Bo­tón de emer­gen­cia y dé­fi­cit de per­so­nal mé­di­co

El Informador - - Ideas - Jaime Ba­rre­ra jba­rre­ra4r@gmail.com

El mar­tes pa­sa­do por la mañana, el go­ber­na­dor Enrique Al­fa­ro ad­vir­tió a los em­pre­sa­rios que for­man par­te del Con­se­jo Con­sul­ti­vo para la In­no­va­ción, Cre­ci­mien­to y Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble (Coincy­des), que di­ri­ge el em­pre­sa­rio Cé­sar de An­da Mo­li­na, du­ran­te un diá­lo­go a tra­vés de la pla­ta­for­ma Zoom, que de no cum­plir­se el es­ca­lo­na­mien­to de ho­ra­rios al que se com­pro­me­tie­ron las em­pre­sas para con­tri­buir a la dis­mi­nu­ción de con­ta­gios de CO­VID-19, no se po­dría pa­sar a la Fa­se 1 de reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca, e in­clu­so, en un pla­zo de 10 días se po­dría vol­ver a pa­rar to­da la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca, y tomar me­di­das de con­fi­na­mien­to so­cial más se­ve­ras que las exi­gi­das al prin­ci­pio de la pan­de­mia en el mes de mar­zo.

De esa for­ma, el go­ber­na­dor les ade­lan­tó a los miem­bros de Coincy­des la idea de la even­tual eta­pa que anun­cia­ría esa mis­ma tar­de, del “bo­tón de emer­gen­cia”, sin men­cio­nar­la por su nom­bre, y de paso des­li­zó el re­cla­mo de que la ini­cia­ti­va pri­va­da de Ja­lis­co no ha cum­pli­do ni al 10 por cien­to el es­ta­ble­ci­mien­to de ho­ra­rios es­ca­lo­na­dos para evi­tar la sa­tu­ra­ción de las uni­da­des de trans­por­te pú­bli­co, que es­tán con­ver­ti­das en ries­go­sos pun­tos de con­ta­gio. (Eso tam­bién se po­dría evi­tar obli­gan­do a las em­pre­sas a cum­plir su pro­me­sa de mantener en ser­vi­cio to­das las uni­da­des, pe­ro ese es otro te­ma.)

La so­la ad­ver­ten­cia de la po­si­bi­li­dad de dis­pa­rar ese “bo­tón de emer­gen­cia” de lle­gar al 50 por cien­to en la ocu­pa­ción hos­pi­ta­la­ria o su­pe­rar los 400 con­ta­gios de co­ro­na­vi­rus por ca­da mi­llón de ha­bi­tan­tes, sig­ni­fi­có otro cambio pen­du­lar en el tono del dis­cur­so del go­ber­na­dor en torno a la pan­de­mia. Si ha­ce ca­si un mes, cuan­do anun­ció la de­no­mi­na­da fa­se de la “res­pon­sa­bi­li­dad in­di­vi­dual”, que sig­ni­fi­ca­ba que ca­da ciu­da­dano de­bía cui­dar­se jun­to con sus fa­mi­lias (cambio en el que pa­re­ció in­fluir la cri­sis po­lí­ti­ca por el ca­so Giovanni y el uso obli­ga­to­rio del cu­bre­bo­cas), el go­bierno es­ta­tal pa­re­cía aban­do­nar la tu­te­la de la con­duc­ción en el manejo de la pan­de­mia para evi­tar cos­tos po­lí­ti­cos, el “bo­tón de emer­gen­cia” cons­ti­tu­ye una vuel­ta a la ru­ta ini­cial de en­du­re­ci­mien­to, ante el ca­da vez más pro­ba­ble es­ce­na­rio de que los hos­pi­ta­les se sa­tu­ren no só­lo de en­fer­mos de CO­VID-19, sino tam­bién de den­gue, en el que Ja­lis­co se co­lo­có ya en primer lu­gar al igual que el año pa­sa­do.

De­trás de es­ta ra­di­cal ad­ver­ten­cia, que se­gún los em­pre­sa­rios se­ría ca­tas­tró­fi­ca para mi­les de ne­go­cios, es­tá el gra­ve dé­fi­cit de per­so­nal mé­di­co para aten­der a los pa­cien­tes crí­ti­cos de co­ro­na­vi­rus. Por­que si bien el go­bierno es­ta­tal ase­gu­ra que se cum­plió con la re­con­ver­sión hos­pi­ta­la­ria y hay el nú­me­ro su­fi­cien­te de ca­mas, de na­da ser­vi­rá esa mul­ti­mi­llo­na­ria in­ver­sión si no se cuen­ta con los mé­di­cos que se­pan ma­ne­jar un ven­ti­la­dor y co­lo­car­lo en el pa­cien­te. Ha­brá que po­ner en eso lu­pa, ana­li­zar al­ter­na­ti­vas y pro­po­ner so­lu­cio­nes an­tes de que nos ha­ga cri­sis y su­ce­da lo que pa­sa en el Hos­pi­tal Lea­ño CO­VID, que tie­ne ya los equi­pa­mien­tos pe­ro no ha po­di­do com­ple­tar su plan­ti­lla de per­so­nal mé­di­co para ope­rar, por­que no hay quién res­pon­da a la con­vo­ca­to­ria. Es­te es el gran fac­tor que dis­pa­ró la idea ex­tre­ma del “bo­tón de emer­gen­cia”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.