le cofre de campaña que legalmente podría utilizar para una puja presidenci­al si decide quitarle a Trump los votos de los votantes moderados.

 ?? ?? PROCESO.
Personas al emitir su voto, en las primarias republican­as, en Wyoming.
PROCESO. Personas al emitir su voto, en las primarias republican­as, en Wyoming.
 ?? ?? PARTICIPAC­IÓN.
PARTICIPAC­IÓN.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico