No res­pon­den por hom­bre le­sio­na­do

Ni Ayun­ta­mien­to ni la em­pre­sa aba­rro­te­ra que es­ta im­pli­ca­da en el ac­ci­den­te se ha­cen car­go

El Heraldo de Tabasco - - Local - FER­NAN­DO HER­NÁN­DEZ

De­bi­do a la fal­ta ase­so­ría ju­rí­di­ca por par­te del Ayun­ta­mien­to de Cen­tro que en­ca­be­za Eva­ris­to Her­nán­dez Cruz y que los pro­pie­ta­rios de la Aba­rro­te­ra Mon­te­rrey has­ta la fe­cha no se ha­cen res­pon­sa­bles, la se­ño­ra Adria­na Agui­rre Díaz, pre­sen­ta­rá una de­nun­cia pe­nal hoy en la Fis­ca­lía Ge­ne­ral de Jus­ti­cia (FGJ), ya que por la fal­ta de aten­ción mé­di­ca, su es­po­so Pe­dro Gó­mez Lo­ren­zo -quien tra­ba­ja en el área de lim­pia- per­dió la pier­na iz­quier­da pues le fue ampu­tada.

Re­cor­dó que el pa­sa­do vier­nes 28 de agos­to en la ave­ni­da Bi­cen­te­na­rio, un ca­mión de la aba­rro­te­ra Mon­te­rrey que cir­cu­la­ba a ex­ce­so de ve­lo­ci­dad se im­pac­tó con­tra la par­te tra­se­ra de un ca­mión re­co­lec­tor de ba­su­ra en el que se en­con­tra­ba tra­ba­jan­do su es­po­so.

“El ac­ci­den­te se re­gis­tró cer­ca 11:43 de la ma­ña­na, mi es­po­so se en­con­tra­ba en el es­tri­bo iz­quier­do de la uni­dad. Pri­me­ro pa­so un ca­mión de la Aba­rro­te­ra Mon­te­rrey, eran tres uni­da­des de esa em­pre­sa y se ve que ve­nían ha­cien­do ca­rre­ras, por tal mo­ti­vo la ter­ce­ra uni­dad se im­pac­tó con­tra el ca­mión re­co­lec­tor y que­dó pren­sa­do en­tre los dos ca­mio­nes”, na­rró.

Di­jo que el con­duc­tor de la aba­rro­te­ra se dio a la fu­ga y has­ta el mo­men­to no se ha­cen res­pon­sa­ble, a pe­sar que al lu­gar del ac­ci­den­te acu­dió un re­pre­sen­tan­te de la Ase­gu­ra­do­ra Qualy­tas.

Men­cio­nó que a su es­po­so, una am­bu­lan­cia de la Cruz Ro­ja lo tras­la­dó al ISSET en don­de tar­da­ron pa­ra pres­tar­le la aten­ción mé­di­ca, y que por par­te del Ayun­ta­mien­to

le en­tre­ga­ron se­gún una pó­li­za de la Ase­gu­ra­do­ra HDI Se­gu­ros pa­ra que fue­ra tras­la­da­do a la Clí­ni­ca par­ti­cu­lar de Nues­tra Se­ño­ra de Guadalupe.

Co­men­tó que au­to­ri­zó el tras­la­do de su es­po­so a la clí­ni­ca par­ti­cu­lar pen­san­do en que ten­dría una me­jor aten­ción, pe­ro que no lo qui­sie­ron re­ci­bir, por­que la Ase­gu­ra­do­ra no se ha­cía res­pon­sa­ble, y pa­ra acep­tar­lo le pe­dían un de­pó­si­to de 200 mil pe­sos.

Ante tal si­tua­ción tu­vo que re­gre­sar­lo en una am­bu­lan­cia par­ti­cu­lar que ella pa­gó al hos­pi­tal del ISSET, y que pa­ra que lo re­ci­bie­ran de nue­vo ca­si se le tu­vie­ron que hin­car al di­rec­tor del hos­pi­tal.

Hay riesgo el que pier­da la otra pier­na.

El tra­ba­ja­dor que­dó pren­sa­do en­tre las dos uni­da­des, lo que oca­sio­nó se­rias le­sio­nes

/JA­VIER CHÁ­VEZ

De­bi­do al per­can­ce el ciu­da­dano ya per­dió una pier­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.