In­va­den ca­lles los ne­go­cios de co­mi­da

Com­pe­ten­cia des­leal pa­ra los es­ta­ble­ci­dos y ries­go de sa­lud pa­ra los clien­tes

El Heraldo de Chihuahua - - 8a Local - VENESSA RI­VAS ME­DI­NA/ El Heraldo de Chihuahua

Pues­tos am­bu­lan­tes y res­tau­ran­tes ca­lle­je­ros han pro­li­fe­ra­do en los úl­ti­mos me­ses sin que la au­to­ri­dad mu­ni­ci­pal y la Coes­pris re­gu­len es­ta prác­ti­ca, pues en al­gu­nos si­tios no se cuen­ta con es­pa­cios pa­ra la­var­se las ma­nos.

En la zo­na de la ave­ni­da La Can­te­ra y en Cam­po­be­llo la can­ti­dad de pues­tos ca­lle­je­ros han cre­ci­do ba­jo la com­pla­cen­cia de las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les, es­ta com­pe­ten­cia des­leal afec­ta a los res­tau­ran­te­ros es­ta­ble­ci­dos, que tie­nen vi­si­tas de ins­pec­ción de la Co­mi­sión Es­ta­tal pa­ra la Pre­ven­ción con­tra Riesgos Sa­ni­ta­rios, ade­más de que pa­gan im­pues­tos y re­ci­ben san­cio­nes de la Sub­di­rec­ción de Go­ber­na­ción.

En los úl­ti­mos me­ses, las au­to­ri­da­des, so­bre to­do la mu­ni­ci­pal, han si­do la­xas o per­mi­si­vas, pri­me­ro de la in­va­sión de la vía pú­bli­ca y No cuen­tan In­va­den ori­lla te­rre­nos pú­bli­cos por pues­tos de co­mi­da, y dar per­mi­so pa­ra ope­rar res­tau­ran­tes en car­pas o pues­tos en te­rre­nos pri­va­dos, don­de na­die les exi­ge ni re­gu­la na­da. In­clu­so en la ave­ni­da de La Can­te­ra hay pues­tos que aca­pa­ran par­te de la vía.

Si se com­pa­ra con un es­ta­ble­ci­mien­to don­de se ven­de co­mi­da, tie­nen que su­je­tar­se a la re­gu­la­ción que exis­te, que va des­de acu­dir a la Di­rec­ción de Desa­rro­llo a Ur­bano y Ecología pa­ra rea­li­zar trá­mi­tes en­go­rro­sos, tar­da­dos y cos­to­sos, pues se ha­bla de más de 60 mil pe­sos por­que de­be de in­vo­lu­crar­se a un pe­ri­to.

Ade­más de­ben de cum­plir con los li­nea­mien­tos de Pro­tec­ción Ci­vil, en tiem­po pue­den lle­var­se has­ta 6 me­ses pa­ra po­der abrir el es­pa­cio y ero­gar más de 50 mil pe­sos en equi­po de di­fe­ren­tes ti­pos co­mo son re­tar­dan­tes en ma­de­ras, alar­mas de hu­mo, ex­tin­to­res, se­ña­li­za­ción, puer­tas de emer­gen­cia, lu­ces de emer­gen­cia, en­tre otras.

Así mis­mo de­ben de cum­plir con Coes­pris con una car­ta aper­tu­ra que tie­ne un cos­to de 32 mil pe­sos, au­na­do a los re­qui­si­tos que pi­den.

Los es­ta­ble­ci­dos tie­nen que gas­tar al­re­de­dor de 200 mil pe­sos pa­ra abrir su ne­go­cio, más lo que se de­ri­ve del aco­so del SAT, Fi­nan­zas de Go­bierno del Es­ta­do, IMSS, In­fo­na­vit, Pro­fe­co y has­ta la JMAS que exi­gen tram­pa gra­sa pa­ra los res­tau­ran­te­ros.

Au­na­do a que en el es­ta­ble­ci­mien­to se de­be de con­tar con un de­ter­mi­na­do nú­me­ro de ba­ños en fun­ción del nú­me­ro de clien­tes y es­ta­cio­na­mien­to.

Mien­tras que a los am­bu­lan­tes no se les pi­de na­da, pues hay pues­tos don­de ni ba­ños hay.

Es­ta si­tua­ción tan dis­pa­re­ja ha oca­sio­na­do que mu­chos em­pre­sa­rios del ra­mo de­ci­dan ce­rrar sus ne­go­cios.

ACOS­TA

Fo­to DA­NIEL

de los desa­rro­llos ha­bi­ta­cio­na­les.

con ba­ños, mu­cho me­nos la­va­bos pa­ra asear­se las ma­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.