Mul­tior­gas­mos en mu­je­res y ¿hom­bres?

El or­gas­mo múl­ti­ple es sa­bi­do que le pa­sa a las mu­je­res, pe­ro no so­lo a ellas

El Guardián - - ESPECIAL -

Es­te es un fe­nó­meno po­si­ble tan­to en las mu­je­res co­mo en los hom­bres. Así que si tú deseas te­ner un or­gas­mo múl­ti­ple, hoy te da­re­mos al­gu­nos con­se­jos a se­guir pa­ra lo­grar­lo fá­cil­men­te.

Pa­sos a se­guir:

Po­drías in­ten­tar lo si­guien­te: apre­tar to­dos los múscu­los del cuer­po, pre­sio­nar los múscu­los va­gi­na­les, usar la ima­gi­na­ción y apo­yar su clí­max con otros pen­sa­mien­tos. Au­men­tar la ex­ci­ta­ción y no de­jar­la es­ca­par es esen­cial.

Eli­ge tu po­si­ción: el se­gun­do or­gas­mo se con­si­gue más fácil si en­cuen­tras la pos­tu­ra que te es­ti­mu­le me­jor. Des­cu­bre cuál te fa­ci­li­ta me­jor la lle­ga­da al clí­max.

Aten­ción con el rit­mo: al te­ner un or­gas­mo el clí­to­ris que­da al­ta­men­te sen­si­ble al con­tac­to. Prue­ba a es­ti­mu­lar otras zo­nas pa­ra que des­can­se y, des­pués, vuel­ve a es­ti­mu­lar­lo pe­ro con mu­cho cuidado.

Es­ti­mu­la­ción: La mas­tur­ba­ción es una ex­ce­len­te ma­ne­ra de “ca­len­tar mo­to­res” y lle­var el cuer­po a un pri­mer or­gas­mo. Des­pués, se pue­de pro­ce­der con la pe­ne­tra­ción o cual­quier otro ti­po de jue­gos. Si nos de­ja­mos lle­var, el or­gas­mo múl­ti­ple es­ta­rá ase­gu­ra­do.

Mo­di­fi­ca el jue­go pre­vio: Si lle­gas­te a tu pri­mer or­gas­mo es­ti­mu­lan­do el clí­to­ris, cam­bia a la pe­ne­tra­ción pa­ra el se­gun­do. Si al­can­zas­te el pi­co por me­dio de la pe­ne­tra­ción, usa tus de­dos so­bre el clí­to­ris pa­ra se­guir avan­zan­do.

En­con­trar la téc­ni­ca apro­pia­da pa­ra el múl­ti­ple or­gas­mo lle­va au­to­co­no­ci­mien­to, prác­ti­ca y tiem­po. Tam­bién pue­des se­guir es­tas re­co­men­da­cio­nes adi­cio­na­les y prue­ba a ver qué tal te va: El uso de vi­bra­do­res: ayu­dan a ob­te­ner pla­cer. Los hay de dis­tin­tos ti­pos (cli­to­ria­nos, va­gi­na­les, ute­ri­nos) y son una muy buena fuen­te de es­ti­mu­la­ción.

La res­pi­ra­ción: En el mo­men­to má­xi­mo de pla­cer, in­ten­ta res­pi­rar pau­sa­da y pro­fun­da­men­te unas cuan­tas ve­ces. Es­to pro­mue­ve la re­la­ja­ción y po­ten­cia mu­cho más el de­lei­te en la in­ti­mi­dad.

Sa­ber có­mo lle­gar al clí­max po­ten­te y mul­ti­pli­ca­do es una par­te de la re­la­ción se­xual que pue­de apren­der­se. Es­te des­cu­bri­mien­to in­cre­men­ta­rá tu go­zo se­xual y el de tu pa­re­ja. ¿Te ani­ma­rás a pro­bar­lo?

Nu­me­ro­sas in­ves­ti­ga­cio­nes han da­do a co­no­cer que tan­to hom­bres co­mo mu­je­res su­fren de una sen­sa­ción de va­cío, de­pre­sión, an­gus­tia y/o mal hu­mor des­pués de te­ner re­la­cio­nes se­xua­les. Pe­ro evi­den­te­men­te, es­to no su­ce­de cuan­do exis­te ver­da­de­ro amor y con­fian­za en­tre us­te­des.

ÉXTASIS. El mul­ti­or­gas­mo es la se­cuen­cia de or­gas­mos con­ti­nuos y cre­cien­tes ba­sa­dos en es­pas­mos que pa­san de uno a otro sin te­ner que re­co­rrer la eta­pa de la re­so­lu­ción se­xual.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.