Reu­má­ti­cos

Ju­ga­mos (Mé­xi­co) con­tra un equi­po ama­teur de Hai­tí y nos to­mó po­co más de 120 mi­nu­tos pa­ra ven­cer­lo. Tu­vo in­clu­so que ser por la vía del pe­nal, pe­ro es­ta­mos en la fi­nal de la Co­pa Oro.

El Heraldo de Chiapas - - Análisis ´ - CI­RO CAS­TI­LLO www.en­sa­la­da­de­gri­llos.com Fa­ce­book: @En­sa­la­da­deg Twit­ter: @En­sa­la­da­deg EN­SA­LA­DA DE GRI­LLOS

Los me­xi­ca­nos es­tán prác­ti­ca­men­te en ca­sa, por­que en cual­quier es­ce­na­rio que se pre­sen­ten en los Es­ta­dos Uni­dos, mi­llo­nes de pai­sa­nos se en­car­gan de lle­nar­lo, aun­que ten­gan que an­dar “es­con­dién­do­se” de la Mi­gra.

A di­fe­ren­cia de los nues­tros que ga­nan cien­tos de mi­les de pe­sos, en su país o en el ex­tran­je­ro, los hai­tia­nos tie­nen que com­bi­nar el de­por­te “de la pa­ta­da” con una vi­da co­mún y co­rrien­te, qui­zá más co­rrien­te que co­mún. Y aun así nos cues­ta ven­cer­los. Reu­má­ti­cos…

RE­BE­LIÓN EN LA FE­DE­RAL

Unos 500 in­te­gran­tes de la Po­li­cía Fe­de­ral que se­rán in­cor­po­ra­dos a la Guar­dia Na­cio­nal se ma­ni­fies­tan en sus ins­ta­la­cio­nes de la Ciu­dad de Mé­xi­co y efec­túan bloqueos. Con­si­de­ran que sus pres­ta­cio­nes y es­ta­bi­li­dad la­bo­ral es­tán en ries­go.

La res­pues­ta del se­cre­ta­rio de Se­gu­ri­dad, Al­fon­so Du­ra­zo, lle­ga ho­ras más tar­de y di­ce que los efec­ti­vos es­tán “des­in­for­ma­dos”. La pre­gun­ta es: ¿De quién es obli­ga­ción in­for­mar bien a los fu­tu­ros guar­dias na­cio­na­les? ¿De los je­fes o de los em­plea­dos?

El pre­si­den­te de Mé­xi­co, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, ba­jo la pre­mi­sa de que to­do es “amor y paz”, di­ce que nin­guno de es­tos ele­men­tos se­rá obli­ga­do a unir­se a la nue­va cor­po­ra­ción que es­tá lla­ma­da a ga­ran­ti­zar la paz en el país.

A lo mu­cho, suel­ta, se­rán en­via­dos a cui­dar ins­ta­la­cio­nes del go­bierno pa­ra aho­rrar­se el gas­to de con­tra­ta­ción de po­li­cías pri­va­dos (unos 50 mil que con­tra­ta­ban en los go­bier­nos pa­sa­dos). Reu­má­ti­cos…

ERA, SIEM­PRE EN LA JU­GA­DA

El que no pier­de el tiem­po es el se­na­dor Eduar­do Ra­mí­rez Agui­lar, quien an­da muy ac­ti­vo en la ta­rea le­gis­la­ti­va, pe­ro se dio es­pa­cio pa­ra re­co­no­cer las ac­cio­nes que han lle­va­do a ca­bo los go­bier­nos de AMLO y Ru­ti­lio Es­can­dón.

Des­ta­có avan­ces en te­mas co­mo la aus­te­ri­dad y trans­pa­ren­cia en la apli­ca­ción de re­cur­sos. En el ca­so par­ti­cu­lar de Chia­pas, re­co­no­ció lo im­por­tan­te que ha si­do la apli­ca­ción del Es­ta­do de de­re­cho y el res­pe­to al mar­co le­gal, por ejem­plo, en la res­ti­tu­ción de pre­dios que es­ta­ban in­va­di­dos.

Sin em­pa­cho, men­cio­nó que Chia­pas tie­ne aho­ra “un go­ber­na­dor con un gran sen­ti­do de se­rie­dad y res­pon­sa­bi­li­dad”, ade­más de se­ña­lar me­di­das de aus­te­ri­dad y el fin de los pri­vi­le­gios pa­ra unos cuan­tos.

ERA, quien fue de los po­cos po­lí­ti­cos que siem­pre se ma­ni­fes­tó en con­tra de la Re­for­ma Edu­ca­ti­va, des­ta­có co­mo uno de los prin­ci­pa­les com­pro­mi­sos cum­pli­dos por el go­bierno fe­de­ral la caí­da de esa le­gis­la­ción que no de­jó na­da bueno pa­ra la edu­ca­ción, sino to­do lo con­tra­rio…

HI­JA DE TI­GRE…

Ya nos ha­bía to­ca­do es­cu­char una in­ter­ven­ción de la le­gis­la­do­ra Aí­da Ji­mé­nez Ses­ma, pe­ro des­pués de una en­tre­vis­ta en sus ofi­ci­nas del pa­la­cio le­gis­la­ti­vo po­de­mos de­cir que sí se con­fir­ma aque­lla pre­mi­sa de: “Hi­ja de ti­gre, pin­ti­ta”.

La dipu­tada lo­cal, con ape­nas 25 años de edad, tie­ne un buen ma­ne­jo del len­gua­je y es muy há­bil pa­ra con­du­cir­se an­te los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, so­bre to­do al abor­dar el asun­to de la Ley con­tra la Vio­len­cia Di­gi­tal que ella mis­ma im­pul­só.

Siem­pre he­mos pe­di­do que ha­ya una ma­yor par­ti­ci­pa­ción en ac­ti­vi­da­des y ta­reas po­lí­ti­cas de las mu­je­res y los jó­ve­nes, pe­ro que és­ta sea por sus ca­pa­ci­da­des, no por re­co­men­da­cio­nes.

En­ton­ces, cuan­do uno se en­cuen­tra a per­so­na­jes de la vi­da pú­bli­ca co­mo es­ta le­gis­la­do­ra del PRI, no que­da más que ha­cer el re­co­no­ci­mien­to. En­ho­ra­bue­na y que ha­ya mu­chos más así…

La dipu­tada lo­cal, con ape­nas 25 años de edad, tie­ne un buen ma­ne­jo del len­gua­je y es muy há­bil pa­ra con­du­cir­se an­te los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, so­bre to­do al abor­dar el asun­to de la Ley con­tra la Vio­len­cia Di­gi­tal que ella mis­ma im­pul­só

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.