El Heraldo de Tabasco

El 2 de oc­tu­bre

- Dipu­tada Fe­de­ral Coor­di­na­do­ra de Eco­no­mía del Gru­po Par­la­men­ta­rio de Mo­re­na US Elections · Politics · US Politics · Institutional Revolutionary Party · Andrés Manuel López Obrador · Chamber of Deputies of Mexico · Chamber of Deputies of Italy · National Action Party (Mexico) · Acción Popular · Mexico · Labor Party (Mexico) · National Regeneration Movement

de 1968 sig­ni­fi­có un par­tea­guas en la vi­da po­lí­ti­ca d´país. Fue el mo­men­to en que el sis­te­ma re­ba­só to­dos los lí­mi­tes: usó al ejér­ci­to pa­ra ma­sa­crar a los es­tu­dian­tes a ple­na luz del día, y des­pués el pro­pio Díaz Or­daz nos di­jo que es­ta­ba or­gu­llo­so. Ahí se de­ve­ló, más que nun­ca, el ver­da­de­ro ros­tro de ese sis­te­ma au­to­ri­ta­rio y re­pre­sor.

D es­de en­ton­ces, el de­seo de par­ti­ci­par en la vi­da po­lí­ti­ca del país se reac­ti­vó con más fuer­za, mu­chos mo­vi­mien­tos so­cia­les sur­gie­ron en­ton­ces. El au­to­ri­ta­ris­mo del PRI se­guía su mar­cha.

Así se lle­gó, en 1988, a la con­so­li­da­ción del Fren­te De­mo­crá­ti­co Na­cio­nal, he­cho que el frau­de elec­to­ral im­pi­dió con­fir­mar. Lue­go se su­mó An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor y, tras 20 años de lu­cha de la mano de su ca­ris­má­ti­co li­de­raz­go, se lo­gró ar­ti­cu­lar el cam­bio ver­da­de­ro, de­mo­crá­ti­co y pa­cí­fi­co, que hoy se con­so­li­da con es­ta Cuar­ta Trans­for­ma­ción.

El Pro­yec­to Al­ter­na­ti­vo de Na­ción no só­lo bus­có un cam­bio de go­bierno, sino una trans­for­ma­ción ra­di­cal. Hoy co­mo nun­ca an­tes: “Por el bien de to­dos: pri­me­ro los po­bres”, y es­tá má­xi­ma es­tá sien­do cum­pli­da, acom­pa­ña­da de otra pre­mi­sa, la de la ho­nes­ti­dad: no men­tir, no ro­bar y no trai­cio­nar.

Pa­ra la ma­yo­ría de los me­xi­ca­nos, el ros­tro vi­si­ble del ré­gi­men co­rrup­to, oli­gár­qui­co y frau­du­len­to es el PRI, al que des­pués se ad­hi­rió el PAN, con­for­man­do ya jun­tos el da­ñino PRIANATO na­cio­nal. Es es­ta la prin­ci­pal ra­zón por la que ca­si trein­ta mi­llo­nes de ciu­da­da­nos vo­ta­mos en 2018 en con­tra de esos par­ti­dos.

Ba­jo la pre­mi­sa de que no so­mos igua­les, en la Cá­ma­ra de Dipu­tados he­mos de­mos­tra­do día con día la in­mi­nen­te ne­ce­si­dad de un cam­bio real. Se han abier­to las puer­tas a la de­mo­cra­ti­za­ción del Con­gre­so y hoy la Ca­sa del Pue­blo, con­sul­ta a la ciu­da­da­nía que quie­re par­ti­ci­par. En la

de­fi­ni­ción del pro­yec­to de nues­tra na­ción, la de­mo­cra­cia es nues­tra guía.

El pre­si­den­te An­drés Ma­nuel, que en mi opi­nión es un de­mó­cra­ta ra­di­cal, nos pi­dió que lo si­guié­ra­mos, y eso es lo que ha­ce­mos. Pa­ra el ca­so de la elec­ción de la Me­sa Di­rec­ti­va de la Cá­ma­ra de Dipu­tados, la ley es cla­ra, le com­pe­te a la ter­ce­ra fuer­za po­lí­ti­ca, la cual —en el mo­men­to de la vo­ta­ción— le co­rres­pon­dió al PRI, por efec­to de los nue­ve mi­llo­nes de vo­tos que ob­tu­vo en 2018.

Por más que nues­tros afec­tos, sim­pa­tías y coin­ci­den­cias ideo­ló­gi­cas es­tén con el PT, es­te par­ti­do ob­tu­vo dos mi­llo­nes de vo­tos. El lla­ma­do es a cum­plir la ley, a no ser igua­les a quie­nes la vio­la­ron sis­te­má­ti­ca­men­te en el pa­sa­do.

En 2019, el pro­pio Fer­nán­dez No­ro­ña vo­tó a fa­vor de que la Pre­si­den­cia de la Me­sa Di­rec­ti­va fue­ra ocu­pa­da por Lau­ra Ro­jas, re­pre­sen­tan­te del Par­ti­do Ac­ción Na­cio­nal.

Du­do que en la re­cien­te vo­ta­ción en la Cá­ma­ra de Dipu­tados, al­guno de mis com­pa­ñe­ros de Mo­re­na ha­ya que­ri­do vo­tar por una Me­sa Di­rec­ti­va pre­si­di­da por la dipu­tada Sau­ri Rian­cho del PRI, y mu­cho me­nos por lo que es­to nos re­pre­sen­ta.

Pe­ro el di­le­ma fue cum­plir con la Ley Or­gá­ni­ca que nos ri­ge, y so­bre to­do NO per­der el ver­da­de­ro con­trol po­lí­ti­co del Con­gre­so, el cual es­tá re­pre­sen­ta­do por Ma­rio Del­ga­do, co­mo má­xi­ma au­to­ri­dad de la Jun­ta de Coor­di­na­ción Po­lí­ti­ca de es­te po­der.

Es cier­to que pu­di­mos vo­tar en con­tra de la ter­ce­ra fuer­za y vio­len­tar con ello la ley, pe­ro eso só­lo nos ha­bría lle­va­do a ha­cer lo mis­mo que ellos. Nues­tro Pre­si­den­te lo ha reite­ra­do en di­fe­ren­tes con­tex­tos: “No so­mos igua­les”. Por eso, en es­te ca­so, aca­tar la ley fue ca­si co­mo be­ber la ci­cu­ta.

Lo im­por­tan­te es en­ten­der que la Me­sa Di­rec­ti­va es­tá in­te­gra­da con la re­pre­sen­ta­ción de to­das las fuer­zas po­lí­ti­cas. Nun­ca es de un so­lo par­ti­do. La pre­si­de un re­pre­sen­tan­te par­ti­dis­ta, sí, pe­ro es plu­ri­rre­pre­sen­ta­ti­va. Mo­re­na si­gue te­nien­do la ma­yo­ría pon­de­ra­da y a la me­jor vicepresid­enta po­si­ble, nues­tra com­pa­ñe­ra de lu­cha, la dipu­tada Do­lo­res Pa­dier­na. Nues­tra ma­yo­ría es­tá en to­dos la­dos y, al igual que en el Pleno, la se­gui­re­mos ha­cien­do va­ler. Tra­ba­ja­mos pa­ra trans­for­mar la vi­da po­lí­ti­ca, so­cial y ju­rí­di­ca del país, cum­plien­do con la ley, si­guien­do a nues­tro Pre­si­den­te y res­pe­tan­do el voto de to­dos.

Mo­re­na se­gui­rá sien­do el par­ti­do del pue­blo y nun­ca más ha­brá com­pra de vo­tos. Con­so­li­da­re­mos la nor­ma­li­dad de­mo­crá­ti­ca que tan­to tra­ba­jo nos ha cos­ta­do cons­truir. Hoy ne­ce­si­ta­mos la con­fian­za de to­dos. En la elec­ción de la Me­sa Di­rec­ti­va de la Cá­ma­ra de Dipu­tados, fue di­fí­cil cum­plir con la ley. La ha­bía­mos cam­bia­do ya; se de­ci­dió que fue­ra la prin­ci­pal ma­yo­ría quien ocu­pa­ra la Pre­si­den­cia por tres años, pe­ro el Se­na­do no pu­do apro­bar­la a tiem­po.

El sen­ti­mien­to an­ti­priís­ta es pro­fun­da­men­te po­de­ro­so en mu­chos ciu­da­da­nos de es­te país, y la reac­ción es com­pren­si­ble... pe­ro a la lar­ga han ga­na­do la de­mo­cra­cia y la le­ga­li­dad. El ejem­plo y guía de nues­tro Pre­si­den­te de Mé­xi­co, es el fa­ro que hoy con­du­ce es­ta na­ción. Por ello, pa­ra mí, hoy más que nun­ca, es un ho­nor es­tar con An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico