STREA­MING LI­TE­RA­RIO, OTRA OP­CIÓN DE LEC­TU­RA

El ser­vi­cio que ha pro­ba­do ser un éxi­to en te­le­vi­sión, don­de pla­ta­for­mas co­mo Net­flix han se­du­ci­do al usua­rio, se ofre­ce aho­ra pa­ra los afi­cio­na­dos a los li­bros

El Heraldo de Tabasco - - Gaceta - JUAN CAR­LOS CAS­TE­LLA­NOS / NOTIMEX

El li­bro im­pre­so lle­va más de 560 años co­mo la he­rra­mien­ta pa­ra que el mun­do ten­ga ac­ce­so a to­do el sa­ber hu­mano. El si­guien­te pa­so lue­go del que Gu­ten­berg dio en la Edad Me­dia, ya fue da­do, ya es­tá aquí el strea­ming li­te­ra­rio, una apli­ca­ción pa­ra dis­po­si­ti­vo mó­vil que per­mi­te es­cu­char, en voz de sus au­to­res o de ac­to­res de do­bla­je, mi­les de obras, clá­si­cas y con­tem­po­rá­neas. El strea­ming es el for­ma­to de “lec­tu­ra” que más es­tá cre­cien­do a ni­vel mun­dial, pues lle­va seis años con­se­cu­ti­vos con un al­za del 20% anual. “Pa­ra 2023 se es­pe­ra que sea la pla­ta­for­ma que más crez­ca en el pla­ne­ta, so­bre to­do en In­gla­te­rra, Es­pa­ña, Es­ta­dos Uni­dos y Mé­xi­co, y su­pere a las ven­tas di­gi­ta­les de li­bros elec­tró­ni­cos”, es­ti­ma Ja­vier Ce­la­ya, di­rec­tor ope­ra­ti­vo de Story­tel pa­ra Es­pa­ña y La­tino Amé­ri­ca. El eje­cu­ti­vo ex­pli­có que strea­ming li­te­ra­rio es una nue­va for­ma de con­tar his­to­rias co­mo has­ta aho­ra nun­ca ha­bían si­do con­ta­das, es de­cir, tra­di­cio­nal­men­te se na­rran a tra­vés de pa­pel im­pre­so y hoy se ha­ce con mo­der­na for­ma de au­dio­li­bro, la cual da ac­ce­so a no­ve­las, cuen­tos, y to­dos los gé­ne­ros li­te­ra­rios. “An­tes de di­ciem­bre pró­xi­mo, los me­xi­ca­nos po­drán dis­fru­tar Story­tel, una nue­va ma­ne­ra de con­tar lo que los au­to­res han es­cri­to”, di­jo, y sub­ra­yó que esa pla­ta­for­ma tie­ne cer­ca de 12 mil au­dio li­bros en idio­ma es­pa­ñol. FO­MEN­TO A LA LEC­TU­RA Ade­lan­tó que una vez es­ta­ble­ci­do el ser­vi­cio de Story­tel en Mé­xi­co, cos­ta­rá al­re­de­dor de 200 pe­sos te­ner ac­ce­so a ese vas­to uni­ver­so li­te­ra­rio. “La gen­te es­cu­cha­rá más de dos mil audiolibros en es­pa­ñol de edi­to­ria­les de re­nom­bre en Mé­xi­co co­mo Al­ma­día, SM, Ar­le­quín, Gru­po Pla­ne­ta, y mu­chas más; te­ne­mos va­rios es­tu­dios de mer­ca­do, y se­rá en la Fe­ria In­ter­na­cio­nal del Li­bro (FIL) de Guadalajara don­de ha­re­mos el lan­za­mien­to”, ex­pli­có Ce­la­ya. En Mé­xi­co, don­de se leen au­to­res de to­do el mun­do co­mo Isa­bel Allen­de (chi­le­na), Ga­briel Gar­cía Már­quez (co­lom­biano) y Fer­nan­do Savater (es­pa­ñol), a la par que me­xi­ca­nos co­mo Car­los Fuen­tes, Oc­ta­vio Paz y Juan Vi­llo­ro, Story­tel va a po­ner a dis­po­si­ción un ca­tá­lo­go in­te­gra­do 50% por au­to­res na­cio­na­les y 50% de otras na­cio­na­li­da­des. De esa ma­ne­ra, la ofer­ta se­rá mu­cho más am­plia que la de cual­quier li­bre­ría en to­do el mun­do. Re­co­no­ció que en Es­pa­ña, al igual que en Mé­xi­co, la ma­yo­ría de la po­bla­ción no lee más de uno o dos li­bros al año, ín­di­ce de lec­tu­ra muy ba­jo si se com­pa­ra con los que ma­ne­jan países co­mo Fin­lan­dia, Ho­lan­da o Sue­cia. Es­tu­dios rea­li­za­dos por Story­tel re­fle­jan que en el úl­ti­mo año, 55% de los usua­rios no ha­bía leí­do nin­gún li­bro an­tes de co­no­cer la pla­ta­for­ma; el im­pul­so a la lec­tu­ra, re­cal­có Ja­vier Ce­la­ya, es evi­den­te. Lo an­te­rior tie­ne una ex­pli­ca­ción ló­gi­ca y na­tu­ral, di­jo, pues el ser hu­mano es­tá co­di­fi­ca­do pa­ra es­cu­char, no pa­ra leer. La lec­tu­ra es un có­di­go que apren­di­mos ha­ce 500 años, pe­ro ver­da­de­ra­men­te el cuer­po hu­mano es­tá pro­gra­ma­do pa­ra es­cu­char, no pa­ra leer. “Nos vie­ne una opor­tu­ni­dad nue­va en el mun­do del li­bro y la de­be­mos apro­ve­char”, ad­vir­tió. VA­RIE­DAD DE TÍ­TU­LOS Es­te ti­po de ser­vi­cio es un éxi­to en te­le­vi­sión, por ejem­plo, don­de pla­ta­for­mas co­mo Net­flix han se­du­ci­do al usua­rio y han pa­sa­do de só­lo trans­mi­tir pe­lí­cu­las y se­ries vie­jas a crear­las. ¿La di­fe­ren­cia con el e-book? Pues Ju­lie­ta Lo­rea, ana­lis­ta de co­mu­ni­ca­ción di­gi­tal de Pla­ne­ta, sos­tu­vo en una en­tre­vis­ta a La Na­ción, que gra­cias al strea­ming es po­si­ble “te­ner una bi­blio­te­ca enor­me a mano y aga­rrar el li­bro que uno quie­re, cuan­do quie­re y leer­lo don­de quie­re sin mo­ver­se”, lo cual “es di­fe­ren­te a bus­car y com­prar un e-book en una tien­da, que de­man­da más tiem­po y es­fuer­zo por par­te del usua­rio”. En­tre las mu­chas bon­da­des que ofre­ce es­ta mo­da­li­dad pa­ra acer­car­se a las obras li­te­ra­rias, cien­tí­fi­cas y de otras áreas del

co­no­ci­mien­to hu­mano, ci­tó el pre­cio ac­ce­si­ble, el fá­cil tras­la­do de cien­tos de li­bros en un dis­po­si­ti­vo mó­vil y el apro­ve­cha­mien­to del tiem­po li­bre, o “muer­to”, que se ge­ne­ra en el tras­la­do de un si­tio a otro. Ce­la­ya pun­tua­li­zó que una vez des­car­ga­da la apli­ca­ción en el ce­lu­lar, du­ran­te 14 días el usua­rio ten­drá a su dis­po­si­ción y sin com­pro­mi­so, to­dos los li­bros que desee es­cu­char, y trans­cu­rri­dos esos 14 días, por el equi­va­len­te a unos 200 pe­sos me­xi­ca­nos al mes, va a po­der es­cu­char to­dos los que quie­ra. “Has­ta hoy, 52% de los usua­rios de esa pla­ta­for­ma son mu­je­res y 48% hom­bres; el 50% tie­ne en­tre 35 y 50 años de edad, y el 35% tie­ne me­nos de 30 años. “Por ca­te­go­rías, lo que más se es­cu­cha son no­ve­las de sus­pen­so, se­gui­das de no­ve­las ro­mán­ti­cas, no­ve­las de au­to­ayu­da y bie­nes­tar, y clá­si­cos con­tem­po­rá­neos, y por úl­ti­mo, his­to­ria y bio­gra­fías”, de­jó ver Ce­la­ya des­de Bar­ce­lo­na. Una reali­dad es que la ace­le­ra­da di­ná­mi­ca que el si­glo XXI apli­ca a la gen­te de hoy en día ha ma­ta­do la vie­ja y ro­mán­ti­ca idea de pa­sar ho­ras le­yen­do, acu­rru­ca­dos en un mu­lli­do si­llón, cuen­tos, no­ve­las o cual­quier otro gé­ne­ro li­te­ra­rio. Al mis­mo tiem­po, la mo­der­ni­dad ha crea­do pla­ta­for­mas que ofre­cen mi­les de tí­tu­los, clá­si­cos y nue­vos, de los au­to­res an­ces­tra­les y emer­gen­tes, fa­ci­li­tan­do la lec­tu­ra en pe­que­ños dis­po­si­ti­vos mó­vi­les. Es­pa­ña, Sue­cia y Mé­xi­co tie­nen en la ac­tua­li­dad im­por­tan­tes pla­ta­for­mas a tra­vés de las cua­les el lec­tor tie­ne ac­ce­so a obras uni­ver­sa­les, des­de Don Qui­jo­te de la Man­cha, La Bi­blia, An­na Ka­re­ni­na, El Con­de de Mon­te­cris­to y La Di­vi­na Co­me­dia, has­ta las sa­gas con­tem­po­rá­neas co­mo Harry Pot­ter, Los jue­gos del ham­bre, El Se­ñor de los ani­llos o 50 som­bras de Grey. Tam­bién des­de Es­pa­ña, Mal­colm Otero, edi­tor ge­ne­ral de Edi­to­rial Mal­pa­so, de fuer­te pre­sen­cia en Mé­xi­co, de­ta­lló que el strea­ming li­te­ra­rio que ha echa­do a an­dar tie­ne una es­plén­di­da acep­ta­ción en Es­pa­ña, aun­que ese se­llo es de ori­gen me­xi­cano. “Mé­xi­co se­rá el país de Amé­ri­ca la­ti­na al que lle­gue­mos en la mo­da­li­dad de au­dio­li­bro”, pro­me­tió el edi­tor, al re­co­no­cer el au­men­to de lec­to­res en­tre los me­xi­ca­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.