Po­ten­cia­li­zan la edu­ca­ción con au­las in­ter­ac­ti­vas

Es­cue­las se­cun­da­rias tie­nen ins­ta­la­da la tec­no­lo­gía pa­ra un me­jor pro­ce­so de en­se­ñan­za y apren­di­za­je de los jó­ve­nes es­tu­dian­tes

El Informador - Suplemento 1 - - Contenido -

Den­tro de los es­fuer­zos que el Go­bierno del Es­ta­do ha lle­va­do a ca­bo con el ob­je­ti­vo de po­ner a la vanguardia la edu­ca­ción en Ja­lis­co ha si­do la in­cor­po­ra­ción de au­las in­ter­ac­ti­vas en los sa­lo­nes de ni­vel se­cun­da­ria. La me­ta del pro­yec­to fue vol­ver in­ter­ac­ti­vas siete mil au­las de las es­cue­las se­cun­da­rias de to­do el Es­ta­do. Es­to no fue un re­to fá­cil, da­da la com­ple­ja na­tu­ra­le­za de­mo­grá­fi­ca de Ja­lis­co.

Con la in­cor­po­ra­ción de es­ta tec­no­lo­gía, los es­tu­dian­tes de se­cun­da­ria ja­lis­cien­ses po­drán vivir una ex­pe­rien­cia edu­ca­ti­va más par­ti­ci­pa­ti­va, da­do que es­tá com­pro­ba­do que el uso de las nue­vas tec­no­lo­gías pro­pi­cia la par­ti­ci­pa­ción del es­tu­dian­te. La pre­sen­cia de ma­te­ria­les in­ter­ac­ti­vos en el sa­lón de cla­ses ha­ce que los alum­nos se in­tere­sen y se acer­quen con ma­yor fa­ci­li­dad al co­no­ci­mien­to im­par­ti­do en las es­cue­las me­dian­te la po­si­bi­li­dad de in­ter­ac­tuar con su co­no­ci­mien­to.

Las au­las son equi­pa­das con un pizarrón in­ter­ac­ti­vo, pro­yec­tor, compu­tado­ra pa­ra el do­cen­te, bo­ci­nas, ac­ce­so a in­ter­net y el soft­wa­re ne­ce­sa­rio pa­ra que los do­cen­tes pue­dan im­par­tir sus cla­ses sin ma­yo­res di­fi­cul­ta­des.

Las au­las in­ter­ac­ti­vas su­po­nen una oportunidad de apren­di­za­je no só­lo a los alum­nos, sino tam­bién a los pro­fe­so­res, quie­nes aho­ra cuen­tan con he­rra­mien­tas que les per­mi­ten rein­ven­tar sus mé­to­dos de en­se­ñan­za, además de que les per­mi­ten aho­rrar tiem­po y fle­xi­bi­li­zar las ac­ti­vi­da­des de las que pue­den ha­cer uso con es­tas he­rra­mien­tas.

Las au­las in­ter­ac­ti­vas además de fa­ci­li­tar la edu­ca­ción de los jó­ve­nes de la ac­tual ge­ne­ra­ción al acer­car­se a ellos y con­tar con un am­bien­te edu­ca­ti­vo que les ha­bla en su pro­pio idio­ma, tam­bién fa­ci­li­ta el apren­di­za­je a ni­ños con ne­ce­si­da­des es­pe­cia­les.

Con una in­ver­sión que su­pera los 479 mi­llo­nes de pe­sos, se es­pe­ra que es­ta ini­cia­ti­va be­ne­fi­cie a 378 mil alum­nos de más de mil es­cue­las de to­do el Es­ta­do. Además de eso, 22 mil do­cen­tes tam­bién go­za­rán de las ven­ta­jas de te­ner sa­lo­nes de se­cun­da­ria con la me­jor tec­no­lo­gía al ser­vi­cio del apren­di­za­je.

Es­te pro­yec­to es­tu­vo con­cen­tra­do en el ni­vel se­cun­da­ria, pe­ro la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción con­si­de­ra que hay po­ten­cial pa­ra am­pliar­se a los ni­ve­les de pri­ma­ria y prees­co­lar, de ma­ne­ra que los jó­ve­nes de Ja­lis­co en­tren en con­tac­to con tec­no­lo­gía pa­ra desa­rro­llar sus ca­pa­ci­da­des de in­no­va­ción que en el fu­tu­ro pue­dan coope­rar con el desarrollo tec­no­ló­gi­co de Ja­lis­co. Sin em­bar­go, ya no se­rá pa­pel de es­ta ad­mi­nis­tra­ción el lle­var a ca­bo esa ex­pan­sión y no que­da otra co­sa por es­pe­rar que se si­ga apos­tan­do por el fu­tu­ro del Es­ta­do con he­rra­mien­tas co­mo es­ta.

MUL­TI­ME­DIA. La tec­no­lo­gía acer­ca de ma­ne­ra más ágil los con­te­ni­dos edu­ca­ti­vos a los jó­ve­nes.

COMPU­TACIÓN. Los cur­sos po­ten­cian las ca­pa­ci­da­des de los alum­nos.

APUES­TA. Las cla­ses de ro­bó­ti­ca se im­par­ten des­de pri­ma­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.