Mo­men­to de com­prar mer­ca­do

El Informador - - Autos - Ser­gio Oli­vei­ra MO­TOR DE ARRAN­QUE

No es se­cre­to pa­ra na­die que lue­go de al­can­zar el pi­co his­tó­ri­co de 1.6 mi­llo­nes de vehícu­los ven­di­dos en 2016, la co­mer­cia­li­za­ción de au­tos nue­vos en Mé­xi­co es­tá a la ba­ja des­de ma­yo de 2017. Fa­bri­can­tes y dis­tri­bui­do­res a tra­vés de sus aso­cia­cio­nes, AMDA y AMIA, res­pec­ti­va­men­te, atri­bu­yen el he­cho prin­ci­pal­men­te al au­men­to de im­por­ta­ción de vehícu­los usa­dos y a la ma­yor di­fi­cul­tad de con­se­guir cré­di­to, lo que es par­cial­men­te cier­to. Lo in­tere­san­te es que ha­ce tan só­lo tres me­ses los prin­ci­pa­les pro­ble­mas eran, se­gún las mis­mas fuen­tes, la in­cer­ti­dum­bre an­te la ne­go­cia­ción del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio —o que co­mo quie­ra que se va­ya a lla­mar en la ocu­rren­te fu­tu­ra ad­mi­nis­tra­ción del país— y las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les. Hoy, re­suel­tos es­tos dos te­mas, las ven­tas si­guen a la ba­ja y si bien es cier­to que en sep­tiem­bre ca­ye­ron so­lo 1.5% com­pa­ra­das al mis­mo mes del año pa­sa­do, tam­bién es ver­dad que el nú­me­ro to­tal del año es 7.1% me­nor que du­ran­te los pri­me­ros nue­ve me­ses de 2017. Fal­ta ver có­mo cie­rra es­te pe­rio­do anual, pe­ro no hay que ol­vi­dar que se les “ol­vi­da” otro fac­tor muy im­por­tan­te pa­ra la caí­da de ven­tas.

En mer­ca­dos de paí­ses en desa­rro­llo, co­mo el me­xi­cano, la ma­yor par­te de las ven­tas se da en los seg­men­tos más ba­jos, de au­tos sub­com­pac­tos y com­pac­tos, ob­via con­se­cuen­cia del me­nor po­der ad­qui­si­ti­vo de la po­bla­ción. En esos seg­men­tos la caí­da anua­li­za­da de ven­tas es muy fuer­te, ba­jan­do 12.9% en los sub­com­pac­tos y 8.4% en los com­pac­tos. Los de­por­ti­vos ba­ja­ron mu­cho tam­bién, pe­ro la ca­li­fi­ca­ción de AMDA y AMIA pa­ra los de­por­ti­vos es tan ra­ra que po­nen el Seat León en la mis­ma ca­te­go­ría que el Ford Mus­tang, así que es me­jor no ha­cer­les ca­so.

Los ri­cos son más ri­cos

El fe­nó­meno es muy sim­ple de ex­pli­car: la ba­se de la pi­rá­mi­de es la más sen­si­ble a los pre­cios y va­ya que los pre­cios de au­tos en Mé­xi­co han subido. Ese in­cre­men­to, jus­ti­fi­ca­do por los fa­bri­can­tes co­mo con­se­cuen­cia de la subida del dó­lar, es en mi opi­nión el prin­ci­pal mo­ti­vo de la ba­ja de ven­tas, ya que los pre­cios más al­tos le pe­gan más du­ro jus­to al que me­nos di­ne­ro tie­ne. Prue­ba de ello es que el úni­co seg­men­to con au­men­to sig­ni­fi­ca­ti­vo de ven­tas en 2018 es el de au­tos de lu­jo, que ven­dió 9.1% más que en 2017. Las SUV y cros­so­vers tam­bién cre­cie­ron, pe­ro so­lo 0.7%.

Las ex­pli­ca­cio­nes de AMDA y AMIA son, co­mo co­men­té, par­cial­men­te cier­tas. Tan­to que la ven­ta de com­pac­tos en sep­tiem­bre pa­sa­do su­peró la de 2017 aun­que so­lo 1.5%, lo que le­van­ta un po­co el áni­mo pen­san­do en el úl­ti­mo tri­mes­tre, más que na­da en el Buen Fin, que ya su­peró a la Na­vi­dad en ven­tas.

Pe­ro se­rá muy com­pli­ca­do que el nú­me­ro de 2018 sea po­si­ti­vo. Las mar­cas aún creen que los pre­cios ne­ce­si­tan su­bir más y eso me pa­re­ce in­com­pa­ti­ble con el cre­ci­mien­to. Su ar­gu­men­to es que ne­ce­si­tan ma­yor ren­ta­bi­li­dad, al­go con­tra lo cual es di­fí­cil dis­cu­tir, sin em­bar­go, pe­se a que es el mer­ca­do gran­de con me­nor uti­li­dad en to­do el mun­do, el me­xi­cano no es un mer­ca­do que de­be ser to­ma­do a la li­ge­ra. Aban­do­nar­lo pue­de sa­lir muy ca­ro pa­ra las mar­cas. La que suba el pre­cio más que las de­más sim­ple­men­te sal­drá del mer­ca­do y vol­ver pue­de ser ca­rí­si­mo. Ge­ne­ral Mo­tors, con los pre­cios ini­cia­les del Ca­va­lier, son una prue­ba de ello. Hoy, con un pre­cio al con­su­mi­dor mu­cho más ra­zo­na­ble que al mo­men­to de su arri­bo, pa­só a ser una op­ción in­tere­san­te. Si GM es­tá ga­nan­do di­ne­ro con ese co­che no ten­go idea, po­si­ble­men­te es­té per­dien­do y es­ta es una con­se­cuen­cia de es­te mo­men­to en Mé­xi­co, con la gen­te con me­nor po­der ad­qui­si­ti­vo, cré­di­to más di­fí­cil, más au­tos usa­dos im­por­ta­dos ile­gal­men­te y ma­yo­res pre­cios, el que quie­ra se­guir con pre­sen­cia en un de­ter­mi­na­do seg­men­to pro­ba­ble­men­te ne­ce­si­te ha­cer es­to, ven­der uno que otro au­to con pre­cio me­nor al cos­to, pa­ra el bien de la mar­ca, por la sa­lud de sus dis­tri­bui­do­res, es­te es un mo­men­to en que va­rias mar­cas ne­ce­si­tan com­prar mer­ca­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.