Re­fle­xio­nen: Igle­sia a hua­chi­co­le­ros

El ro­bo de com­bus­ti­ble pue­de traer­les pro­ble­mas con la jus­ti­cia, ad­vir­tió mon­se­ñor Gerardo de Je­sús Rojas

El Heraldo de Tabasco - - CIUDAD - JE­SÚS MA­NUEL DO­MÍN­GUEZ

Aun­que el hua­chi­co­leo en Ta­bas­co no es una ac­ti­vi­dad tan fuer­te co­mo en el cen­tro del país, el Obispo Gerardo de Je­sús Rojas Ló­pez lla­mó a los ta­bas­que­ños que es­tán me­ti­dos en es­ta ilí­ci­ta ac­ti­vi­dad a to­mar con­cien­cia, de que el ro­bo de com­bus­ti­ble pue­de traer­les pro­ble­mas con la jus­ti­cia.

Di­jo que quie­nes par­ti­ci­pan con hua­chi­co­le­ros ne­ce­si­tan re­fle­xio­nar que no es­tán ha­cien­do bien y, por tan­to, tie­nen que re­con­si­de­rar su vi­da. “To­do ac­to tie­ne su reac­ción, y to­do ac­to de aque­lla per­so­na que lo rea­li­za de­be ser res­pon­sa­ble de sus ac­tos”, abun­dó.

Haz –di­jo– el bien y evi­ta el mal, por­que to­do ac­to en con­tra de los bie­nes del es­ta­do y de la pro­pia ciu­da­da­nía tie­ne sus con­se­cuen­cias.

AÚN NO ES TIEM­PO DE EXI­GIR RE­SUL­TA­DOS A NUE­VO GO­BIERNO

Por otro la­do, Mon­se­ñor re­co­no­ció que aún es muy po­co tiem­po pa­ra co­men­zar con exi­gen­cias al nue­vo go­bierno.

“Es muy re­cien­te, pri­me­ro es el re­ci­bi­mien­to y lue­go sa­ber qué hay y cómo se en­cuen­tra la ad­mi­nis­tra­ción, lue­go ha­cer un aná­li­sis de reali­dad pa­ra lue­go po­ner­se a tra­ba­jar, to­da­vía es muy re­cien­te pa­ra exi­gir o pe­dir que se vea el fru­to”, enun­ció.

Por ello, di­jo con­fiar en que el ci­mien­to que es­tán for­jan­do es­tos nue­vos go­bier­nos sea tan só­li­do, que pue­da sos­te­ner to­da la es­truc­tu­ra es­ta­tal pa­ra el bien de to­dos.

En torno al te­ma de que se le dé cár­cel al ex­man­da­ta­rio Ar­tu­ro Nú­ñez, Rojas Ló­pez co­men­tó que es­to es al­go nor­mal y na­tu­ral que pi­de el pue­blo, cuan­do un go­ber­nan­te ha­ce en­tre­ga a su su­ce­sor.

“Sien­to que no es una exi­gen­cia si no al­go na­tu­ral que se es­tá dan­do y se da don­de quie­ra, sa­ber qué pa­só, dón­de es­tá lo que ha­bía, pe­ro no es al­go que exi­ja la Igle­sia, sin du­da es­tá den­tro de la le­gis­la­ción”, sub­ra­yó.

PI­DE IGLE­SIA CE­LE­RI­DAD EN CA­SO CUPILCO

Fi­nal­men­te, res­pec­to al ca­so de la an­cia­na ase­si­na­da en la igle­sia de Cupilco del mu­ni­ci­pio de Co­mal­cal­co, re­fi­rió que las au­to­ri­da­des de­ben dar ce­le­ri­dad al asun­to y re­sol­ver­lo an­tes de que la po­bla­ción to­me jus­ti­cia por pro­pia mano.

GERARDO DE JE­SÚS ROJAS LÓ­PEZ OBISPO DE TA­BAS­CO To­do ac­to tie­ne su reac­ción, y to­do ac­to de aque­lla per­so­na que lo rea­li­za de­be ser res­pon­sa­ble de sus ac­tos"

Quie­nes par­ti­ci­pan

con hua­chi­co­le­ros ne­ce­si­tan re­fle­xio­nar que no es­tán ha­cien­do bien y, por tan­to, tie­nen que re­con­si­de­rar su vi­da, con­si­de­ró el je­rar­ca ca­tó­li­co.

Fo­to: Car­los Pé­rez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.