Mé­xi­co en el es­pe­jo de Bra­sil

El Heraldo de Chihuahua - - Mundo 13b - Por Ja­vier Fé­lix Mu­ñoz

“Po­drán cor­tar to­das las flo­res, pe­ro no po­drán de­te­ner la pri­ma­ve­ra”. Lu­la Da Sil­va, re­cor­dan­do a Pa­blo Ne­ru­da – ex pre­si­den­te de Bra­sil, des­de la cár­cel.

En el mo­men­to his­tó­ri­co en que vi­vi­mos, de cri­sis sis­té­mi­ca co­mo lo de­fi­ne An­to­nio Gram­ci, o sea un mo­men­to en el cual, el vie­jo sis­te­ma no aca­ba de mo­rir, y el nue­vo sis­te­ma no aca­ba de na­cer, no bas­ta con de­cir que se eli­mi­na­rá la co­rrup­ción y la im­pu­ni­dad, eso es qui­tar lo vie­jo y es­tá muy bien, pe­ro ¿Qué ins­ti­tu­cio­nes, qué re­for­mas cons­ti­tu­cio­na­les, qué le­yes sus­ti­tu­yen a esas prác­ti­cas co­rrup­tas?, ¿cuál es la nue­va for­ma de or­ga­ni­za­ción de la so­cie­dad, pa­ra que pa­se a ser de un ob­je­to a un su­je­to de su pro­pia his­to­ria?

Ca­da país, co­mo ca­da per­so­na, tie­ne una ex­pe­rien­cia pro­pia que es úni­ca e irre­pe­ti­ble, es­to es tan cier­to co­mo lo es, que hay ex­pe­rien­cias de per­so­nas y paí­ses que po­de­mos apren­der si no que­re­mos tro­pe­zar­nos con la mis­ma pie­dra, pa­ra al­go de­be ser­vir la his­to­ria.

El vie­jo sis­te­ma, po­lí­ti­co, eco­nó­mi­co, so­cial y cul­tu­ral, tar­dó dé­ca­das en con­for­mar­se, y no se­rá trans­for­ma­do to­tal­men­te en seis años, pe­ro sí po­de­mos y de­be­mos en es­te se­xe­nio, so­bre to­do en es­tos pri­me­ros tres años, po­ner los fir­mes ci­mien­tos del nue­vo pro­yec­to de na­ción.

Mi­guel Ale­mán (M.A.) ini­ció su man­da­to pre­si­den­cial en 1946, al 2018 son 72 años, a M.A. en su tiem­po se le lla­mó el “ca­cho­rro de la Re­vo­lu­ción”, hi­jo del prin­ci­pal di­ri­gen­te de la Re­vo­lu­ción en el es­ta­do de Ve­ra­cruz: el Gral. Mi­guel Ale­mán Gon­zá­lez; el “ca­cho­rro de la Re­vo­lu­ción” ins­ti­tu­cio­na­li­zó la co­rrup­ción y la im­pu­ni­dad a es­ca­la in­dus­trial en to­da la na­ción, en es­tas sie­te dé­ca­das de go­bier­nos del PRIANRD, con más fuer­za en los úl­ti­mos de­ce­nios, se con­for­mó el sis­te­ma que ge­ne­ró el har­taz­go, que de­ci­dió a 30 mi­llo­nes de me­xi­ca­nos a vo­tar por An­drés Ma­nuel co­mo pre­si­den­te de la re­pú­bli­ca, co­mo di­ri­gen­te de un nue­vo pro­yec­to de na­ción.

En Bra­sil, des­pués de 15 años de go­bier­nos pro­gre­sis­tas de­fen­so­res de los de­re­chos de las ma­yo­rías, de los des­po­seí­dos, el pa­sa­do 28 de oc­tu­bre triun­fó con un mi­li­tar, Jair Bol­so­na­ro, un go­bierno que re­pre­sen­ta los in­tere­ses de las mi­no­rías opu­len­tas, una fra­se lo de­fi­ne: “El pro­ble­ma de los an­te­rio­res go­bier­nos mi­li­ta­res no es que ha­yan ase­si­na­do a opo­si­to­res po­lí­ti­cos, sino que ma­ta­ron a muy po­cos”.

Es­tos son los da­tos du­ros de Bra­sil: en el año 2002, ga­na Lu­la con 53 mi­llo­nes de vo­tos. En el 2018, 15 años des­pués con Lu­la en la cár­cel –que to­do in­di­ca­ba que ga­na­ría las elec­cio­nes– las fuer­zas po­lí­ti­cas con­tra­rias a los go­bier­nos pro­gre­sis­tas de Dil­ma y Lu­la, lo­gra­ron 58 mi­llo­nes de vo­tos, 5 mi­llo­nes más que los que lo­gró Lu­la ha­ce 15 años.

¿Qué lec­ción de­be­ría­mos apren­der? Los go­bier­nos de Lu­la y de Dil­ma sa­ca­ron de la po­bre­za a de­ce­nas de mi­llo­nes de bra­si­le­ños, sin em­bar­go 15 años des­pués, ese pro­yec­to po­lí­ti­co fue de­rro­ta­do en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les.

Sa­car a mi­llo­nes de la po­bre­za, en un nue­vo pro­yec­to de na­ción, en Mé­xi­co, es un ob­je­ti­vo in­cues­tio­na­ble, es­to no se tra­du­ce au­to­má­ti­ca­men­te en vo­tos, en or­ga­ni­za­ción, en mo­vi­li­za­ción pa­ra de­fen­der un nue­vo pro­yec­to de na­ción no só­lo en las elec­cio­nes.

¿Qué pa­sa­rá en Mé­xi­co en el 2024, cuan­do An­drés Ma­nuel ya no sea pre­si­den­te?, ¿cuá­les se­rán los cam­bios cons­ti­tu­cio­na­les y cuál se­rá la or­ga­ni­za­ción po­pu­lar que ga­ran­ti­ce que un pro­yec­to no dependa de una per­so­na, en es­te ca­so An­drés Ma­nuel, in­du­da­ble lí­der his­tó­ri­co de es­te mo­vi­mien­to trans­for­ma­dor, que se ha de­no­mi­na­do co­mo la Cuar­ta Re­vo­lu­ción? Es­ta es la ta­rea pen­dien­te.

Sí es tiem­po de ce­le­brar la vic­to­ria del 1º de ju­lio. No es tiem­po de dor­mir­nos en lau­re­les, o apro­ve­cha­mos es­tos tres años pa­ra con­ven­cer a mi­llo­nes de me­xi­ca­nos y or­ga­ni­zar­nos, aho­ra que te­ne­mos la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca, la ma­yo­ría en el con­gre­so na­cio­nal y la ma­yo­ría de los con­gre­sos de los es­ta­dos, pa­ra ha­cer re­for­mas cons­ti­tu­cio­na­les, que ins­ti­tu­cio­na­li­cen la cuar­ta trans­for­ma­ción, o más tem­prano que tar­de nos ve­re­mos en el es­pe­jo de Bra­sil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.