Au­to­pis­ta Pa­len­que- San Cris­tó­bal: aho­ra o nun­ca

El Heraldo de Chiapas - - Análisis - Luis Armando Mel­gar

En la en­tre­ga an­te­rior (“Al su­r­es­te le lle­gó la ho­ra” https:// goo.gl/xedqrh) di­ji­mos que el cam­bio por el que la ma­yo­ría de los me­xi­ca­nos vo­tó el 1 de ju­lio, im­pli­ca­rá un im­pul­so sin pre­ce­den­tes en la his­to­ria del sur-su­r­es­te.

La nue­va óp­ti­ca y es­ti­lo del go­bierno en­tran­te se han co­men­za­do a ha­cer no­tar, con de­ci­sio­nes co­mo la de con­sul­tar a los ciu­da­da­nos pa­ra cam­biar de la cons­truc­ción del ae­ro­puer­to en Tex­co­co, a un sis­te­ma de ae­ro­puer­tos en­ca­be­za­do por San­ta Lucía, y el anun­cio de otros gran­des pro­yec­tos que ser­vi­rán pa­ra ca­ta­pul­tar las in­su­fi­cien­tes fuen­tes de in­gre­so que se tie­nen en los es­ta­dos más po­bres del país.

En ese pun­to ra­di­ca la cla­ve del éxi­to de las nue­vas po­lí­ti­cas: de po­co ser­vi­rán na­da más los pro­gra­mas asis­ten­cia­lis­tas. Ha­ce fal­ta, asi­mis­mo, im­pul­sar la in­ver­sión, el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, la crea­ción de em­pleos bien pa­ga­dos y ele­var la pro­duc­ti­vi­dad.

De eso se tra­tan mag­nas obras co­mo el Tren Ma­ya, que se es­ti­ma trai­ga con­si­go una in­ver­sión de 150 mil mi­llo­nes de pe­sos, pe­ro que ten­drá un efec­to mul­ti­pli­ca­dor aún ma­yor en to­das las zo­nas por las que tran­si­ta­rá, en sus tres gran­des tra­mos: Gol­fo, Ca­ri­be y Sel­va.

El úl­ti­mo pun­to de es­te tren tu­rís­ti­co, de car­ga y de pa­sa­je­ros -que par­ti­rá des­de Cancún-, es­ta­rá en la ciu­dad de Pa­len­que, uno de los prin­ci­pa­les pun­tos de ac­ce­so jun­to con Tuxtla Gu­tié­rrez, a los co­rre­do­res tu­rís­ti­cos de Chia­pas.

Es ne­ce­sa­rio ar­ti­cu­lar to­dos es­tos po­los de desa­rro­llo tu­rís­ti­co pa­ra que no que­den prác­ti­ca­men­te in­co­ne­xos, o con vías de co­mu­ni­ca­ción que no es­tén a la al­tu­ra de su po­ten­cial de atrac­ción de vi­si­tan­tes e in­ver­sio­nes.

Por eso, de­bi­do a la na­tu­ral vo­ca­ción tu­rís­ti­ca de Chia­pas, se­ría un error es­tra­té­gi­co no com­ple­men­tar es­te im­pul­so al su­r­es­te con otro pro­yec­to de si­mi­lar im­por­tan­cia, que de­bió ma­te­ria­li­zar­se du­ran­te el ac­tual se­xe­nio: la au­to­pis­ta Pa­len­queSan Cris­tó­bal de las Ca­sas.

De he­cho, ese fue uno de los com­pro­mi­sos de cam­pa­ña del pre­si­den­te Pe­ña Nie­to, pa­ra el que pro­me­tió de­di­car los 10 mil mi­llo­nes de pe­sos de la in­ver­sión re­que­ri­da.

Por des­gra­cia, re­cor­tes pre­su­pues­ta­les y la re­ti­cen­cia de al­gu­nos gru­pos que se han opues­to, pro­pi­cia­ron que los re­cur­sos des­ti­na­dos a esa au­to­pis­ta se re­du­je­ran a po­co más de tres mil mi­llo­nes de pe­sos. De es­te mo­do se can­ce­ló, de he­cho, una nue­va opor­tu­ni­dad de desa­rro­llo que de­be ser re­to­ma­da por la pró­xi­ma ad­mi­nis­tra­ción, co­mo par­te de un plan in­te­gral aso­cia­do al Tren Ma­ya.

El po­ten­cial de be­ne­fi­cios de la nue­va ca­rre­te­ra es enor­me, igual que los re­tos a su­pe­rar.

En­tre ellos, es­tá sin du­da la re­ti­cen­cia de gru­pos de ha­bi­tan­tes de las lo­ca­li­da­des ale­da­ñas, con quie­nes se de­be dia­lo­gar y es­ta­ble­cer com­pro­mi­sos pa­ra re­sol­ver a ca­ba­li­dad sus preo­cu­pa­cio­nes y que­jas.

Asi­mis­mo, de­be ga­ran­ti­zar­se el má­xi­mo res­pe­to a la na­tu­ra­le­za, la mi­ni­mi­za­ción de los im­pac­tos am­bien­ta­les y su com­pen­sa­ción.

La cons­truc­ción de la au­to­pis­ta Pa­len­que – San Cris­tó­bal pues, es un pro­yec­to de gran ca­la­do que no só­lo es ne­ce­sa­rio, sino ur­gen­te.

Con ella se con­tri­bui­rá a me­jo­rar el ni­vel de vi­da de los pue­blos in­dí­ge­nas y de la po­bla­ción en ge­ne­ral de to­do el es­ta­do, al di­na­mi­zar la eco­no­mía re­gio­nal en su con­jun­to.

Tras­la­dos más rá­pi­dos y se­gu­ros, con en­tra­das y sa­li­das des­de los mu­ni­ci­pios por don­de pa­sa­rá, só­lo pue­den traer un im­pac­to po­si­ti­vo, que el día de ma­ña­na se ve­rá mag­ni­fi­ca­do con la de­rra­ma de re­cur­sos y vi­si­tan­tes que trae­rá el Tren Ma­ya.

Es ho­ra de dar un gran sal­to. Pa­ra la au­to­pis­ta Pa­len­que- San Cris­tó­bal, es el aho­ra o nun­ca.

Ha­ce fal­ta, im­pul­sar la in­ver­sión, el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, la crea­ción de em­pleos bien pa­ga­dos y ele­var la pro­duc­ti­vi­dad

Se es­ti­ma que El Tren Ma­ya trai­ga con­si­go una in­ver­sión de 150 mil mi­llo­nes de pe­sos, pe­ro que ten­drá un efec­to mul­ti­pli­ca­dor aún ma­yor en to­das las zo­nas por las que tran­si­ta­rá, en sus tres gran­des tra­mos: Gol­fo, Ca­ri­be y Sel­va

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.