Lo que ne­go­cia­ron para que AMLO y Trump no se pe­lea­ran

El Informador - - Ideas - Car­los Loret de Mola A. (car­los­lo­ret@yahoo.com.mx)

Was­hing­ton, D.C.- El ob­je­ti­vo des­de el primer mo­men­to fue evi­tar que Ló­pez Obra­dor y Trump tu­vie­ran al­gún ro­ce. Con eso en men­te ne­go­cia­ron los equi­pos de am­bos la agen­da, los te­mas, los to­nos y las reunio­nes. Para lo­grar­lo, acor­da­ron de­jar fue­ra dos de los pun­tos cen­tra­les de la re­la­ción Mé­xi­co-es­ta­dos Uni­dos: se­gu­ri­dad y mi­gra­ción.

Fuentes de la Ca­sa Blan­ca que par­ti­ci­pa­ron en los pre­pa­ra­ti­vos del primer en­cuen­tro en­tre los pre­si­den­tes de Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos me con­fir­ma­ron que la idea siem­pre fue evi­tar cual­quier co­sa que pu­die­ra dis­pa­rar la per­so­na­li­dad ex­plo­si­va que com­par­ten am­bos man­da­ta­rios.

Por eso pla­nea­ron cui­da­do­sa­men­te que en nin­gún mo­men­to de la con­ver­sa­ción pri­va­da que sos­ten­drían AMLO y Trump pu­die­ran sur­gir te­mas co­mo los mi­gran­tes, los drea­mers, el tráfico de dro­gas, el de ar­mas, o cual­quier otro que sig­ni­fi­ca­ra al­gu­na in­co­mo­di­dad.

Los ne­go­cia­do­res de la Ca­sa Blan­ca, el De­par­ta­men­to de Es­ta­do, la Can­ci­lle­ría me­xi­ca­na y las em­ba­ja­das de am­bos paí­ses lle­ga­ron a la con­clu­sión de que lo me­jor era de plano evi­tar la con­fe­ren­cia de pren­sa e in­clu­so no rea­li­zar ni si­quie­ra la tra­di­cio­nal en­tra­da de un pull de pren­sa un par de mi­nu­tos a la Ofi­ci­na Oval para tomar las fotos de los man­da­ta­rios an­tes de su plá­ti­ca pri­va­da. No que­rían que por ahí al­guien sol­ta­ra un “¿quién va a pa­gar por el mu­ro?” y to­do se des­com­pu­sie­ra.

Así que só­lo ha­bría dis­cur­sos con­tro­la­dos. Y só­lo ha­bla­rían del nue­vo tra­ta­do co­mer­cial, T-MEC, y de la pan­de­mia.

Cuan­do es­tu­vie­ron fren­te a fren­te den­tro de la Ca-ca­sa Blan­ca, sin re­por­te­ros ni fo­tó­gra­fos que pu­die­ran rom­per la ar­mo­nía planeada, co­men­za­ron a con­ver­sar co­mo “dos ami­gous”, se­gún la des­crip­ción de las fuentes con­sul­ta­das.

Trump le con­tó a AMLO la es­tra­te­gia que ha usa­do para en­fren­tar la pan­de­mia y lue­go AMLO ha­bló de la su­ya. No hu­bo na­die que les re­cor­da­ra que sus ges­tio­nes ca­li­fi­can en­tre las peo­res del mun­do en en­fren­tar al co­ro­na­vi­rus, así que si­guie­ron pla­ti­can­do a gus­to. Ha­bla­ron en­ton­ces de la re­la­ción co­mer­cial, el T-MEC y las opor­tu­ni­da­des que abre para la re­gión. To­do ter­so, co­mo lo que­rían.

Para se­llar la plá­ti­ca pri­va­da, se dio el in­ter­cam­bio de ba­tes de béis­bol.

Lue­go en­tra­ron las co­mi­ti­vas. To­ma­ron la palabra Trumpy­trumpy en se­gui­da AMLO. Lue­go el vi­ce­pre­si­den­te Mi­ke Pen­ce y el can­ci­ller Mar­ce­lo Ebrard. Co­mo Pen­ce es el je­fe del equi­po de­sig­na­do por el go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos para en­fren­tar la pan­de­mia, ofre­ció ayu­dar a Mé­xi­co si ne­ce­si­ta­ba al­go. Ebrard le acep­tó la ofer­ta y le pi­dió su co­la­bo­ra­ción para con­se­guir más prue­bas diag­nós­ti­cas y para ase­gu­rar que cuan­do exis­ta una va­cu­na o un tra­ta­mien­to, nues­tro país ten­ga ac­ce­so rá­pi­do a ellos.

Ha­bla­ron bre­ve­men­te por el la­do es­ta­dou­ni­den­se el se­cre­ta­rio de Co­mer­cio Wil­bur Ross, el re­pre­sen­tan­te co­mer­cial Ro­bert Light­hi­zer y el sú­per ase­sor y yerno de Trump, Ja­red Kush­ner. Por Mé­xi­co, el je­fe de la Ofi­ci­na de Pre­si­den­cia, Al­fon­so Ro­mo; la se­cre­ta­ria de Economía, Gra­cie­la Már­quez, y la em­ba­ja­do­ra Mart­ha Bár­ce­na.

Hu­bo una au­sen­cia im­por­tan­te en esa se­sión. No fue ca­sua­li­dad. Des­de las pri­me­ras con­ver­sa­cio­nes Mé­xi­co ve­tó al po­de­ro­so ase­sor Ste­ve Mi­ller, el hal­cón an­ti­in­mi­gran­te y an­ti­me­xi­cano que le ha­bla al oí­do a Trump en los te­mas que, pre­ci­sa­men­te, se de­ja­ron fue­ra de es­ta reunión. A la ce­na con los em­pre­sa­rios sí asis­tió, pe­ro es­tu­vo ais­la­do ca­si en un rin­cón.

SACIAMORBO­S

El in­ter­cam­bio de re­ga­los es­tu­vo cer­ca de des­ca­rri­lar­se. Ló­pez Obra­dor es­co­gió traer­le a Trump una pe­lo­ta y un bat de beis­bol de­co­ra­dos con ar­te hui­chol. Pe­ro al ate­rri­zar en Was­hing­ton se die­ron cuen­ta que se da­ñó du­ran­te el vuelo. Fue re­pa­ra­do gra­cias a los bue­nos ofi­cios de un tra­ba­ja­dor de la em­ba­ja­da me­xi­ca­na en Was­hing­ton que, co­no­ce­dor del ofi­cio ar­te­sano, res­tau­ró las cha­qui­ras des­pren­di­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.