Sha­ki­ra en­fren­ta una pe­sa­di­lla fis­cal en Es­pa­ña

El Informador - - Revista -

Sha­ki­ra es­tá a las puer­tas de ser acu­sa­da por un pre­sun­to frau­de fis­cal a pe­sar de que la es­tre­lla colombiana ya abo­nó más de 39 millones de dó­la­res para sub­sa­nar sus deu­das con el fis­co es­pa­ñol.

En un do­cu­men­to del 29 de no­viem­bre, que con­clu­ye un año de in­ves­ti­ga­ción y al que tu­vo ac­ce­so la pren­sa en Es­pa­ña, la fis­cal del ca­so tras­la­dó a la de­fen­sa su de­ci­sión de pre­sen­tar una que­re­lla con­tra Sha­ki­ra por con­si­de­rar que exis­ten he­chos que ame­ri­tan la con­si­de­ra­ción pe­nal de los pre­sun­tos de­li­tos.

Sha­ki­ra, quien re­cien­te­men­te con­clu­yó su gi­ra mun­dial El Do­ra­do, ale­ga que sus ac­ti­vi­da­des pro­fe­sio­na­les fue­ra del país en­tre 2012 y 2014 no de­ben de es­tar su­je­tas a im­pues­tos.

La Fis­ca­lía de Bar­ce­lo­na se­ña­ló en un co­mu­ni­ca­do en­via­do ayer que se en­cuen­tra en la fa­se fi­nal de es­tu­dio de las pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des por es­tos tres ejer­ci­cios fis­ca­les an­te­rio­res a 2015, el año que la can­tan­te tras­la­dó su re­si­den­cia fis­cal de Baha­mas a la ca­pi­tal ca­ta­la­na.

La ar­tis­ta de 41 años, cu­yo nom­bre com­ple­to es Sha­ki­ra Isa­bel Me­ba­rak Ri­poll, vi­ve en Bar­ce­lo­na con el ju­ga­dor del Bar­ca, Gerard Pi­qué, con quien co­men­zó una re­la­ción en 2011 y con quien tie­ne dos hi­jos.

Sha­ki­ra abo­nó en fe­bre­ro 20 millones de eu­ros por el con­cep­to de im­pa­gos a la Agen­cia Tri­bu­ta­ria es­pa­ño­la co­rres­pon­dien­tes a 2011, se­gún una por­ta­voz de su de­fen­sa que di­jo que la que­re­lla a la que se en­fren­ta la ar­tis­ta ex­clu­ye es­te ejer­ci­cio por­que los de­li­tos ya han pres­cri­to.

Pe­ro la ar­tis­ta sí ten­dría que res­pon­der an­te la jus­ti­cia por 14.5 millones pre­sun­ta­men­te de­frau­da­dos du­ran­te los tres ejer­ci­cios si­guien­tes. La por­ta­voz, quien no te­nía au­to­ri­za­ción para ser iden­ti­fi­ca­da en pren­sa, di­jo que Sha­ki­ra hi­zo es­te abono el mes pa­sa­do.

En un co­mu­ni­ca­do, la can­tan­te in­di­ca que su con­duc­ta en ma­te­ria de im­pues­tos siem­pre ha si­do “in­ta­cha­ble” en to­dos los paí­ses en los que ha te­ni­do que tri­bu­tar. Aña­de que ha re­gu­la­ri­za­do su si­tua­ción con las au­to­ri­da­des es­pa­ño­las y que abo­nó to­das sus deu­das a pe­sar de que has­ta 2015 nun­ca pa­só más de 183 días en Es­pa­ña, co­mo exi­ge la ley para fi­jar la re­si­den­cia fis­cal.

Se­gún las le­yes tri­bu­ta­rias es­pa­ño­las, de­be pa­gar im­pues­tos por ac­ti­vi­da­des den­tro o fue­ra del país to­da per­so­na que re­si­da en te­rri­to­rio nacional du­ran­te más de seis me­ses ca­da año o si el cón­yu­ge o hi­jos me­no­res de edad re­si­den en Es­pa­ña, sal­vo prue­ba de que re­si­dan en el ex­te­rior.

Has­ta 2015, se­ña­la el co­mu­ni­ca­do de la can­tan­te, Sha­ki­ra “pa­sa­ba lar­gas tem­po­ra­das con sus hi­jos en otros paí­ses y sin­gu­lar­men­te en Es­ta­dos Uni­dos, de don­de pro­ce­de la ma­yor par­te de sus com­pro­mi­sos la­bo­ra­les”.

“Al no exis­tir ya deu­da tri­bu­ta­ria pen­dien­te, el úni­co te­ma en dis­cu­sión en es­te mo­men­to es so­bre la co­rrec­ta in­ter­pre­ta­ción de la nor­ma en torno a cuán­do se ini­ció la apli­ca­ción del cri­te­rio de re­si­den­cia fis­cal en Es­pa­ña por par­te de la ar­tis­ta”, con­ti­núa el tex­to.

AFP

SHA­KI­RA. La in­tér­pre­te en­fren­ta gra­ves pro­ble­mas con el fis­co en Es­pa­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.