Oca­sio­nan de­rra­mes gra­ves afec­ta­cio­nes

Cie­rran pla­yas al tu­ris­mo por con­ta­mi­na­ción; flo­ra y fau­na se han vis­to afec­ta­das

El Heraldo de Tabasco - - Portada - JE­SÚS MA­NUEL DO­MÍN­GUEZ

El ayun­ta­mien­to de Pa­raí­so re­por­tó de ma­ne­ra pre­li­mi­nar que el de­rra­me de hi­dro­car­bu­ro re­gis­tra­do des­de el miér­co­les afec­tó una ex­ten­sión de 6 a 8 ki­ló­me­tros des­de Pla­ya Va­ra­de­ro has­ta la co­mu­ni­dad de la Unión pri­me­ra sec­ción. Aún no se de­ter­mi­na a qué ins­ta­la­ción pe­tro­le­ra per­te­ne­ce el de­rra­me, se­ña­ló el go­ber­na­dor Adán Au­gus­to Ló­pez Her­nán­dez.

En tan­to, a po­co más de tres me­ses de dos de­rra­mes de hi­dro­car­bu­ro en las ins­ta­la­cio­nes del Cam­po Sa­ma­ria, en la ran­che­ría Cu­mua­pa se­gun­da sec­ción de Cunduacán, Pe­tró­leos Me­xi­ca­nos (Pe­mex) aún no ha re­sar­ci­do los da­ños que por con­ta­mi­na­ción afec­tan cul­ti­vos y con­ta­mi­nan cuer­pos de agua.

El hi­dro­car­bu­ro se ex­ten­dió ha­cia un dren ubi­ca­do a un cos­ta­do de la ba­te­ría Sa­ma­ria­lu­na 1, trans­for­mán­do­lo en un “rio ne­gro” al­ta­men­te con­ta­mi­nan­te.

A po­co más de tres me­ses de ha­ber­se re­gis­tra­do dos de­rra­mes de hi­dro­car­bu­ro en las ins­ta­la­cio­nes de Cam­po Sa­ma­ria, en la ran­che­ría Cu­mua­pa se­gun­da sec­ción de Cunduacán, Pe­tró­leos Me­xi­ca­nos (Pe­mex) aún no ha re­sar­ci­do los da­ños que por con­ta­mi­na­ción afec­tan los cul­ti­vos y con­ta­mi­nan los cuer­pos de agua.

Po­bla­do­res de la co­mu­ni­dad de­nun­cia­ron en su mo­men­to la sor­pre­si­va rup­tu­ra de unas de las lí­neas que van ha­cia la ba­te­ría Sa­ma­ria­lu­na I, es­par­cién­do­se so­bre los te­rre­nos ale­da­ños gran­des can­ti­da­des de acei­te.

Se­ña­la­ron que el hi­dro­car­bu­ro se ex­ten­dió ha­cia un dren ubi­ca­do a un cos­ta­do de la ci­ta­da ba­te­ría y que se­gún pue­de apre­ciar­se se ha trans­for­ma­do en un “rio ne­gro” cau­san­te de la muer­te de di­ver­sas es­pe­cies de ese eco­sis­te­ma co­mo po­chi­to­ques, hi­co­teas y otros que­lo­nios.

De igual for­ma in­va­dió los sem­bra­díos de li­món, na­ran­ja, plá­tano y otras fru­tas, lo­ca­li­za­dos en las in­me­dia­cio­nes del lu­gar, oca­sio­nan­do pér­di­das a los cam­pe­si­nos que vi­ven de ven­der sus pro­duc­tos del cam­po en mer­ca­dos de la ca­be­ce­ra mu­ni­ci­pal y lo­ca­li­da­des cer­ca­nas.

Y es que es­te in­ci­den­te afec­tó al me­nos unas 40 hec­tá­reas de cul­ti­vos. Las plan­tas se es­tán se­can­do y los fru­tos se ca­ye­ron de las ra­mas an­tes de al­can­zar la eta­pa ideal pa­ra la co­se­cha, en tan­to los pas­ti­za­les es­tán se­cos y los cria­do­res de ga­na­do tie­nen que mo­ver sus re­ses a otras zo­nas.

Lo peor de to­do es que la em­pre­sa pro­duc­ti­va del es­ta­do po­co o na­da ha he­cho por sa­near el arro­yo y pa­gar por las afec­ta­cio­nes ge­ne­ra­das por la fu­ga, ar­gu­men­tan­do que no es­tá obli­ga­do a re­sar­cir da­ños de­bi­do a que el de­rra­me fue pro­vo­ca­do por pre­sun­tos hua­chi­co­le­ros que abrie­ron la tu­be­ría en bus­ca de com­bus­ti­ble.

/CAR­LOS PÉ­REZ

El hi­dro­car­bu­ro in­va­dió los sem­bra­díos de li­món, na­ran­ja, plá­tano y otras fru­tas, oca­sio­nan­do pér­di­das a los cam­pe­si­nos.

/CAR­LOS PÉ­REZ

Flo­ra y fau­na se han vis­to afec­ta­das por el de­rra­me.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.