CHIA­PAS, ME­TA DE RE­FU­GIA­DOS

El Al­to Co­mi­sio­na­do de Na­cio­nes Uni­das re­por­ta al­za en so­li­ci­tu­des de so­co­rro de hon­du­re­ños

El Heraldo de Chiapas - - Nacional - ADRIÁN GON­ZÁ­LEZ Y EDUAR­DO TO­RREZ/DIA­RIO del Sur

El cri­men en Cen­troa­mé­ri­ca obli­ga a cien­tos a bus­car pro­tec­ción en Mé­xi­co, sin em­bar­go, el sur co­mien­za a ser pe­li­gro­so tam­bién.

TA­PA­CHU­LA, Chis.- Cien­tos de mi­gran­tes con­ti­núan con el éxo­do des­de Cen­troa­mé­ri­ca ha­cia Mé­xi­co. Su pri­me­ra pa­ra­da: Ta­pa­chu­la, Chia­pas.

Des­de fi­na­les de 2016 y prin­ci­pios de 2017, el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Mi­gra­ción (INM) tu­vo re­gis­tro de más de 45 mil ex­tran­je­ros que por dis­tin­tas ra­zo­nes lle­ga­ron a Mé­xi­co (por la fron­te­ra con Gua­te­ma­la) pa­ra bus­car opor­tu­ni­da­des de tra­ba­jo y vi­da.

La ma­yo­ría de per­so­nas en trán­si­to pro­ve­nían de paí­ses que con­for­man el Trian­gu­lo del Nor­te: Gua­te­ma­la, El Sal­va­dor y Hon­du­ras.

La ofi­ci­na del Al­to Co­mi­sio­na­do de Na­cio­nes Uni­das (AC­NUR) en Ta­pa­chu­la aseguró que el nú­me­ro de per­so­nas que so­li­ci­tan re­fu­gio en Mé­xi­co son, por aho­ra, ma­yo­ría de na­cio­na­li­dad hon­du­re­ña.

Kris­tin Riis Hal­vor­sen, en­car­ga­da de AC­NUR en la fron­te­ra sur, ex­pli­có que el cri­men or­ga­ni­za­do y la vio­len­cia de las pan­di­llas han si­do las cau­san­tes pa­ra que mi­les de fa­mi­lias aban­do­nen sus paí­ses, ya que al no sen­tir­se se­gu­ras de­ci­den bus­car otras op­cio­nes de pro­te­ger­se y una de ellas es cru­zar a Mé­xi­co en busca del re­fu­gio hu­ma­ni­ta­rio.

Men­cio­nó que ca­da so­li­ci­tud pa­ra el re­fu­gio es es­pe­cial, sin em­bar­go, a pe­sar de que no exis­ten aún ci­fras exac­tas que de­ter­mi­nen el nú­me­ro de ca­sos, hay un in­cre­men­to y la ma­yo­ría son por vio­len­cia y per­se­cu­ción de pan­di­lle­ros.

Re­co­no­ció que la mi­gra­ción es una si­tua­ción que aún se de­be se­guir tra­ba­jan­do en tema de de­re­chos hu­ma­nos y pro­tec­ción, so­bre to­do en los mu­ni­ci­pios cer­ca­nos a la fron­te­ra con Gua­te­ma­la, en don­de se con­cen­tran las so­li­ci­tu­des de re­fu­gio, las cua­les acla­ró que son úni­ca­men­te pa­ra per­so­nas vul­ne­ra­bles y no de­lin­cuen­tes co­mo mu­cho se ha di­cho.

Chia­pas fue has­ta 2017 la tie­rra con pe­nu­rias pe­ro al fin pró­di­ga pa­ra vi­vir le­jos de la in­se­gu­ri­dad que aso­la a to­do Cen­troa­mé­ri­ca, sin em­bar­go, el ini­cio de 2018 de­pa­ra­ba el re­sur­gi­mien­to de los dos mons­truos que hi­zo a mi­les huir de ca­sa.

La efer­ves­cen­cia de las pan­di­llas ma­ras ha ro­to el úl­ti­mo la­zo que ha­cía de es­ta en­ti­dad fron­te­ri­za un si­tio se­gu­ro pa­ra ca­mi­nar por las ca­lles y es­pe­rar los trá­mi­tes mi­gra­to­rios. La lu­cha por con­tro­lar la “pla­za” ha al­can­za­do te­rre­nos que aler­ta a las au­to­ri­da­des.

KRIS­TIN RIIS HAL­VOR­SEN EN­CAR­GA­DA DE AC­NUR EN TA­PA­CHU­LA La vio­len­cia de las pan­di­llas ha si­do la cau­san­te pa­ra que mi­les de fa­mi­lias aban­do­nen sus paí­ses"

GON­ZÁ­LEZ

Mi­gran­tes pi­dien re­fu­gio, pe­se al am­bien­te de in­se­gu­ri­dad/adrián

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.