De­nun­cia es­po­sa per­se­cu­ción po­lí­ti­ca del go­ber­na­dor Co­rral

El Heraldo de Chihuahua - - Local - SAÚL GARCÍA / El He­ral­do de Chihuahua

So­fía Duar­te Gra­ja­les, es­po­sa de Ge­rar­do Vi­lle­gas y so­bri­na del ex­go­ber­na­dor Cé­sar Duar­te, afir­mó es­tar sien­do per­se­gui­da po­lí­ti­ca­men­te por par­te de las au­to­ri­da­des en­ca­be­za­das por el go­ber­na­dor Javier Co­rral, “he­mos su­fri­do una per­se­cu­ción to­da la fa­mi­lia, per­so­nal, di­rec­ta… co­rre pe­li­gro nues­tra vi­da y la de mi hi­jo, to­do por­que mi ma­ri­do no se ha pres­ta­do a de­cla­rar­se cul­pa­ble”, ex­pre­só al ex­te­rior de su do­mi­ci­lio en el frac­cio­na­mien­to Cum­bres IV, lue­go del cateo que rea­li­za­ron agen­tes de la FGE.

De­nun­ció que la per­se­cu­ción se de­be a que su es­po­so Ge­rar­do Vi­lle­gas no ha que­ri­do de­cla­ra­se cul­pa­ble, “ni a de­cla­rar lo que la Fis­ca­lía quie­re que de­cla­re­mos, a ir­nos a jui­cios abre­via­dos, a lle­gar a ne­go­cia­cio­nes por de­ba­jo de la me­sa, a ir­nos a jui­cios abre­via­dos don­de no quie­ren ex­po­ner a sus tes­ti­gos pro­te­gi­dos, si­guen pro­te­gien­do a Jaime He­rre­ra, quien era el se­cre­ta­rio de Ha­cien­da y el res­pon­sa­ble y di­cho por él en to­das sus de­cla­ra­cio­nes, que él de­ci­dió, or­de­nó, hi­zo y ges­tio­na­ba ha­cer to­do”, de­cla­ró.

Ase­gu­ró que la Fis­ca­lía obli­ga a Vi­lle­gas Ma­dri­les y al ne­gar­se los ame­dren­tan co­mo la di­li­gen­cia que rea­li­za­ron ayer por la ma­ña­na al in­te­rior de su do­mi­ci­lio, “aho­ri­ta (ayer) vi­nie­ron por­que mi do­mi­ci­lio es­tá ase­gu­ra­do por ellos, aun cuan­do es una ca­sa que com­pra­mos en 2014, la com­pra­mos por Ban­co­mer, la cual es­tá al 90% de cré­di­to, só­lo di el 10% de en­gan­che, es­tá de­bi­da­men­te acre­di­ta­do có­mo he pa­ga­do las men­sua­li­da­des, es una ca­sa nor­mal, con los mue­bles nor­ma­les des­de que me ca­sé”, co­men­tó So­fía Duar­te.

Des­de mar­zo de 2017 han si­do ame­na­za­dos, di­jo, y pa­ra prue­ba de ello son los ca­teos y di­li­gen­cias que les han rea­li­za­do, les han co­men­ta­do tan­to a ella co­mo a Ge­rar­do Vi­lle­gas: “Tu fa­mi­lia es­tá so­la, de­clá­ra­te cul­pa­ble, y ahí no ha­ce fal­ta que pon­gan a un tes­ti­go que es­té muer­to de mie­do que le va­yan ha­cer lo mis­mo, ahí ve­mos a un Je­sús Lu­na (ex se­cre­ta­rio pri­va­do de Cé­sar Duar­te), a quien no le qui­sie­ron dar la li­ber­tad, aun y cuan­do lo tie­nen don­de se­gún ellos él or­de­nó un vue­lo el cual ni si­quie­ra se subió… él no se subió… es­tán pre­sio­nan­do pa­ra que se de­cla­re cul­pa­ble”.

Afir­mó que la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do tie­ne un es­cri­to pre­pa­ra­do “a mo­do” el cual se ha ne­ga­do a fir­mar Vi­lle­gas, de ac­ti­vi­da­des que no reali­zó, se­gún re­la­tó su es­po­sa, “que de­cla­re en re­la­ción a eso y ha­cia más per­so­nas y jus­ti­fi­can­do a Jaime He­rre­ra”.

Tam­bién di­jo So­fía Duar­te que han acu­di­do an­te la Co­mi­sión Es­ta­tal de los De­re­chos Hu­ma­nos, so­bre to­do por su hi­jo, de 15 años, quien re­la­ta vi­ve con mie­do a los ca­teos y di­li­gen­cias que lle­van a ca­bo, “aho­ra tie­nen es­te bien ase­gu­ra­do, de una car­pe­ta que no han ini­cia­do en re­la­ción a es­to, en cam­bio ya lo ase­gu­ra­ron, y lo pa­sa­ron a la Di­rec­ción de Enaje­na­ción de Bie­nes, la crea­ron, es una área

nue­va, quie­nes me di­je­ron que aho­ra ad­mi­nis­tra­rán el bien por si al­go le pa­sa, el bien es de Ban­co­mer, no es mío, es del ban­co”, reite­ró.

Di­jo que la di­li­gen­cia que rea­li­za­ron ayer los agen­tes de la FGE la pu­die­ron ha­ber he­cho des­de su es­cri­to­rio, ya que ni si­quie­ra una fir­ma le pi­die­ron, jus­ta­men­te cuan­do la se­ma­na pa­sa­da le pi­die­ron de nue­va cuen­ta a Ge­rar­do Vi­lle­gas se de­cla­re cul­pa­ble.

Pi­dió a las au­to­ri­da­des es­ta­ta­les que se con­duz­can con­for­me a la ley, sin em­bar­go, re­la­ta que lue­go de la re­so­lu­ción de un juez fe­de­ral en el que no ava­la la fi­gu­ra de tes­ti­go pro­te­gi­do, te­me Go­bierno del Es­ta­do te­ner que dar los nom­bres de los in­vo­lu­cra­dos, por lo que tien­den a rea­li­zar es­te ti­po de ac­cio­nes (ca­teos) don­de -re­fi­rió- prác­ti­ca­men­te la de­jan en la ca­lle, al ase­gu­rar su do­mi­ci­lio.

“Es­tos ac­tos de per­se­cu­ción y ame­dren­tar no son co­rrec­tos, es­tán cau­sán­do­nos un da­ño si­co­ló­gi­co a mí, a mi hi­jo, a mi es­po­so… vol­ve­mos a la tor­tu­ra (de Ge­rar­do Vi­lle­gas), que lo han te­ni­do en­ce­rra­do, si­guen sin po­der te­ner las co­sas a las que tie­nen be­ne­fi­cio, to­do a co­mo ama­nez­ca (Javier Co­rral), si le ti­ra­ron un pe­rio­di­ca­zo al go­ber­na­dor de cual­quier co­sa, pues va­mos a en­ce­rrar a és­tos, si la Su­pre­ma Cor­te di­jo al­go que no le pa­re­cía, otra vez va­mos a en­ce­rrar a és­tos”, co­men­tó.

Reite­ró que tan­to su es­po­so co­mo al­gu­nos otros pre­sos se en­cuen­tran muy mal fí­si­ca y si­co­ló­gi­ca­men­te de­bi­do a las pre­sio­nes a las que han si­do so­me­ti­dos -ates­ti­guó-, pa­ra de­cla­rar­se cul­pa­ble, de de­li­tos que, di­jo, no co­me­tió su es­po­so.

“Te­ne­mos un hi­jo de 15 años, có­mo va a de­cla­rar­se cul­pa­ble de al­go que no hi­zo, por­que lo po­nen a él y lo juz­gan co­mo si fue­ra el go­ber­na­dor de tres es­ta­dos jun­tos, era na­da más un di­rec­tor, y ni si­quie­ra de in­gre­sos, de él no de­pen­día los re­cur­sos, él era ad­mi­nis­tra­ti­vo, có­mo se va a de­cla­rar cul­pa­ble y pa­gar co­mo si hu­bie­ra si­do go­ber­na­dor de tres es­ta­dos”, re­cla­mó.

So­fía Duar­te Gra­ja­les, es­po­sa de Ge­rar­do Vi­lle­gas Ma­dri­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.