Ini­cia­ti­va La­bo­ra­to­rio Clan­des­tino

“Clan­des­ti­ne La­bo­ra­tory Ini­tia­ti­ve”. Así se lla­ma el pro­yec­to del go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos que im­pli­có el en­tre­na­mien­to y equi­pa­mien­to de me­xi­ca­nos pa­ra des­man­te­lar la­bo­ra­to­rios clan­des­ti­nos de he­roí­na, fen­ta­ni­lo y me­tan­fe­ta­mi­nas. Con las uni­da­des me­xic

El Heraldo de Chiapas - - Análisis - HIROSHI TAKAHASHI

Do­cu­men­tos del De­par­ta­men­to de Es­ta­do de EU, de prin­ci­pios de 2018, nos re­fe­ri­mos al In­ter­na­tio­nal Nar­co­tics Con­trol Stra­tegy Re­port, in­di­can que no hay in­di­cios de que el fen­ta­ni­lo se uti­li­ce en Mé­xi­co, pe­ro sí se no­ta un re­pun­te de la pro­duc­ción en es­te país por las con­fis­ca­cio­nes de es­ta dro­ga en la fron­te­ra en­tre am­bos paí­ses, con la im­ple­men­ta­ción de tec­no­lo­gía “no in­tru­si­va” en los pues­tos de re­vi­sión. De acuer­do con los si­tios del go­bierno es­ta­dou­ni­den­se, el fen­ta­ni­lo es un fuer­te opioi­de sin­té­ti­co si­mi­lar a la mor­fi­na, pe­ro en­tre 50 y 100 ve­ces más po­ten­te.”al igual que la mor­fi­na, por lo ge­ne­ral se re­ce­ta a pa­cien­tes con do­lo­res in­ten­sos, es­pe­cial­men­te des­pués de una ope­ra­ción qui­rúr­gi­ca”. Es la dro­ga que es­tá ma­tan­do a los es­ta­dou­ni­den­ses.

Y que es­tá ha­cien­do ri­cos a mu­chos nar­co­tra­fi­can­tes me­xi­ca­nos. De acuer­do con el De­par­ta­men­to de Es­ta­do de EU, el di­ne­ro que se ge­ne­ra en Es­ta­dos Uni­dos por la ven­ta de dro­gas es la prin­ci­pal fuen­te de fon­dos la­va­dos en Mé­xi­co, a tra­vés del sis­te­ma financiero lo­cal. Las or­ga­ni­za­cio­nes de­lic­ti­vas tras­na­cio­na­les, con se­de y men­tes ope­ra­ti­vas en es­te país, la­van fon­dos usan­do una gran va­rie­dad de mé­to­dos. Re­por­ta

el go­bierno de Do­nald Trump que una preo­cu­pa­ción es la com­pra de ar­tícu­los al me­nu­deo en el país del nor­te, pa­ra la im­por­ta­ción y re­ven­ta en Mé­xi­co. Con los in­gre­sos por la ven­ta de es­tos bie­nes y la com­pli­ci­dad con su­pues­tos hom­bres de ne­go­cios, se blan­quean mu­chos mi­llo­nes de dó­la­res. otro de los mé­to­dos que tie­nen las aler­tas en­cen­di­das es el in­ter­cam­bio de crip­to­mo­ne­das y tam­bién el mo­vi­mien­to de efec­ti­vo a gra­nel en­tre fron­te­ras, así co­mo el uso de cuen­tas em­bu­do, me­dian­te el cual los de­lin­cuen­tes ha­cen in­fi­ni­dad de de­pó­si­tos pe­que­ños en cuen­tas de ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras es­ta­dou­ni­den­ses que se re­ti­ran even­tual­men­te en ban­cos me­xi­ca­nos. Es el di­ne­ro que no se pue­de fre­nar.

Los es­ta­dou­ni­den­ses in­for­man a sus su­pe­rio­res que los mon­tos de­po­si­ta­dos ge­ne­ral­men­te es­tán por de­ba­jo de los re­qui­si­tos de in­for­ma­ción a de­ta­lle y aun­que el prin­ci­pal re­gu­la­dor ban­ca­rio en Mé­xi­co emi­tió nue­vas re­gu­la­cio­nes, abun­dan tam­bién las ca­sas de cam­bio sin li­cen­cia en to­do el país. Otra preo­cu­pa­ción del go­bierno de Trump es que más de 90 por cien­to de la he­roí­na dis­po­ni­ble en Es­ta­dos Uni­dos se ori­gi­na en Mé­xi­co, au­men­tó el trá­fi­co de opioi­des sin­té­ti­cos me­xi­ca­nos aun­que Chi­na to­da­vía li­de­ra la pro­duc­ción, y es ne­ce­sa­ria más coor­di­na­ción y es­fuer­zos en­tre los dos paí­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.