Por fal­so señalamiento, lo lin­chan en Gua­da­la­ja­ra

El Informador - - El Tema del Domingo -

La tar­de del pa­sa­do 24 de abril, Juan An­to­nio Ra­mos, de 59 años, sa­lió de su ca­sa, ubi­ca­da en la Co­lo­nia Obla­tos. Iba por co­mi­da pa­ra la fa­mi­lia en su día li­bre, re­cor­dó Car­los, uno de sus cua­tro hi­jos. “Iba a San Onofre por­que le gus­ta­ban mu­cho las car­ni­tas; de ahí se iba a re­gre­sar a la ca­sa. Él tra­ba­ja­ba co­mo guar­dia de se­gu­ri­dad”.

Sin em­bar­go, ya no vol­vió. En al­gún pun­to del tra­yec­to fue gol­pea­do por per­so­nas que lo se­ña­la­ron co­mo “ro­ba­chi­cos” por al­gu­na cau­sa. “De­cían que se que­ría ro­bar a un ‘diz­que ni­ño’, por­que ya des­pués nos en­te­ra­mos que era un mu­cha­cho de 16 años”.

Cuan­do Juan An­to­nio era en­ca­ra­do, una uni­dad de la Po­li­cía de Gua­da­la­ja­ra pa­só y los ofi­cia­les de­tu­vie­ron su pa­so pa­ra ver qué su­ce­día. “Se­gún eso vie­ron que to­do es­ta­ba bien y lo de­ja­ron ahí, pe­ro cuan­do se fue­ron una se­ño­ra de una es­té­ti­ca co­men­zó a gri­tar que lo aga­rra­ran. Ahí es cuan­do pa­só to­do”.

La­va­co­ches, apar­ta­lu­ga­res y ve­ci­nos de San Onofre co­men­za­ron a agre­dir­lo. Se unie­ron más per­so­nas y en­tre to­dos lo gol­pea­ron has­ta que la pa­tru­lla re­gre­só. Los agre­so­res in­clu­so le to­ma­ron fo­to­gra­fías y las pu­bli­ca­ron en re­des so­cia­les.

Los ofi­cia­les res­guar­da­ron a Juan An­to­nio y so­li­ci­ta­ron una am­bu­lan­cia, la cual lo lle­vó a la Cruz Ver­de. Al­guien le in­for­mó a su mu­jer lo que ocu­rrió y ella fue a su en­cuen­tro. Por los trau­ma­tis­mos que le pro­vo­ca­ron, fue tras­la­da­do a la to­rre de es­pe­cia­li­da­des del Ins­ti­tu­to Me­xi­cano del Se­gu­ro So­cial (IMSS).

En el área de trau­ma­to­lo­gía, de­tec­ta­ron frac­tu­ras en na­riz y en tres de sus cos­ti­llas. Tam­bién le rom­pie­ron to­dos los dien­tes. Se le pro­gra­mó una ci­ru­gía en 10 días, pe­ro du­ran­te ese tiem­po la frac­tu­ra en el tó­rax co­men­zó a per­fo­rar uno de sus pul­mo­nes

“Le dre­na­ron san­gre pe­ro no fue su­fi­cien­te. Di­je­ron que era me­jor ha­cer­le una tra­queo­to­mía y cua­tro días des­pués le dio un pa­ro car­dio­rres­pi­ra­to­rio. Mu­rió el 17 de ma­yo a las dos y me­dia de la ma­ña­na”.

La fa­mi­lia de Juan An­to­nio in­ter­pu­so una de­nun­cia an­te la Fis­ca­lía del Es­ta­do por el de­li­to de homicidio do­lo­so, pe­ro no les han mos­tra­do avances en las in­ves­ti­ga­cio­nes. “Mu­chos com­par­tie­ron la pu­bli­ca­ción, pe­ro des­pués se die­ron cuen­ta de que mi fa­mi­lia ha­bía de­nun­cia­do y to­dos bo­rra­ron la in­for­ma­ción”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.