Lle­gó la ho­ra de los ta­ma­les

El Informador - Suplemento 1 - - Llegó La Hora De Los Tamales -

En es­ta temporada de fies­tas y po­sa­das, ¿a po­co no se an­to­ja un ri­co tamal? Dul­ces o sa­la­dos, con car­ne de cer­do o po­llo, ra­jas, que­so, pa­sas, al­men­dras, mo­le,sal­sa­ver­deo­ro­ja,los­ta­ma­les tie­nen dos ingredientes in­fal­ta­bles: la ma­sa ela­bo­ra­da a par­tir del maíz y las ho­jas. Que ven­ga ca­lien­ti­to, acom­pa­ña­dos con cham­pu­rra­do o una be­bi­da con pi­que­te, ¡sa­ben a pu­ra glo­ria!

Ver­sá­til en ingredientes, ta­ma­ño,pre­sen­ta­cióny­sa­bo­res, pe­ro úni­co en el mun­do, el tamal es uno de los ali­men­tos me­xi­ca­nos más po­pu­la­res y com­po­nen­te in­dis­cu­ti­ble de su tra­di­ción cu­li­na­ria.

Des­de el za­cahuil de ta­ma­ño des­co­mu­nal de la huas­te­ca potosina, pa­san­do por los pi­ques de Tihuatlán y Tux­pan (Ve­ra­cruz); las co­run­das y uche­pos de Mi­choa­cán, has­ta los de bo­la, de Chia­pas, los ta­ma­les lo mis­mo son el me­nú pa­ra un acon­te­ci­mien­to es­pe­cial, tan es­pe­cial co­mo lo son las po­sa­das y la temporada na­vi­de­ña. ¡Son un in­fal­ta­ble en la me­sa!

Los ingredientes del tamal va­rían y de­pen­den de lo que se pro­duz­ca en la re­gión. Por ello, Ba­ja Ca­li­for­nia mues­tra al mun­do sus ta­ma­les de atún, mien­tras que en la cos­ta de Oa­xa­ca van re­lle­nos de ca­ma­ro­nes.

Men­ción apar­te es el tamal de fri­jol, le­gu­mi­no­sa que, con el maíz, for­ma par­te de la die­ta bá­si­ca de no­so­tros los me­xi­ca­nos. Di­cha va­rie­dad de ta­ma­les fig`ura en la gas­tro­no­mía tra­di­cio­nal de di­ver­sas re­gio­nes del país, co­mo los pi­ques de la zona Nor­te de Ve­ra­cruz, pe­ro tam­bién exis­ten ta­ma­les de fri­jol en Chia­pas, Co­li­ma, Du­ran­go, Oa­xa­ca, Si­na­loa, Ta­bas­co, So­no­ra y Nue­vo León.

Exis­ten tam­bién los pu­la­cles, pre­pa­ra­dos en Pue­bla, que ade­más de fri­jol ne­gro lle­van ca­la­ba­za y ajon­jo­lí.

En sín­te­sis, los ta­ma­les son ofren­da cuan­do se lle­van a la tum­ba de un ser que­ri­do en Día de Muer­tos; son pa­go de deu­da, cuan­do el Día de la Can­de­la­ria los pre­pa­ran quie­nes les to­có el ni­ño de la Ros­ca de Reyes; son man­jar de lujo cuan­do se de­gus­tan en una bo­da de la huas­te­ca y cla­ro, son el acom­pa­ña­mien­to per­fec­to en es­ta temporada na­vi­de-

ña. ¡Pro­ve­chi­to!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.