ADIÓS RE­BEL­DE

Cel­so Pi­ña fa­lle­ció ayer en Monterrey, su ciudad na­tal, de­ja co­mo he­ren­cia mu­si­cal una mez­cla de so­ni­dos tro­pi­ca­les y nor­te­ños, pro­pues­ta que con­quis­tó La­ti­noa­mé­ri­ca y Eu­ro­pa

El Heraldo de Chiapas - - Gossip - MÓ­NI­CA RUBALCAVA

Es­te año Cel­so Pi­ña cum­plió cua­tro dé­ca­das de ca­rre­ra, su úl­ti­mo con­cier­to fue en Aca­pul­co en el Surf Mu­sic Fest en ju­lio pa­sa­do

El fa­lle­ci­mien­to de Cel­so Pi­ña cons­ter­nó ayer no só­lo a los me­xi­ca­nos, sino a to­dos a quie­nes la mú­si­ca de El Re­bel­de del

Acor­deón de­lei­tó sus oí­dos e hi­zo vi­brar sus co­ra­zo­nes, al ser jus­ta­men­te un ar­tis­ta que rom­pió pa­ra­dig­mas con su ins­tru­men­to co­mo so­lis­ta y tras ha­ber con­vo­ca­do mul­ti­tu­des.

Cum­bia, va­lle­na­to, reg­gae y has­ta rap y hip­hop, fue­ron so­lo al­gu­nos de los tan­tos gé­ne­ros que acom­pa­ña­ron los más de 30 años de ca­rre­ra mu­si­cal del tam­bién lla­ma­do Ca­ci­que de la Mon­ta­ña, quien tras ser hos­pi­ta­li­za­do de emer­gen­cia en el hos­pi­tal San Vicente, mu­rió a cau­sa de un infarto en su na­tal Monterrey.

Con­si­de­ra­do uno de los mú­si­cos más im­por­tan­tes de La­ti­noa­mé­ri­ca y Es­ta­dos Uni­dos, el au­tor de te­mas co­mo Cum­bia

so­bre el río, co­men­zó su ca­rre­ra mu­si­cal en los años 80 cuan­do le fue re­ga­la­do un pri­mer acor­deón re­men­da­do por su pa­dre, con el que pron­to mar­ca­ría su des­tino.

Ca­paz de ha­cer bai­lar a cual­quie­ra, Cel­so Pi­ña, fue pio­ne­ro de las mez­clas de rit­mos la­ti­nos, co­la­bo­ró con un sin­nú­me­ro de ar­tis­tas tan di­ver­sos en­tre los que des­ta­can, Con­trol Ma­che­te, Na­ta­lia La­fou­ca­de, Ca­fé Ta­cu­ba y Gloria Tre­vi, e hi­zo bai­lar con su mú­si­ca a cien­tos de ge­ne­ra­cio­nes en las que se in­clu­ye el ga­na­dor del pre­mio No­bel de li­te­ra­tu­ra, Gabriel Gar­cía Már­quez quien dis­fru­ta­ba de la Cum­bia sam­pue­sa­na.

Na­ci­do en 1953 en Monterrey, en re­pe­ti­das oca­sio­nes el com­po­si­tor fue des­cri­to co­mo una per­so­na hu­mil­de y sen­ci­lla, sin em­bar­go la na­tu­ra­li­dad no le im­pe­día re­co­no­cer el ta­len­to con el que con­ta­ba al con­si­de­rar­se a sí mis­mo co­mo “pro­fe­ta en mi pro­pia tie­rra”, por su im­pul­so de la cum­bia en el país.

El ca­mino pa­ra Pi­ña no fue sen­ci­llo, ase­gu­ra­ba que en un prin­ci­pio su cum­bia va­lle­na­ta fue ca­ta­lo­ga­da co­mo co­rrien­te y vul­gar, “to­do cam­bió has­ta que le to­qué a mi ami­go Gar­cía Már­quez y des­de ahí la gen­te amó la cum­bia”, men­cio­nó durante el Surf Mu­sic Fest 2019, una de sus úl­ti­mas pre­sen­ta­cio­nes.

Su tra­yec­to­ria dis­co­grá­fi­ca cuen­ta con más de 20 dis­cos, en los que se en­cuen­tran éxi­tos co­mo Aun­que no sea con­mi­go, Cum­bia cam­pa­ne­ra, El tren y la Rei­na de cum­bias en­tre otras, y el ál­bum Ba­rrio

bra­vo le con­ce­dió al com­po­si­tor una do­ble no­mi­na­ción a los pre­mios La­tin Grammy en el 2002 al Me­jor ál­bum tropical.

A sus 66 años, el can­tan­te te­nía agen­da lle­na, pa­ra las pró­xi­mas se­ma­nas te­nía pro­gra­ma­das dos pre­sen­ta­cio­nes en Ar­ling­ton, Es­ta­dos Uni­dos, en Que­ré­ta­ro en la Fe­ria Ca­de­rey­ta, otra en la Pla­za Prin­ci­pal de San Ni­co­lás, Nue­vo León, en el Tea­tro del pue­blo en Ti­jua­na y la úl­ti­ma en Du­lut­hu Es­ta­dos Uni­dos.

La mú­si­ca del re­gio­mon­tano se ex­ten­dió por La­ti­noa­me­ri­ca y Eu­ro­pa, vi­si­tan­do paí­ses co­mo Bél­gi­ca, Di­na­mar­ca, Fran­cia, Ho­lan­da, Re­pú­bli­ca Che­ca, Po­lo­nia, Ale­ma­nia e Ita­lia.

Za­pa­ta se que­da es la can­ción que grabó con Li­la Downs

/FO­TOS: ES­PE­CIAL

Re­creó con Pa­to Ma­che­te Cum­bia so­bre el río sue­na

Con Na­ta­lia La­four­ca­de in­ter­pre­tó el te­ma Mi­ra mi­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.