UNA VI­DA DE LU­CHA Y LO­GROS SO­CIA­LES

El Informador - - Portada - Por Ruth Ro­me­ro EFE

Do­lo­res Huer­ta ha de­di­ca­do sus años a me­jo­rar la si­tua­ción de gru­pos mar­gi­na­dos en EUA. Aho­ra, su his­to­ria se ha con­ver­ti­do en un do­cu­men­tal.

La vi­da y lu­cha de la ac­ti­vis­ta, sin­di­ca­lis­ta es­ta­dou­ni­den­se, co­fun­da­do­ra y pri­me­ra vi­ce­pre­si­den­te emé­ri­ta del Sin­di­ca­to de Tra­ba­ja­do­res Agrí­co­las de Amé­ri­ca, Do­lo­res Huer­ta, se ha tras­pa­sa­do a un fil­me do­cu­men­tal pro­du­ci­do por el mú­si­co Car­los San­ta­na: “Do­lo­res”. A tra­vés de és­te, se mues­tra la or­ga­ni­za­ción de los cam­pe­si­nos ca­li­for­nia­nos pa­ra con­tra­rres­tar los abu­sos de due­ños, pe­ro so­bre to­do, Huer­ta man­da un men­sa­je, que tam­bién com­par­te en en­tre­vis­ta:

“La gen­te más des­pre­cia­da, la más mar­gi­na­da le pue­de ga­nar a las más po­de­ro­sas. Los gru­pos mi­no­ri­ta­rios no se de­ben des­pre­ciar a sí mis­mos. Ya ha pa­sa­do, con los pre­si­den­tes Ri­chard Ni­xon, con Rea­gan cuan­do dio la am­nis­tía mi­gra­to­ria en el 86… Es un men­sa­je que tam­bién de­be pro­pa­gar­se aquí en Mé­xi­co”.

Rea­li­zar el do­cu­men­tal fue idea de Car­los San­ta­na, a quien Huer­ta no pu­do ne­gar­se, pues an­te­rior­men­te ya ha­bía te­ni­do pro­pues­tas si­mi­la­res, sin em­bar­go, no se sen­tía pre­pa­ra­da pa­ra ha­cer­lo. El mú­si­co in­vi­tó a Pe­ter Bratt pa­ra que se en­car­ga­ra de la di­rec­ción. “El do­cu­men­tal es muy his­tó­ri­co en tér­mi­nos de la lu­cha de los cam­pe­si­nos; ade­más, se in­cor­po­ra­ron es­ce­nas que se ha­bían gra­ba­do an­te­rior­men­te de di­ver­sos su­ce­sos. Es una his­to­ria muy bo­ni­ta y tam­bién muy real, pues to­do lo que sa­le su­ce­dió”.

El do­cu­men­tal fue ex­pues­to en Gua­da­la­ja­ra den­tro del mar­co de la Mues­tra In­ter­na­cio­nal de Ci­ne con Pers­pec­ti­va de Gé­ne­ro, con la pre­sen­cia de Do­lo­res Huer­ta. Des­pués via­jó a Pue­bla y la gi­ra con­ti­nua­ría. Ade­más, la ac­ti­vis­ta co­men­ta que en Es­ta­dos Uni­dos “lo es­tán com­pran­do pa­ra en­viar­lo a las es­cue­las pa­ra que los jó­ve­nes co­noz­can es­ta his­to­ria, por­que es de la lu­cha de los latinos en es­te país”.

Una vi­da de lu­cha y lo­gros so­cia­les

Do­lo­res Huer­ta co­men­zó su tra­yec­to­ria co­mo vo­lun­ta­ria en un gru­po que tra­ba­ja­ba pa­ra la co­mu­ni­dad “en el sue­lo don­de me críe: Stock­ton, Ca­li­for­nia, un pue­blo cer­ca de San Fran­cis­co, pe­ro tam­bién es un pue­blo muy agri­cul­tor. En­ton­ces, for­ma­mos un gru­po que se lla­ma­ba Or­ga­ni­za­ción de Ser­vi­cio a la Co­mu­ni­dad, era un gru­po co­mu­ni­ta­rio, pe­ro al mis­mo tiem­po tra­ba­já­ba­mos di­rec­ta­men­te con la gen­te del cam­po, y ha­bía mu­chos abu­sos a los cam­pe­si­nos, por lo que no­so­tros em­pe­za­mos a or­ga­ni­zar­los en con­tra de los gran­je­ros”.

És­ta fue su pri­me­ra ex­pe­rien­cia con los cam­pe­si­nos, prin­ci­pal­men­te los latinos, y tam­bién es ahí don­de co­no­ce a Cé­sar Chá­vez, la per­so­na con quien for­mó la Unión de los Cam­pe­si­nos. “De­ja­mos el otro gru­po por­que no nos res­pal­da­ba pa­ra or­ga­ni­zar el sin­di­ca­to, em­pe­za­mos no­so­tros dos jun­to con Ele­na Fa­bio­la, su es­po­sa, los tres crea­mos es­ta unión”.

Con la Unión de los Cam­pe­si­nos se lo­gra­ron bas­tan­tes be­ne­fi­cios pa­ra los tra­ba­ja­do­res “co­mo au­men­tos de suel­do, pri­me­ra­men­te; ins­ta­la­ción de sa­ni­ta­rios en el cam­po, que no exis­tían; pe­rio­dos de des­can­so; agua fres­ca pa­ra be­ber, que tam­po­co les da­ban, y el de­re­cho por ley de po­der­se or­ga­ni­zar, por­que la ley en EEUU no per­mi­tía que los cam­pe­si­nos se unie­ran pa­ra cues­tio­nes la­bo­ra­les, los de­ja­ron afue­ra en los años 30, cuan­do co­men­za­ron las le­yes en es­te país res­pec- to a los sin­di­ca­tos la­bo­ra­les. De­ja­ron a los tra­ba­ja­do­res de cam­po afue­ra por­que eran la ma­yor par­te latinos y ne­gros, pe­ro no­so­tros lo­gra­mos que es­to ya no fue­ra así por me­dio de huel­gas”.

En­tre otras gran­des ac­cio­nes, en 1986 se apro­bó la am­nis­tía mi­gra­to­ria en EEUU: “El cré­di­to de es­ta ley se le sue­le dar a Rea­gan, el pre­si­den­te en aque­lla épo­ca, pe­ro en ver­dad fue el se­na­dor Ken­nedy, él nos ayu­dó a pa­sar es­ta ley, Rea­gan só­lo fir­mó la ley y lo hi­zo por­que tu­vo mu­cha pre­sión pa­ra ha­cer­lo”. Con es­to, al­re­de­dor de 2.7 mi­llo­nes de in­mi­gran­tes ob­tu­vie­ron la tar­je­ta de re­si­den­cia, un mi­llón de ellos eran tra­ba­ja­do­res agra­rios.

“No­so­tros he­mos apo­ya­do pa­ra la apro­ba­ción de mu­chas le­yes en fa­vor de los latinos, des­de pa­ra que pue­dan vo­tar en es­pa­ñol, pa­ra que lo­gren sa­car la li­cen­cia de con­du­cir, apro­ba­mos una ley pa­ra que pu­die­ran ac­ce­der a los apo­yos pú­bli­cos, igual­men­te co­mo los ciu­da­da­nos es­ta­dou­ni­den­ses”.

Lo más im­por­tan­te: crear co­mu­ni­dad

En­tre las lu­chas so­cia­les, Do­lo­res Huer­ta des­ta­ca lo que siem­pre tra­ta de pro­mo­ver: crear co­mu­ni­dad. “Lo más im­por­tan­te es que no­so­tros tra­ta­mos de con­ven­cer a la gen­te de unir­se y mo­ti­var­los, que com­pren­dan que ellos tie­nen el po­der pa­ra cam­biar su si­tua­ción, que no tie­nen que es­pe­rar a que al­guien con po­der lle­gue pa­ra ayu­dar­los, ellos pue­den si se or­ga­ni­zan, si tra­ba­jan jun­tos, ellos mis­mos pue­den cam­biar las pro­ble­má­ti­cas a las que se en­fren­tan día a día. Creo que es­to es lo más im­por­tan­te que he apren­di­do du­ran­te tan­tos años de lu­cha y es­to es lo que tra­to de com­par­tir con la de­más gen­te, por­que si to­do mun­do pue­de en­ten­der es­to, no tie­nen que es­pe­rar a otros pa­ra cam­biar las si­tua­cio­nes que no nos gus­tan”.

Igual­men­te, mo­ti­van a hom­bres y mu­je­res a in­mis­cuir­se en la po­lí­ti­ca. “Se tra­ta de que la gen­te mar­gi­na­da se or­ga­ni­ce y to­me el po­der, por me­dio de or­ga­ni­za­ción, y el res­to po­de­mos apo­yar a los can­di­da­tos, ya sea pa­ra el Con­gre­so y pa­ra las can­di­da­tu­ras Es­ta­ta­les tam­bién. Nos en­fo­ca­mos mu­cho en el vo­to, que se em­pa­dro­nen pa­ra que pue­dan ejer­cer es­te de­re­cho. Es­to es al­go del tra­ba­jo cí­vi­co que he­mos desa­rro­lla­do”.

Ac­tual­men­te, an­te el pa­no­ra­ma en EEUU con el pre­si­den­te en turno Do­nald Trump, quien ha des­ta­ca­do por co­men­ta­rios y ac­cio­nes ra­cis­tas, es­pe­cial­men­te con­tra los latinos, la Fun­da­ción Do­lo­res Huer­ta ha en­con­tra­do bas­tan­tes pro­ble­má­ti­cas en el ám­bi­to edu­ca­ti­vo. “Hay dis­cri­mi­na­ción. He­mos te­ni­do que ha­cer de­man­das a las es­cue­las pa­ra que ten­gan una edu­ca­ción igual. He­mos ga­na­do es­tas de­man­das por­que lo que pa­sa es que mu­chas ve­ces los echan de las es­cue­las y pues de ahí se van a las ca­lles y de ahí a la cár­cel… Que­re­mos pa­sar es­te sis­te­ma”.

Tam­bién se han en­fo­ca­do en de­fen­der a otros gru­pos mi­no­ri­ta­rios, “co­mo a la co­mu­ni­dad LGBT. No­so­tros cuan­do tra­ba­ja­mos tra­ta­mos de or­ga­ni­zar a la gen­te en di­fe­ren­tes co­mu­ni­da­des, así fue co­mo em­pe­za­mos, les en­se­ña­mos có­mo se pue­den or­ga­ni­zar y có­mo se pue­den de­fen­der, pe­ro al mis­mo tiem­po pa­ra que eli­mi­nen los pre­jui­cios en con­tra de las mu­je­res o del de­re­cho del abor­to, en con­tra de la gen­te gay, pa­ra que com­pren­dan es­tos de­re­chos”. Así, la lu­cha con­ti­núa.

Do­lo­res Huer­ta pre­sen­ta un do­cu­men­tal so­bre su vi­da, es­pe­cial­men­te so­bre la lu­cha so­cial en fa­vor de los cam­pe­si­nos latinos en EEUU; en en­tre­vis­ta, de­ta­lla los cam­bios lo­gra­dos y las ba­ta­llas que fal­tan

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.